En San Roque dejaron cenizas de Nelson Pinedo

En San Roque dejaron cenizas de Nelson Pinedo

El artista pidió en vida que sus restos quedaran en la iglesia de su barrio natal.

fg

El sacerdote Alex René Rodríguez depositando las cenizas en el nicho de la iglesia de San Roque.

Foto:

Guillermo Gonzalez / ADN

22 de noviembre 2016 , 11:14 a.m.

Mientras luchaba por superar un fuerte accidente cerebrovascular, una insuficiencia respiratoria y otra renal, Nelson Pinedo mantuvo el buen ánimo y durante los 17 días que permaneció hospitalizado en Caracas, le cantaba Señora bonita a las enfermeras que lo cuidaban.

Así lo recuerda Ricardo Campanella, médico cartagenero, radicado en Venezuela hace más de tres décadas, quien fue amigo del ‘Pollo barranquillero’ y lideró el grupo de galenos que lo llenó de atenciones hasta el momento de su partida. “Se mantuvo de buen genio y mamando gallo hasta la madrugada del 27 de octubre, cuando finalmente se despidió”, agregó con un suspiro y visiblemente conmovido el doctor.

Sucesos de toda índole, relacionados al legendario cantante barranquillero que salió de Rebolo para conquistar el Caribe con su voz fuerte y melodiosa, se compartieron durante la mañana de ayer en la iglesia San Roque. La cita comenzó a las 10:00 a.m., cuando el padre Alex René Rodríguez y monseñor Víctor Tamayo comenzaron la misa, que sirvió como antesala para depositar las cenizas de Pinedo en un nicho de la parroquia.

Decenas de personas del común, muchas de las cuales habitan en Rebolo y San Roque, se acercaron ayer a la iglesia para compartir condolencias con los familiares del ‘Pollo barranquillero’. “Mijo yo jugué trompo con tu papá”, “Me acuerdo que estudiamos juntos y volamos cometa. Después fue famoso pero me saludaba con el mismo cariño, fueron algunas de las frases que Carlos Pinedo escuchó sonriente al final de la misa. Conmovido y diciendo “gracias”, con un característico acento caraqueño, el hijo menor del artista, quien se estremeció con la actitud cálida de la gente.

También figuró ‘Paco’ Ariza, anciano que ante el asombro de muchos, ofrecía memorias USB con contenido musical: “aquí están los 271 temas que grabó Nelson Pinedo entre 1953 y 2006 con 18 orquestas y siete conjuntos. Esto vale 30 mil pesitos”, exponía rodeado de risas.

En 2011, cuando fue homenajeado en su ciudad, Pinedo, pidió que sus restos se quedaran en San Roque.
Terminado el acto litúrgico, un grupo de familiares, amigos íntimos y gente que nunca lo tuvo cerca, pero que lo estimó siempre, bajó a un subterráneo de la iglesia, donde las cenizas traídas de Venezuela se depositaron en un nicho, aún sin número y ubicado en el costado izquierdo del segundo pasillo.

Pinedo, el genio musical que universalizó el nombre de Barranquilla, demostró que el amor por su tierra pudo más que el de Carmela, el personaje de canción que desde los 50 lo ataba a La Habana. 

Barranquilla

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA