El clima en Barranquilla está para usar abrigo y bufanda

El clima en Barranquilla está para usar abrigo y bufanda

Frente frío golpea a la ciudad con ráfagas de viento helado que se sienten sobre todo en las noches.

fg

El fenómeno se sentirá hasta el mes de marzo, según pronósticos.

Foto:

Guillermo González / ETCE

18 de enero 2017 , 03:27 p.m.

Con una temperatura promedio de 23 °C que desciende un poco más en las noches, Barranquilla se ha convertido, por estos días, en una ciudad de abrigos y bufandas, donde existe el riesgo de tomar la primera ducha de la mañana entre temblores, si no hay un grifo de agua caliente.

Se prevén que estas condiciones atmosféricas se prolonguen una semana más debido a que el frente frío que la está ocasionando apenas comienza a alejarse hacia el este del mar Caribe, asegura el Centro de Investigaciones Oceaográficas e Hidrográfica (Cioh) de la Dimar.

Este frente frío trae consigo ráfagas de viento de hasta 60 kilómetros por hora, que en la ciudad son capaces de derribar árboles, desprender techos y hasta arrastrar una moto, como ocurrió la noche del martes en la carrera 21 con calle 64, cuando pequeño vehículo se deslizó desde la calzada donde su dueño la había estacionado y quedó a mitad de la vía ocasionando un trancón de varios minutos.

Esos vientos hacen que, en la zona costera, las olas aumenten de tamaño, y que las noches sean tan frías que encender el acondicionador de aire es apenas una reacción de costumbre, porque ni siquiera el encierro deja a los durmientes a salvo de la temperatura.

La masa de aire frío se acerca a una masa de aire caliente y al ser más denso, se mete por debajo del aire cálido y lo desplaza.

Isnardo Figueroa, un tendero del barrio San José que se caracteriza por atender a sus clientes en bermudas y camisetas, tuvo que sacar de su escaparate un abrigo cuello de tortuga que compró en un reciente visita a Bogotá y se ha visto obligado a usarlo la última semana, sobre todo por las noches. “Bacano los demás que se encierran, pero a mí me toca atender”, dice.

Y le ha tocado cerrar un poco más temprano de lo usual porque su vecindario, acostumbrado a los calores inclementes y a la reverberación del sol en el pavimento, ha dejado que por estas noches reinen la oscuridad y la soledad.

JAVIER FRANCO ALTAMAR
ADN
BARRANQUILLA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA