Arquitectas argentinas destacan proyecto del Gran Malecón del río

Arquitectas argentinas destacan proyecto del Gran Malecón del río

Gabriela Pastorino y María Egozcue diseñaron el centro de eventos y convenciones, Puerta de Oro.

Argentinas

Las arquitectas argentinas Gabriela Pastorino y María Teresa Egozcue, fueron las que diseñaron el centro de eventos y ferias de Barranquilla, Puerta de Oro.

Foto:

Vanexa Romero EL TIEMPO

18 de septiembre 2017 , 06:28 p.m.

“Puerta de Oro fue de alguna manera la semilla que empezó a darle la cara al río, y ojalá esto en 20 años sea otra ciudad”, sostiene la arquitecta argentina Gabriela Carmen Pastorino, una de las autoras de los diseños del centro de convenciones y eventos Puerta de Oro, edificación que es hoy un referente arquitectónico de la ciudad y el Caribe colombiano, y que hace parte del plan del Distrito para devolverle a los barranquilleros la mirada al río Magdalena.

Ella y su socia María Teresa Egozcue, hacen parte de la firma de arquitectos de Argentina Egozcue Vidal + Pastornino Pozzolo, con 50 años de experiencia que desarrolla diseños de proyectos en varios países como Chile, Perú, Nicaragua y Colombia.

Este par de arquitectas gauchas fueron quienes ganaron la convocatoria internacional, que hace 7 años el Distrito abrió para realizar los diseños del Puerta de Oro, aseguran que fue un proceso transparente y muy competitivo, en el que se presentaron unas 100 firmas, y al final quedaron 10 con las que tocó medirse en creatividad e ingenio.

“Nos conmueve ver que los espacios se estén usando como nosotros los pensamos y más. Lo que pensamos en un edificio que pudiera ser flexible y realmente es flexible”, dice Pastorino.

Ellas estuvieron en el país revisando los diseños de obras que ejecutan en Manizales, y no perdieron la oportunidad de regresar a Barranquilla a ver cómo va el centro de convenciones y hablaron sobre la importancia del plan de la Alcaldía de recuperar la mirada al río Magdalena.

Mirando el río

Recuerdan que hace 7 años cuando pisaron por primera vez el suelo barranquillero, encontraron una ciudad con una clara negación al río.

“Cuando vimos la posibilidades de estos terrenos, lógicamente estuvo en nuestro espíritu decir que no nos pase lo mismo que a Buenos Aires. Los bordes acuáticos son lugares especiales para la reunión de la gente. Porque el agua en si genera atractivo, y nosotras lo vimos como un potencial y por eso dijimos: Hay que despejar el borde del río para Barranquilla”, sostiene Egozcue.

No olvidan que hicieron parte de la discusión que se abrió sobre dónde ubicar el Puerta de Oro. Lo que inicialmente estaba pensado para La Loma, en un predio que tenía 90 metros de frente sobre el río, terminó en la zona norte de la vía 40 con un lote que cuenta con 400 metros de frente al río.

“Es decir 4 veces el frente fluvial que se podría hacer en el otro, y eso para la ciudad creemos que fue un beneficio. Es lo que se llama un ‘proyecto ancla’, tiene que generar similitudes, irradia valorización de las tierras vecinas”, agrega Egozcue.

Ellas coinciden en calificar este proyecto como un hecho refundacional de Barranquilla.

“La ciudad vuelve a nacer, prácticamente, cuando le empiece a dar devuelta la cara al río, y le empieza dar y le empieza a mirar y a compartir”, señala Pastorino.

Argentinas

Una parte del Gran Malecón fue recientemente inaugurado por el alcalde Alejandro Char.

Foto:

Vanexa Romero /EL TIEMPO

Reubicar de industrias

Con el desarrollo del Puerta de Oro y el gran malecón del río Magdalena, habrá toda una transformación del territorio, por lo que sugieren que las industrias que se encuentran en la Vía 40 entreguen el espacio que tienen frente al río a la gente, y comiencen a reubicar sus plantas a un parque industrial más alejado, tal como ocurrió en Buenos Aires, en donde las empresas despejaron el borde del río para la ciudad.

Las arquitectas destacan que mientras en Buenos Aires se tardaron más de 30 años en desarrollar a Puerto Madero, lugar emblemático y de los más valorizados de la capital argentina con vista al río de La Plata, en Barranquilla se avanza a buen ritmo gracias a la voluntad política de la Administración Distrital.

Sobre el desarrollo inmobiliario del sector de Puerta de Oro lo visionan como un proyecto exitoso, que permitirá comercializar torres de vivienda, oficinas y comercio, gracias a los 400 metros que tienen frente al río Magdalena.

“Hay aportes que necesita una ciudad que son los que terminan congregando la gente dándole identidad. Barranquilla tiene una identidad propia que está ligada al río, por eso debe tener su mirada hacia él”, puntualiza Pastorino.

Construir redes de andenes que mejoren la movilidad

Las consultoras argentinas consideran que el siguiente paso que debe seguir Barranquilla es armar es un buen sistema de peatonalización.

“Faltaría regularizar los andenes, que uno pudiera dar vuelta a la manzana sin estarse bajando y subiendo a la calle. Faltan andenes que sean continuos, que tengan escalones”, indica Gabriela Pastorino.Sostienen que espacios como los nuevos parques y el malecón frente al río, son lugares públicos de buena calidad, que deben estar conectados de andenes.

Leonardo Herrera D.
Redactor de EL TIEMPO
Barranquilla.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA