Un plato: Amen Ramen

Un plato: Amen Ramen

"(En Amen Ramen) hacen sus caldos a fuego lento y preparan a mano sus propios fideos".

fg

"La oferta de ramen es inmensa, incluida la vegetariana".

Foto:

Juan Manuel Vargas

19 de enero 2017 , 04:56 p.m.

Digamos que, en términos generales, el ramen es la versión japonesa de la legendaria sopa de fideos chinos. Digamos que llegó a Japón a principios del siglo XX, que se popularizó poco después de la Segunda Guerra Mundial y que en los años noventa se convirtió en el más grande fenómeno gastronómico de ese país, todo por cuenta de su desbordado consumo a nivel popular.

Digamos, además, que el ramen es una sopa oriental que a finales del siglo pasado se occidentalizó con tremendo éxito, al punto que ya forma parte de la oferta gastronómica de absolutamente todas las grandes urbes del mundo. Y eso, como era de esperarse, significa que su forma de preparación ya tiene miles de variaciones.

Todo esto para decir que en Bogotá ya hay varios lugares donde comer, tomar y sorber ramen (porque nada más rico que llevar la taza a la boca y sorber y sorber y sorber esos fideos) y que hay uno en particular que sorprende por su planteamiento, por su interpretación. Se llama Amen Ramen, abrió el año pasado y, como ya insinué, no propone la quintaesencia del ramen, pero logra servir en las mesas unas versiones muy sabrosas de la sopa-plato en cuestión.

Hablo de un trabajo hecho con juicio y esmero, en el que han cuidado dos aspectos fundamentales: hacen sus caldos a fuego lento y preparan a mano sus propios fideos (que en este caso se denominan noodles). Y solo eso ya es garantía de un buen ramen. Y por otro lado, no son para nada tacaños con las proteínas, ya sea cerdo, vaca o pollo, de la misma manera que todas las verduras que acompañan los platos, son de gran calidad.

Esta es la agradable propuesta de los chefs Isaac Monroy y Mar Díaz, que aprendieron todo este asunto en Nueva York y que se lanzaron con esta idea asiática con productos locales: las variaciones son increíbles y eso significa que estamos, una vez más, frente a eso que tantas veces se ha denominado como ‘cocina de autor’.

Se trata de un local bonito en una vieja casa de Chapinero Alto, de muy buen fogón, con lindo ambiente, al que –hay que decirlo– se le va la mano en lo descomplicado: el servicio puede ser cualquier cosa.

Hay mucha buena cosa. La oferta de ramen es inmensa, incluida la vegetariana. Recomiendo de entrada, por ahora, sus pork buns (pan hecho al vapor con cerdo caramelizado) y de fuerte, su ramen de tocino, huevo y aguacate. ¡Campeón!

¡Tan cosmopolitas los bogotanos: ya tomamos ramen con tocino y aguacate! ¡Tan amen ramen!

Amen Ramen

Cra. 6 #53-51, BogotáTel. 6318876

MAURICIO SILVA G.
Para CARRUSEL@msilvaazul

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA