Limonada de coco: Correr para no morir

Limonada de coco: Correr para no morir

Alberto Salcedo Ramos habló con la atleta cubana Ana Fidelia Quirós, doble medallista olímpica.

Correr para no morir

"Ana Fidelia Quirós se niega a pensar en su epitafio. Ella espera que su muerte esté lejana, y además prefiere que sean los demás quienes digan cómo habría que recordarla".

Foto:

Ilustración: Miguel Yein

05 de junio 2017 , 03:46 p.m.

Ana Fidelia Quirós se niega a pensar en su epitafio. Ella espera que su muerte esté lejana, y además prefiere que sean los demás quienes digan cómo habría que recordarla.

─Seguro en la lápida estará la palabra “campeona”.

Por toda respuesta, calla.

─Seguro estarán el lugar y la fecha de nacimiento: “Palma Soriano, 23 de marzo de 1963”.

Sigue callada.

─Seguro habrá alguna referencia a la velocidad…

En este punto interrumpe al interlocutor:

─Lo mío no era la velocidad sino la perseverancia.

─Entonces estaría la palabra “perseverancia”, aunque tal vez “tenacidad” sea una mejor elección.

─Yo era mala en el arranque y por eso no competía en cien metros planos. En cuatrocientos y ochocientos, sí, porque como tenía buen remate me reponía de la ventaja que me sacaban al comienzo.

Sería muy rebuscado escribir en la lápida que no todo lo que empieza mal, termina mal. Ana Fidelia vuelve a callar, pero esta vez sonríe. Mientras espera que claree para trotar por las calles de La Habana, bebe un poco de café. Son las cinco de la madrugada. Dejar de ejercitarse a estas alturas sería un suicidio, y ahí sí tendrían que hacerle el epitafio, dice sonriente.

─Muchos exatletas mueren jóvenes porque al retirarse de la competencia se vuelven perezosos. ¡Imagínate tú un cuerpo acostumbrado a las exigencias físicas y que de pronto se quede sedentario! ¡Eso mata!

─¿Cuánto corres hoy en día?

─Una horita. Eso es suficiente para mantenerme viva.

─Si a los 54 años corres para mantenerte viva, ¿por qué lo hacías a los doce, cuando empezaste?

Ana Fidelia supone que empezó a correr porque en su familia el deporte siempre fue importante: su padre practicó boxeo y su hermana y su hermano fueron atle-tas. También pudo haber llegado al atletismo por una simple sustracción de materia: era la única actividad escolar en la que sobresalía. Correr significaba ganar.

Al cumplir veinticinco años ya se había impuesto en casi todas las competencias importantes de medio fondo. Los expertos vaticinaban que ganaría la medalla de oro en los Olímpicos de Seúl '88. Pero Cuba se negó a participar en esos juegos por solidaridad con Corea del Norte. Así se frustró aquel sueño.

Cinco años después fue asaltada por la desgracia. De repente quedó atrapada en un incendio doméstico. Cuando sus vecinos lograron arrebatársela al fuego ya había sufrido quemaduras de segundo y tercer grado en el cuello, en un brazo, en el pecho, en las manos y en el abdomen. La prensa pronosticó el fin de su carrera.

Entonces se sometió a varias cirugías. Los médicos la consolaban con el argumento de que, aunque no volviera a correr, podría aspirar a una cierta calidad de vida. Ella guardaba en secreto la esperanza de salvar su carrera. Dos años después del percance, cuando nadie apostaba un céntimo por ella, ganó el Campeonato Mundial de Atletismo en Suecia, y luego volvió a ganarlo en Grecia.

Ana Fidelia Quirós camina ahora hacia la puerta que da a la calle. En las pistas siempre lució más alta de lo que es realmente.

─Apenas mido 1,65 –dice con una sonrisa.

El epitafio deberá añadir, entonces, que corrió para ser más grande. Antes de desaparecer por el barrio Miramar, suelta su conclusión:

─¡Nada de epitafios, muchacho! Yo me he pasado la vida corriendo, precisamente, para espantar a la muerte.

ALBERTO SALCEDO RAMOS
Para CARRUSEL

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA