'Nada me tortura más que el amor': Will Smith

'Nada me tortura más que el amor': Will Smith

El célebre actor habla sobre su nueva película y la muerte de su padre.

fg

"Estoy teniendo experiencias que me están permitiendo conectarme con emociones humanas más complejas y profundas, y como artista, yo soy mi herramienta".

Foto:

AP

15 de diciembre 2016 , 08:48 a.m.

Will Smith ha recaudado más de 7.000 millones de dólares en la taquilla global con sus películas, es uno de los artistas más respetados y buscados de Hollywood y su trabajo en la música y el cine ha sido reconocido con premios Grammy y nominaciones al Óscar y los Globos de Oro. Pero el actor de 48 años sigue anhelando desesperadamente una cosa: amor.

“Nada me tortura más que el amor”, confesó Smith hace unos días a un grupo de medios, incluido CARRUSEL, durante la promoción de su película Belleza inesperada, que se estrena en Colombia el próximo 5 de enero (aunque la fecha está sujeta a cambios) y que tuvo que rodar mientras su padre enfrentaba un cáncer que acabó con su vida el pasado noviembre.

El actor, que saltó a la fama hace 26 años con la comedia El príncipe del rap y que más tarde conquistó el mundo con cintas como Día de la independencia, se refirió por primera vez a su pérdida personal y reconoció que eso lo ayudó enormemente a interpretar a Howard, un exitoso ejecutivo publicitario que parece tener el mundo a sus pies hasta que el shock de perder a su hija de seis años lo deja literalmente desconectado del mundo. Con un profundo desprecio por el tiempo, el amor y la muerte, tres conceptos abstractos que alguna vez explotó en su trabajo publicitario y que ahora ve como sus peores enemigos, Howard pasa los días armando estructuras de dominó que destruye inmediatamente, y escribiendo cartas en las que ventila su sufrimiento.

“Mi experiencia durante el tiempo que trabajé en esta película estuvo marcada por el diagnóstico de mi padre con cáncer. Le dieron seis semanas”, señaló Smith, quien aún hablando de un momento tan doloroso tiene la capacidad de inyectarle humor. “Lidiando con la muerte de mi padre, la forma en la que respondo es con cosas como (adoptando una voz de mando) ‘Jada, no me estás queriendo lo suficiente’. O todo se reduce a ‘escuchen (en referencia a su familia), si vamos a morir, tenemos que pasar más tiempo juntos’. La fuerza del amor para mí es mucho más grande que la pérdida, la muerte, y mucho más que el castigo del tiempo”.

Según el propio Smith, hubo belleza en la confluencia entre los sucesos que rodearon su vida durante el rodaje y la propia película, aunque esta tiene un final esperanzador. “Fue de verdad un periodo hermoso para él y para mí, porque yo estaba en la mente de Howard, estudiando y leyendo todo sobre las respuestas de las diferentes religiones a la pregunta de ¿cómo nos recuperamos de este tipo de pérdidas?”.

“Will Smith es una estrella con un carisma sin paralelo”, dijo Michael Sugar, uno de los productores de Belleza inesperada y ganador del Óscar este año por En primera plana. “Me sorprendió la cantidad de comedia natural que Will encontró en este personaje que está sufriendo tanto”, añadió David Frankel, el director de la cinta.

Smith echó mano no solo de su experiencia personal, sino también de las enseñanzas del budismo y de la conmovedora historia de su asistente de vestuario, quien perdió a su bebé debido a un tumor en el cerebro, además de textos como el Libro tibetano de los muertos y Sobre la muerte y el morir, de Elisabeth Kübler-Ross. “Leí todo lo que pude para lidiar con el inevitable dolor de la muerte... Tuve la oportunidad de hacer eso como Howard, pero también de trabajar en ese mismo aspecto con mi padre”, dijo Smith. Su expectativa, señaló, es que la audiencia pueda sentir esa misma profundidad y potencial al ver la cinta. “La idea de pérdida y ese tipo de dolor en esta película me han cambiado para siempre”, añadió.

Smith fue el primero en decir sí al proyecto, lo que facilitó que los productores aseguraran un reparto de lujo que incluye a las dos ganadoras del premio de la Academia Helen Mirren y Kate Winslet, además de Keira Knightley y Edward Norton.

La historia ocurre en torno a Navidad, lo que le dio a los realizadores la oportunidad de recrear las luces y las decoraciones que hacen que esa época sea casi mágica en la capital del mundo. De hecho, la historia de Belleza inesperada, en la que el tiempo, la muerte y el amor adquieren forma humana, tiene cierto ingrediente de fantasía.

Esas interpretaciones más emocionales parecen venir de un artista completamente diferente al joven de Filadelfia que se abrió paso hace más de dos décadas rapeando sobre una vida glamurosa. Muy lejos, también, del tipo que combatía alienígenas en la pantalla grande. Smith lo ve simplemente como una evolución y, sobre todo, como la prueba del paso de los años: “Estoy teniendo experiencias que me están permitiendo conectarme con emociones humanas más complejas y profundas, y como artista, yo soy mi herramienta”.

El rodaje fue, sin duda, una experiencia transformadora para Smith, lo que lo hizo reflexionar sobre los otros momentos que han alterado por completo su vida. “Casi todos giran alrededor del amor”, reiteró. El nacimiento de su hija Willow, quien acaba de cumplir 16 años, vino a su mente. “Recuerdo que cuando Willow nació y me senté con Jada (Pinkett Smith, su esposa), solo mirándolas a las dos me sentí pleno. Fue la cantidad máxima de amor que he experimentado en mi vida. Fue lo más seguro, lo más puro y lo más feliz que he estado. Creo que ese sentimiento es el que he perseguido inconscientemente todos los días desde entonces”.

Will Smith es conocido por tener una filosofía en la que prioriza a la familia y un humor innato que siempre trata de resaltar el aspecto positivo de las cosas. Cuando su hijo Jaden protagonizó la nueva versión de Karate Kid, una cinta que él produjo con su esposa en el 2009, todos se mudaron a China durante cuatro meses para acompañar al chico en el rodaje. El actor ha dicho en varias ocasiones que prefiere abandonar su carrera antes de permitir que su matrimonio de 20 años fracase. Incluso la relación con su exesposa Sheree Zampino es tan amigable e inusual que inspiró una comedia de televisión, All of us. Ambos son padres de Trey, el mayor de los hijos del actor.

Un ser más complejo

El sentido del humor y el optimismo de los que hace gala Smith, sin embargo, no lo hacen infalible. Después del mal desempeño que tuvo Después de la Tierra, una película del 2013 dirigida por M. Night Shyamalan y que protagonizó con su hijo Jaden, el actor entró en un periodo depresivo en el que se replanteó su fijación de trabajar en proyectos que tenían asegurado el primer lugar en la taquilla. Esa experiencia lo abrió a personajes y proyectos más arriesgados.
“He tratado de mantener algunas piezas de esa exuberancia juvenil, pero las cosas que hago y que pienso son un poco más complejas que El príncipe del rap”, señaló al respecto.

Esa evolución también se ha visto en su música. Aunque el artista lleva años sin lanzar oficialmente una nueva producción, se la pasa grabando en el estudio. “Probablemente tengo 60 discos”, dijo. Smith ha trabajado con un sinnúmero de productores y músicos, incluyendo la banda colombiana Bomba Estéreo. “Estoy tratando de encontrar algo que pueda realmente expresar lo que quiero decir”, concluyó.

CLAUDIA SANDOVAL GÓMEZ
Para Carrusel

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA