Nicole Kidman: más fuerte que nunca.

Nicole Kidman: más fuerte que nunca.

A los 50 años, ha sabido reinventarse. Hablamos con ella de por qué la vida perfecta no existe.

Nicole Kidman

Todos sabemos que no hay una vida perfecta. Ni siquiera sé cuál es la definición de ‘perfecto’.

Foto:

Getty Images, Afp y cortesía HBO

26 de octubre 2017 , 01:00 p.m.

Parecía que sus mejores años habían quedado atrás. Que aquel 2006, cuando era la actriz mejor pagada de Hollywood, había sido una ilusión. Que se equivocó en muchas decisiones que tenían que ver con su carrera. Que se perdió en el camino.
Parecía. Porque Nicole Kidman (nacida en Honolulu en 1967, pero de ascendencia australiana y criada en ese país) acaba de corroborar ese dicho tan español que dice que “la que tuvo, retuvo”. Porque si se trata de renacer, nadie mejor que ella. Por eso el 2017, al menos cinematográficamente, debería ser recordado como el año en el que Nicole Kidman volvió por lo suyo y recuperó su esplendor.

Y no es solo una frase hecha. A los 50 años y más guerrera que nunca, consiguió una nominación al Óscar por su interpretación en Lion; fue una de las mujeres a las que el célebre fotógrafo Peter Lindbergh captó para el calendario Pirelli; estrenó para HBO la exitosa miniserie Big Little Lies, papel por el que le acaban de conceder su primer premio Emmy a mejor actriz protagonista, y se llevó otra estatuilla en calidad de productora en la categoría de mejor serie; desembarcó en el Festival de Cannes, el más importante del mundo, con cuatro películas (algo inédito) y recibió un premio especial concedido con motivo del aniversario número 70 del certamen. ¿Alguien duda de que este ha sido su año?

Kidman ha sido dirigida por grandes nombres como Stanley Kubrick, Gus Van Sant, Baz Luhrmann, Jonathan Glazer, Noah Baumbach, Park Chan-Wook y Werner Herzog, entre otros. Durante mucho tiempo cargó con el título de esposa de Tom Cruise, como si su talento no fuera visible. No fue hasta que interpretó a una presentadora de televisión arribista en To die for (Todo por un sueño, de Gus Van Sant) que se le reconoció su trabajo. Entre su larga lista de títulos figuran Moulin Rouge, Australia y la inolvidable Las horas, por la que obtuvo un Óscar a mejor actriz por su brillante caracterización de la atormentada escritora Virginia Woolf.

Big Little Lies

En 'Big Little Lies', Nicole Kidman interpreta a Celeste, una mujer con un matrimonio aparentemente perfecto que oculta una situación de maltrato doméstico.

Foto:

Getty Images, Afp y cortesía HBO

Ahora, Kidman se permite el lujo de apostar por directores noveles o poco ortodoxos con los que puede diversificar sus papeles en una industria, la de Hollywood, que suele castigar a las actrices que superan los 40 años. A Cannes llegó como institutriz en La seducción, de Sofía Coppola (en cartelera en Colombia); como extraterrestre en How To Talk Girls At Parties, de John Cameron Mitchell; como esposa siniestra en The Killing of a Sacred Deer, de Yorgos Lanthimos, y a las órdenes de Jane Campion en la inquietante miniserie Top of the Lake: China Girl II.

Casada con el cantante country Keith Urban y madre de dos niñas pequeñas y de un chico y una chica adoptados con Tom Cruise, Kidman ha asegurado que recibe agradecida sus 50 años (que cumplió en junio) y con absoluta plenitud. Hablamos con ella en Toronto, poco antes de que le concedieran el Emmy por Big Little Lies, donde encarna a Celeste Wright, una mujer que aparenta tener una familia perfecta, pero que en realidad es víctima de violencia doméstica. La miniserie está basada en el libro del mismo nombre de la australiana Liane Moriarty.

Nicole Kidman

"Cualquier iniciativa que ponga en evidencia la violencia doméstica y haga que se hable de ello, es bienvenida. Hay que denunciar. Es una vergüenza que esto suceda".

Foto:

Getty Images, Afp y cortesía HBO

Usted ha tenido la fortuna de disfrutar a sus hijos en edad preescolar. ¿Existen grandes diferencias entre lo que vivió y lo que se ve en la miniserie?

Sí. Obviamente, el mundo es muy diferente ahora. No tengo chicos en primer grado en este momento, tengo una en kínder y otra en segundo (risas). Pero estoy en esa etapa, lo cual es probablemente una de las grandes razones por las que me sentí atraída por esta historia. Aunque en primera medida lo que me atrajo fue que la autora es australiana. Leí el libro casi de una sola pasada, realmente muy rápido; y pensé que si se podía hacer esto para televisión, iba a ser una gran oportunidad para cinco actrices.

¿Se vio a sí misma como Celeste?

Liane Moriarty me vio como Celeste (risas). Cuando me reuní con ella en un lugar llamado Fratelli, en Sídney, y fuimos a tomar café, le pregunté si nos daba permiso para adaptar el libro. Le dije, ‘te prometo que Reese (Witherspoon) y yo haremos esto lo más fielmente posible’. Y ella me dijo que me daría los derechos del libro solo con la condición de que yo interpretara a Celeste. Así que me echó al agua. Y eso fue hace dos años y medio. Todo pasó como un torbellino. Este es, probablemente, el proyecto más rápido que he visto desarrollar.

Hay unas escenas muy fuertes con Alex Skarsgard, su esposo en la pantalla… ¿Hablaron mucho sobre cómo interpretar esa violencia?

Siempre he dicho que soy la peor actriz para explicar esta clase de escenas. Es que estoy demasiado inmersa en los papeles cuando los interpreto. No tomé ninguna precaución y solo quería que fuera muy real y auténtico. He leído mucho y he hablado con mujeres y sé mucho por mi trabajo con la ONU sobre violencia contra ellas. Por eso quería hacer que esta relación fuera tan verdadera como se retrata en la novela. Quería que tuviera la sensación y la emoción real, y eso me hizo sentir físicamente desgastada al final del rodaje. Fue duro. Cuando regresaba a casa podía ver magulladuras y moretones del personaje en varias partes de mi cuerpo. Y no era culpa de Alex ni nada de eso, era la forma en que rodábamos las escenas. No había dobles, éramos nosotros. Tras esas escenas yo iba a casa y me sentaba en el baño a llorar.

Entiendo que haya sido emocionalmente extenuante…

Todos sabemos que hay papeles complicados de interpretar por su concepto o antecedentes en la historia, pero todo lo que tenga que ver con maltrato y abuso contra un ser humano no deja de ser impactante.

Celeste, efectivamente, pasa por momentos muy dramáticos como esposa y mujer. Así que si esto le sucediera en la vida real a alguien, ¿qué consejo le daría?

Soy renuente a entrar en ese territorio porque es muy complicado. Lo que creo es que hay relaciones diferentes y son todas tan complicadas… Esta, la de la miniserie, lo es. Es extremadamente compleja. Y solo cuando ves las siete horas que dura la historia es cuando puedes hablar de ello porque arroja luz sobre muchas cosas. De igual forma, cualquier iniciativa que ponga en evidencia la violencia doméstica y haga que se hable de ello, es bienvenida. Hay que denunciar. Es una vergüenza que esto suceda.

Nicole Kidman

A los 50 años y más guerrera que nunca, consiguió una nominación al Óscar por su interpretación en Lion.

Foto:

Getty Images, Afp y cortesía HBO

Desde afuera se ve a estos personajes teniendo una vida perfecta. ¿Cree que en la vida real eso es posible?

Todos sabemos que no hay una vida perfecta. Ni siquiera sé cuál es la definición de ‘perfecto’. Creo que parte de lo grandioso de la vida es poder hablar y decir ‘sí, hay cosas que me dan miedo’. A muchos, mi vida les parecería perfecta, pero siempre he dicho que nada me ha venido fácil y siempre he tenido que trabajar duro. He tenido grandes pérdidas, así como bendiciones increíbles. Y mi labor ahora es compartir esas bendiciones, trabajar filantrópicamente por proyectos como Mujeres con la ONU y escuchar sus historias. Eso que estoy haciendo ahora muestra esas imperfecciones de la vida, que al final son lo que nos une, muestra nuestros defectos y nos impulsa a ayudarnos los unos a los otros. Como todos sabemos, en la vida hay una enorme cantidad de dolor, pero también una enorme cantidad de amor y alegría. Es un viaje difícil y la única manera de hacerlo es buscando y llegando a los demás.

¿Qué valora más en una amistad?

Mis amistades femeninas son muy importantes. Tengo suerte. Soy una de esas mujeres criadas por mujeres, así que me siento muy cómoda entre ellas. Tengo una hermana, tengo tías, tengo una mamá que es muy fuerte, tengo un hijo y tres hijas… hay una cantidad enorme de energía femenina en mi vida. De hecho, todavía soy la mejor amiga de la chica con la que crecí, mi vecina de al lado, Annette. Ella no trabaja en la industria, pero la conozco desde que tenía tres años y medio. Y seguimos siendo amigas. Eso es increíble. También tengo otras amigas así. Es un tesoro muy grande.

Nicole Kidman

Nicole Kidman en la serie Big Little Lies. 

Foto:

Getty Images, Afp y cortesía HBO

Mucha gente coincide en que usted es muy agradable y amigable. ¿Cómo aprendió a ser así?

Es interesante, porque mi esposo dice que no soy nada complaciente y digo lo que pienso. Además, no escojo roles para agradar a todo el mundo. Me crié de esa manera. Con padres liberales que defendían sus ideales y no trataban de conformarse o encajar con nadie si no les parecía justo. Creo que también he sido tan alta desde niña que siempre fue algo que me hizo sentir diferente. Pero soy profundamente sensible. Supongo que mi impulso principal en la vida es ser compasiva y amable. Tal vez por eso soy así.

¿Siente que es una persona idealista?

Hasta cierto punto, pero no dejo de ser realista. La cuestión es esta, todos estamos juntos, estamos aquí para ayudarnos y cuanto más podamos aportar amor y bondad, más haremos del mundo un lugar mejor. Y me encanta cuando estás caminando por la calle y sonríes a alguien. Y el solo hacer sonreír a alguien ya trae calidez a la vida. Así que eso es lo que trato de hacer. Pero también puedo estar muy asustada, y me refiero a querer que mis hijos estén seguros y que mi familia esté a salvo, y cuidando de mi mamá…

Nicole Kidman

Nicole Kidman durante la presentación de la serie Big Little Lies del canal HBO.

Foto:

Getty Images, Afp y cortesía HBO

¿Cómo va esa relación de madre e hijos?

Ah, mis dos hijas pequeñas son una dulzura de personitas. Me encanta salir de compras con ellas. Crecen muy rápido, así que trato de aprovechar verlas crecer.

Este ha sido un año inusualmente ocupado para usted, con proyectos y roles muy diferentes como el de 'The Killing of a Sacred Deer', junto a Colin Farrell. ¿Cómo ha sido ese proceso de integrarse a cada uno de esos roles?

Para mí, esa variedad es como una necesidad, por decirlo de alguna manera. Porque yo había hecho Big Little Lies y Sacred Deer, así como La seducción y Top of the Lake, y aunque todos tienen un nivel de exigencia, fue especialmente con Big Little Lies que me había sacudido más profundamente a nivel emocional. Luego rodé Top of the Lake, que fue un reto por las capas emocionales de intriga que tiene la serie. Y quería hacer algo que tuviera sentido del humor para no sentir tanto el peso de mis personajes, pero no se me ha dado aún. Lo más liviano en términos emocionales es lo que estoy rodando actualmente, Aquaman, que es la única película a la que he podido llevar a mis hijas a que me acompañen y les ha encantado. Es la única en la que se han podido sentar tras los monitores y mirar junto al director lo que estoy haciendo, y ya una de ellas hasta quiere ser directora (risas).

Usted parece tenerlo todo ahora.

No lo tengo todo...

¿Qué le hace falta?

Siento que tengo un equilibrio ahora mismo. No creo en la frase tenerlo todo, porque ¿qué es todo? Hay ciertas cosas que son difíciles también, con las que estoy luchando como cualquier persona y que hacen parte de la vida. ¿Así que lo tengo todo? No, pero estoy en el camino de lo bueno y lo malo con una enorme cantidad de amor y apoyo en mi vida y tengo un marido maravilloso y dos hermosas niñas y dos chicos ya adultos que son felices. Así que en ese sentido eso es bueno. Pero ya sabes, también está el viaje de la vida, que abarca tantas cosas, lindas y también duras, y hay que vivirlas.

Por Mario Amaya
Para CARRUSEL
Toronto

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA