Michelle Williams, una madre coraje

Michelle Williams, una madre coraje

La actriz interpreta a una mujer que lucha por recuperar a su hijo en ‘Todo el dinero del mundo’.

Michelle Williams

Michelle Williams interpreta a Abigail Harris Getty, en 'Todo el dinero del mundo'. En la cinta, su hijo John Paul Getty III, nieto del magnate petrolero J. Paul Getty, es secuestrado.

Foto:

Claudio Iannone / Diamond Films

28 de marzo 2018 , 02:58 p.m.

Un Globo de Oro y cuatro nominaciones al Óscar después, ya nadie duda de que Michelle Williams (Montana, EE. UU., 1980) es una de las actrices del momento en Hollywood. La estatuilla dorada se le resiste, pero todo hace presagiar que tarde o temprano llegará a sus manos dada su comprobada capacidad para aceptar papeles de impacto. Ya lo hizo en Brokeback Mountain (2005), donde dio el gran salto (y donde conocería al malogrado Heath Ledger, el padre de su hija Matilda) y en otros filmes que no han hecho más que demostrar su talento: Blue Valentine, Mi semana con Marilyn (en la piel de Marilyn Monroe) y Manchester frente al mar.

Esta vez, Williams recibió el favor de la crítica y consiguió una nueva nominación al Globo de Oro con Todo el dinero del mundo, dirigida por el aclamado realizador y productor británcio Ridley Scott (Thelma & Louise, Alien, Gladiator, Blade Runner), pero no le alcanzó para competir en las quinielas por el Óscar. Aun así, hay unanimidad en cuanto a la fuerza de su papel. En la cinta interpreta a Abigail Harris Getty, cuyo hijo de 16 años, John Paul Getty III, nieto del magnate petrolero J. Paul Getty, en ese momento la persona más rica del mundo, fue secuestrado en 1973.

La película, que se estrena este jueves 22 de marzo en Colombia, no ha estado exenta de polémica. No solo porque recrea oscuros secretos de la que fuera una de las familias más poderosas de Estados Unidos en ese entonces, sino porque Scott borró de un plumazo a Kevin Spacey, quien interpretaba al magnate, después de que se desatara el escándalo por los supuestos abusos sexuales en los que se vio involucrado. Christopher Plummer lo sustituyó en tiempo récord y Williams tuvo que volver a rodar algunas escenas.

Al investigar a Abigail Harris Getty, ¿qué le llamó la atención de ella?

Inmediatamente después de recibir la propuesta para incorporarme a la película me puse a investigar sobre ella y miré todo lo que pude. En los videos suyos de aquella época hay algo acerca de su franqueza y de la precisión de su lenguaje que me resulta intrigante. Tenía una personalidad muy directa. En realidad, se mantuvo entera. Demostró una fortaleza enorme. En la situación en la que se encontraba, si perdía la cabeza o se ponía muy sentimental, entonces no habría podido acercarse más a su objetivo, que era recuperar a su hijo con vida. Sabía que mantenerse bien enfocada en sus objetivos y actuar en consecuencia lo salvaría.

La película muestra cómo la prensa insinuó que Abigail no era una buena madre porque no era sensible…

Ella trató de mantenerse entera, pero eso, para su sorpresa, resultó contraproducente en la prensa. Ser sensible no le iba a servir a la situación en la que se encontraba. Pero eso no era lo que los medios querían de ella en ese momento. Querían una especie de telenovela, y Abigail era una mujer muy preparada y experimentada que no iba a caer en eso. Quería tener autoridad y que la tomaran en serio. Como a cualquier hombre.

Algo que unía a su personaje con la familia Getty era el miedo… El miedo de ella a perder a su hijo y el temor del magnate de pagar el rescate y parecer débil…

Es cierto. Tanto Abigail como J. Paul Getty tenían miedo de que se aprovecharan de ellos. Es una lucha entre lo emocional y lo práctico, entre pensar con la cabeza y pensar con el corazón. La mayoría de nosotros, especialmente si eres padre, tomaría una decisión con el corazón. Pero al tratarse de su suegro, ella estaba lidiando con alguien con quien suplicar no servía de nada. A J. Paul Getty solo le importaban los números. Todo a su alrededor era financiero, nada de emociones. Ese era el territorio en el que la familia se manejaba.

¿De qué modo el hecho de ser madre ha afectado sus papeles maternales?

Al ser madre, aprendes mucho sobre el amor, y gran parte de las películas giran en torno a la conexión entre dos personas y eso, a menudo, involucra amor. Entonces, como actriz consideras a tu personaje desde ese punto de vista: ¿De cuántas maneras puedo entender a esta persona? ¿De cuántas maneras puedo ponerme en sus zapatos? Creo que eso está intrínsecamente relacionado con la crianza de los hijos. Cuando eres padre, de repente sientes que tu corazón vive fuera de tu cuerpo y es susceptible y está abierto.

¿Cómo fue actuar en una película de Ridley Scott?

Básicamente, tienes que ir al set con el almuerzo preparado porque no tienes descansos. ¡Tienes que asegurarte siempre de tener suficiente comida contigo! Nadie en el estudio usaba sus teléfonos celulares, nadie tenía tiempo para aburrirse o para hacer otra cosa que no fuera su trabajo. Yo estaba en el cielo. Fue el mejor momento de mi vida. Pensé: ‘¡quiero hacer esta película para siempre!’ Era como si cada escena fuese una obra de teatro. La manera de trabajar fue genial y satisfactoria. Sentí que todo fluía
.
Texto cortesía de Diamond Films.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.