Editorial: ¿Quiere detener el mundo y bajarse?

Editorial: ¿Quiere detener el mundo y bajarse?

"Es vital ser conscientes de nuestro desgaste y de nuestro mantenimiento".

fg

"'Paren el mundo, que me quiero bajar'. Esa célebre frase de la pequeña y sesuda Mafalda es una expresión que demuestra nuestra desesperación cuando nos dejamos ganar la carrera por el día a día".

Foto:

Rodrigo Sepúlveda

04 de octubre 2016 , 03:45 p.m.

"Paren el mundo, que me quiero bajar". Esa célebre frase de la pequeña y sesuda Mafalda es una expresión que demuestra nuestra desesperación cuando nos dejamos ganar la carrera por el día a día, por lo urgente mas no lo importante, por las largas jornadas laborales, por los interminables compromisos sociales, por las deudas apabullantes, por el inclemente reloj que corre desesperado.


Y ahí vamos, enredados en un mundo que solo nos aporta estrés, cansancio, agotamiento... Y cuando nos damos cuenta estamos fundidos, enfermos y, como es lógico, en nuestro sistema económico y social quedamos fuera…


Y ¿a quién le importa? A nadie. Solo a nosotros, que con mucho dolor vemos cómo quedamos fuera de funcionamiento. Por eso es vital ser conscientes de nuestro desgaste y de nuestro mantenimiento. Y saber detener el mundo a tiempo. No para bajarnos, sí para reencontrarnos, para buscar ese norte que a veces se pierde, para tomar aire y actuar y, lo más importante, para hacer un corte de cuentas y quedar satisfechos con nuestra existencia.


En nuestra edición de hoy presentamos a la modelo Catalina Aristizábal, quien junto a su familia decidió hacer “una pausa en el camino para revaluar, programar, emprender nuevos proyectos” –dice ella–. Y añade: “Este es un momento que necesito para reconectarme, para darle tiempo a mi familia y también para enriquecer mis pasiones”.


Es una forma de volver a ver las oportunidades y de encontrar nuevos motivos. Claro está, no para todos puede ser un año sabático, como lo hará esta familia en busca de su sueño compartido. Pero basta con una pausa o quizás sean suficientes los días de vacaciones para desconectarse, darse espacio para pensar (o mejor, para no pensar), para recapitular nuestra forma de vida y para aprender y crecer, dos palabras que siempre deben estar en nuestra agenda.


Siguiendo los pasos de Catalina llegamos a Miami (Florida), su nuevo hogar, y nos encontramos con un destino con una vibrante y movida vida cultural. Aprovechamos para contarles las novedades que no deben perderse en su próximo viaje a la Ciudad del Sol.

Adriana Garzón

Directora de CARRUSEL

adrgar@eltiempo.com

@adricarrusel

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA