Vacaciones en paz

Vacaciones en paz

Siete claves para que tus viajes en familia transcurran en armonía y sin estrés.

vacaciones en familia

Los viajes no son el espacio para arreglar problemas familiares que no se han tratado de solucionar previamente.

Foto:

123RF

07 de julio 2018 , 10:15 a.m.

Si viajas con un hijo que no se despega del celular, un esposo que se queja del hotel y una hija que solo se lamenta, no desesperes. Hay solución. Sabemos que los viajes en familia (ese concepto tan amplio y diverso) pueden llegar a ser una catástrofe: peleas, insatisfacciones, discusiones y malas caras... Aquí van 7 claves para que el periodo de descanso con ellos sea pura armonía.

1. Escoger un destino para todos

Lo mejor a la hora de organizar la logística del viaje es dejarlo todo en manos de una sola persona. Aún así, es importante decidir el lugar de destino teniendo en cuenta la opinión y los gustos de cada uno de los miembros de la familia. En caso de viajar con niños, la gerente de la agencia Opciones Turísticas, Yolima Vargas, aconseja un plan que incluya actividades específicas para ellos: “Por ejemplo, las visitas a parques –naturales y de diversiones– y los cruceros permiten actividades para grandes y chicos, donde todos pueden disfrutar a su manera”.

2. Planeación por comodidad

Los primeros inconvenientes de un viaje aparecen en carretera o en el aeropuerto a la hora de hacer el check-in, pues es en esos instantes cuando notamos que hemos olvidado el vestido de baño, la cámara o, mucho peor, el pasaporte. Estas situaciones generan molestia con uno mismo y con otros, lo que vuelve incómoda la convivencia. Para evitarlo, el gerente de comunicaciones externas de la aerolínea Wingo, Juan Sebastián Molano, nos da las siguientes recomendaciones:

  1. Ten en cuenta el tipo de ropa que necesitarás según el destino y la duración del viaje.
  2. Si viajas con niños recuerda que debes llevar su registro civil autenticado, o su tarjeta de identidad original, dependiendo de la edad.
  3. Si tus planes incluyen salir del país, no olvides que los niños también requieren pasaporte y/o visa según aplique.

Igualmente, la psicóloga Beatriz Collantes recomienda planear con anterioridad uno a uno los detalles del viaje, como el transporte y el hospedaje, pues al tener claras las condiciones de comodidad en todos los contextos se mitigan las inconformidades, que bien podrían ser un factor desencadenante de futuros inconvenientes y discordias.

3. Menos es más

Aunque las vacaciones con abuelos, tíos y primos pueden ser una oportunidad para pasar tiempo de calidad con familiares lejanos, se recomienda evitar la planeación de viajes con muchas personas. No solo por el tema de organización y diversidad de gustos, sino porque a la hora de tomar decisiones se pueden presentar choques de egos y opiniones.

4. Actividades individuales

Viajar en familia no significa pasar 24 horas juntos. Las vacaciones también representan espacios para cada uno. Es importante que los padres no obliguen a los hijos a realizar todas las actividades en grupo, pues, según la psicóloga Beatriz Collantes, mientras ellos suponen serán días de integración y participación, los adolescentes pueden tomarlo como espacios de aislamiento y disfrute personal. Una solución es conocer previamente al viaje las expectativas, determinar horarios para el uso de dispositivos móviles y definir reglas. Asimismo, en ocasiones es necesario plantear momentos exclusivos para la pareja.

5. ¡Adiós al trabajo!

Contestar llamadas, revisar el correo y pensar en el trabajo son las principales causas del fracaso de las vacaciones familiares, pues no solo estropeas tu tiempo de descanso, sino que también indispones el de tu familia. “Planear unas vacaciones y no lograr separarse mentalmente de las actividades laborales es una falta de respeto con la familia, que siente la ausencia por la poca integración familiar”, asegura Beatriz Collantes. Esta debe ser la primera regla para garantizar unas vacaciones perfectas.

6. Adiós, tareas escolares

Muchas veces las vacaciones se ven estropeadas por los trabajos escolares que se deben realizar durante la temporada de receso. Los niños no disfrutan a causa del estrés y los padres subestiman la reacción de sus hijos. Para lidiar con estas situaciones, Collantes propone a padres e hijos dedicar un tiempo antes del viaje al cumplimiento de estas metas académicas.

7. Los viajes no solucionan conflictos

Si planeas un viaje familiar con el objetivo de arreglar los problemas intrafamiliares que no se han tratado de solucionar previamente, has escogido la opción incorrecta. La psicóloga Beatriz Collantes hace énfasis en este punto, pues los roces y discusiones sin resolver seguirán presentándose sin importar lugar y tiempo. “Cualquier comentario, comportamiento, mirada o silencio elocuente podrá ser un disparador que dañe el momento e incomode a otros”.

Paula Hernández Vargas
@pauhv_13
Revista Carrusel

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.