Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

Comer en Londres, ¿más barato que en Bogotá?

Por: |

Reconocido chef, Jamie Oliver

Jamie Oliver, uno de los chefs más famosos del mundo, si no el más.

Mauricio Silva compara precios después de ir a uno de los restaurantes de Jamie Oliver.

Por la fortuna de mi vida y la ayuda de un par de 'tarjetazos' gustosamente irresponsables, fui hace unos días a recorrer las calles de esa 'bacanzota' ciudad que se llama Londres y a visitar un par de restaurantes de buen nivel, sumados a todos esos comedores chéveres que ayudan a equilibrar la billetera porque, como bien se sabe, la capital inglesa es una de las más caras del mundo.

Sin embargo, como ya me ha pasado con otras ciudades del primer mundo, tampoco resulta tan escandalosa en comparación con los precios de los restaurantes bogotanos.

Todo esto va a que, entre los locales de renombre que visité, logré una mesa en el Jamie's Italian, que es uno de los restaurantes de Jamie Oliver, uno de los chefs más famosos del mundo, si no el más.

Para ubicar a los lectores, Oliver es un cocinero inglés de 37 años que fue lanzado al estrellato en el programa de televisión El cocinero desnudo, quien en el 2000 empezó a hablar de la creatividad con sencillez en las preparaciones, quien lanzó un proyecto llamado 15 -orientado a educar a quinceañeros- y quien mejoró la calidad de la comida de los colegios públicos de Inglaterra y, de paso, la cultura gastronómica británica. Su cocina es una mezcla de italiana con oriental y, en realidad, todo lo que hace es muy gustoso.

A su local fuimos tres personas: mi esposa, la amiga que nos hospedó (porque pagar buen hotel en Londres si es asunto de ricos) y yo. Pedimos tres entradas: unos hongos gratinados con yerbas, unas aceitunas increíbles en cama de hielo y tepanade, y unos calamares apanados con una salsa tártara muy especial. En los fuertes, todos nos fuimos por las pastas (primavera, bolognesa y 'di mare', todas muy ricas), más las bebidas (sin vino) y dos postres (brownie con un helado especial y un tiramisú un poco extraño). La pasta de nuestra amiga no la cobraron porque había pedido tagliatelle y le trajeron espagueti. Con todo y eso, la cuenta salió por 53 libras (ver foto), que al cambio de hoy es algo así como $153.000.

Pero aquí estamos locos. En nuestra adorada Bogotá, que está lejísimos de ser una ciudad como Londres, muy difícilmente comen tres con esa plata, con entrada, plato y postre, en un buen restaurante.

Y claro que Londres tiene sitios que solo pueden pagar los jeques. Pero sorprende que un local regentado por la estrella de los últimos años, de tan buena calidad, tan bonito, tan bien atendido y en Londres, salga más barato que 100 locales pretenciosos de Bogotá.

El tema es que aquí cobran como si además saliéramos del restaurante y camináramos por la Tate Modern, por el Parlamento y su Big Ben, por el British Museum, por el London Bridge, por Hyde Park y los otros 15 parques hermosos, por Covent Garden, por la ribera del Támesis, por los siete estadios de primer nivel y por toda esa cantidad de teatros y su oferta de entretenimiento, solo por decir lo obvio.

A ver. Estamos en Bogotá. Bájenle a la nota... y a las cuentas, por favor.

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.