Menos códigos, más educación / Voy y vuelvo

Menos códigos, más educación / Voy y vuelvo

Sancionar a alguien por ensuciar la calle o hacerse pipí carece de todo sentido común.

Código de Policía

Eso de que hecha la ley hecha la trampa nos ha convertido en una sociedad de avivatos.

Foto:

César Melgarejo / El Tiempo

09 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Siempre he creído que existe un exceso de normas en nuestra sociedad que son las que, en últimas, terminan generando más impunidad y, por ende, más hechos de corrupción.

Un ejemplo claro, y lo repetí aquí varias veces, es el recién expedido Código de Policía, el mismo que establece multas de todo orden y hoy tiene encartados a los secretarios de Gobierno del país porque nadie sabe qué va a pasar con los recursos que deja el cúmulo de sanciones allí establecidas, pues no se ha definido bien su destino por parte del Gobierno Nacional.

Como ya se sabe, hay castigos para todo tipo de conductas. Algunas darían hasta vergüenza en sociedades más cultas y menos proclives a esa laxitud con que aquí vemos las cosas. Sancionar a alguien por ensuciar la calle o hacerse pipí carece de todo sentido común. Pero, qué le vamos a hacer, acá no importa expresar en la calle el talante de las enseñanzas en el hogar, y creemos que todo se arregla tocándoles el bolsillo a los maleducados.

Pero, hoy quiero referirme en particular a lo que al parecer viene sucediendo con ciertas multas de tránsito que se han convertido en un verdadero hazmerreír. Yo pensaba que con tanta modernidad, tanta tecnología y con funcionarios idóneos, el asunto de los tramitadores en las oficinas de Movilidad y Tránsito era cosa del pasado. Y confieso que me alegré cuando vi que se expedían normas para que los conductores borrachos perdieran su pase hasta por un año y se les impusieran sanciones millonarias para que cogieran escarmiento.

Más recientemente, se informó que en cumplimiento de la ley, las autoridades distritales iban a comenzar a aplicar con rigor la sanción de retirar la licencia de conducción por un tiempo a quienes cometieran mínimo dos faltas en el semestre. Duro, sí, pero ahí está la norma. ¿Qué pasó? Ni lo uno ni lo otro.

Un taxista con el que tuve ocasión de charlar un buen rato esta semana me contó cómo lo de los tramitadores sigue siendo una plaga en Paloquemao, sin control alguno. Ellos, según me dijo, consiguen borrar multas, tarjetas de control para taxistas y hasta licencias completamente legales, solo que con información y fotografías falsas.

Así como lo oyen: hay algunos taxistas que, por haber sido sancionados con el retiro de sus licencias por varios años (para ellos la sanción es mayor por conducir borrachos dado que prestan un servicio público), se las han ingeniado para conseguir datos de personas que no hayan tramitado aún la licencia de conducción, utilizan esos datos y luego ponen la fotografía del conductor interesado en el trámite, y listo.

“En el gremio se las conoce como licencias ‘chapeadas’. Yo tengo tres amigos que trabajan así”, me relató el hombre. Cuando le dije que eso era muy fácil de detectar por parte de la Policía, me respondió: “Para nada, los policías nunca verifican los datos, solo miran la foto y listo”. Así, las multas y sanciones permanecen en el sistema, pero con un documento ‘chapeado’ siguen trabajando mondos y lirondos. Igual sucede con los borrachitos; aunque nunca paguen la multa, consiguen licencias para suplir aquellas que quedan inhabilitadas por un año.

Por eso no es raro cuando en ciertos operativos policiales aparecen conductores acumulando millones de pesos en sanciones, pues, como me dijo el mismo taxista, las multas permanecen, pero los papeles chimbos hacen que la gente pueda seguir manejando sin sonrojarse. Y, coincidencia o no, estos conductores suelen ser de vehículos de servicio público.

Se pregunta uno, entonces, ¿para qué tanta sanción, para qué tanta norma, para qué tanto código si lo que nos hace falta es gente honesta?

Y esa solamente se forma en la casa.

Ernesto Cortés Fierro
Editor Jefe EL TIEMPO
@ernestocortes28
erncor@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA