No, no todo se vale / Voy y vuelvo

No, no todo se vale / Voy y vuelvo

Acompaño su indignación. Pero no se vale acudir a la barbarie para rechazar la barbarie.

fg

No se puede insultar y ultrajar a quienes hoy, aunque no nos guste, tienen el amparo de la ley para asistir a la Santamaría.

Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

28 de enero 2017 , 06:57 p.m.

No, señores animalistas, no todo se vale. Se puede protestar contra el maltrato a seres indefensos. Nadie debería oponerse a ello. Y en el caso de los toros, el espectáculo es tan hermoso como sangriento cuando comienza la corrida. Por eso los entiendo. Por eso acompaño su indignación. Pero no se vale acudir a la barbarie para rechazar la barbarie. No se puede insultar y ultrajar a quienes hoy, aunque no nos guste, tienen el amparo de la ley para asistir a la Santamaría. Y mientras las cortes amparen ese derecho, no somos los llamados a imponer justicia o maltratar y arremeter sin contemplación.

No, señores antitaurinos, no todo se vale. Ustedes pueden lucir camisetas aterradoras, usar frases fuertes contra las corridas de toros, desnudarse y pintarse de rojo. Eso se llama libertad. Y la ley les ampara ese derecho a ustedes y a los colombianos. Pero no es con agresiones físicas, golpes, robos y escupitajos como ganarán el respeto y solidaridad de la mayoría. No es de esa manera como querrán que se les registre su indignación. Y si permiten que esto ocurra, flaco favor harán a la causa.

(También: Criminalizar el maltrato animal es populismo punitivo: Fiscalía)

No, señor Alcalde, no es amenazando con criminalizar la protesta como se combate la protesta. Usted tiene múltiples herramientas para hacerles frente a los criminales que se hacen pasar por antitaurinos para sembrar el caos. Haga uso de ellas con responsabilidad y no caiga en la provocación.

No, señor Gustavo Petro, no todo se vale. Usted no se puede aprovechar de las circunstancias para impulsar su campaña política. Le falta grandeza a la hora de reconocer que usted y el alcalde Peñalosa están en el mismo bando, así le duela aceptarlo. Ambos rechazan una actividad que quisieron frenar y la Corte se los impidió. Y en lugar de hacer causa común, se enfrentan impúdicamente en la cloaca de las redes sociales. A usted le falta rectitud al no decir públicamente que es un candidato en ciernes y que en tal condición apoya a los antitaurinos. Hágalo, no se avergüence por ello ni se escude en frases rimbombantes y populistas con las que quiere protestar y acusar al mismo tiempo, porque es propio de los populistas sembrar odio y división. No, señor Petro, no todo se vale.

(Además: Este domingo 3.200 policías evitarán desmanes en la Santamaría)

No, señores de la fuerza pública, no todo se vale. El exceso genera más violencia. Ustedes lo saben. Rebajarse a la hamponería de quienes para defender a los toros atacan con ladrillos a indefensos ancianos no es de su talante. La ley los ha investido de atribuciones para responder con sensatez. No hacerlo es entregarles a los Petros, los animalistas y los antitaurinos la munición que necesitan para esconder sus excesos y, de paso, desacreditarlos a ustedes.

No, señores de la Corte Constitucional, no todo se vale. En este enredo nos metieron sus fallos rebuscados, liosos y poco claros. ¿Y ahora qué? No, señores, a la hora de legislar no todo se vale.

ERNESTO CORTÉS FIERRO
Editor Jefe EL TIEMPO
erncor@eltiempo.com
En Twitter: @ernestocortes28

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA