Indagan venta irregular de acciones de la EEB por $ 1,5 billones

Indagan venta irregular de acciones de la EEB por $ 1,5 billones

Contraloría Distrital investiga a la Junta directiva de la época, incluido el alcalde Petro.

fg

Gustavo Petro, junto a otra de las investigadas, Sandra Fonseca, presidenta de la EEB hasta el 2014.

Foto:

Archivo particular

09 de octubre 2016 , 09:42 a.m.

Esta semana, el exalcalde de Bogotá Gustavo Petro Urrego será notificado de la apertura de un juicio de responsabilidad fiscal, por parte de la Contraloría Distrital, por un presunto detrimento patrimonial que supera los 509 millones de dólares, cerca de 1,5 billones de pesos.

EL TIEMPO estableció que la investigación está relacionada con la recompra del 31,92 por ciento de las acciones de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), que le habían sido vendidas al Citi Venture Capital International (CVCI), un fondo del Citibank, durante la administración de Samuel Moreno.

(Lea: Peñalosa quiere que ciudadanos compren 20 % de acciones de la EEB)

El monto de la transacción fue de 400 millones de dólares y la venta se justificó por la necesidad de la EEB de financiar un negocio de la Transportadora de Gas Internacional (TGI), de la que es accionista.

Para oficializar la transacción, el Citi creó una empresa en España –Inversiones de Energía Latinoamericana Holding–, a la que la EEB le entregó las acciones.

Y aunque el tamaño del paquete era importante, la empresa capitalina siguió teniendo el manejo y control.

Por eso, a la Contraloría Distrital, en cabeza de Juan Carlos Granados, le llamó la atención encontrar que, dos años después, bajo la administración de Gustavo Petro, las mismas acciones fueron recompradas.

(Además: Los lujos del gerente de filial de la EEB en Guatemala)

Y si bien se había pactado con el Citi que, en caso de que decidiera vender los títulos, la EEB tendría la primera opción de compra, para el organismo de control no se explica por qué se pagó el doble por las mismas acciones: 842 millones de dólares.

Pero hay más dudas en torno al negocio. Reporteros de este diario establecieron que cuando la junta directiva de la EEB, en cabeza de Petro, le dio el visto bueno a la recompra, hacia finales del 2013, la banca de inversión Sumatoria realizó un avalúo y tasó las acciones en tan solo 614 millones de dólares.

Es decir, que la Empresa de Energía de Bogotá terminó pagando 228 millones de dólares más del precio de referencia y casi el doble de lo que se obtuvo por la venta de ese mismo paquete accionario en la administración de Samuel Moreno.

(Lea también: Presidenta de EEB tiene casa en Van der Hammen, pero no está impedida)

Además, la Contraloría está indagando por qué, poco antes de que el negocio se sellara, la EEB decidió repartir las utilidades entre sus accionistas y le entregó su parte al grupo Citi: 130.000 millones de pesos. Si la venta se hubiera realizado con el cronograma inicial, la EEB se hubiera quedado con esos dividendos.

A eso se suma que, en los libros de contabilidad de la empresa, aparecen pagos de comisiones y asesorías para sellar la recompra por un monto cercano a los 30 millones de dólares adicionales.

Los otros indagados

De hecho, la Contraloría Distrital ya estableció que si bien parte del dinero para hacer la recompra salió de recursos propios de la EEB, también se echó mano de empréstitos por los que hoy están respondiendo algunas de las filiales en el exterior.

(Además: Supernegocio de la EEB / Opinión)

Bajo ese panorama, para los investigadores del caso, la ciudad terminaría pagando más dinero por cuenta de los intereses que pueden generar esos préstamos e incluso por cuenta de la tasa cambiaria.

“Lo que tenemos en este caso es una recompra de lo mismo, pero por 842 millones de dólares. A eso súmele más de 29 millones de dólares de pagos en comisiones y asesorías para este negocio. En nuestro criterio, se convierte en un hallazgo de más 472 millones de dólares (lo que se pagó de más sumado al valor de las asesorías y comisiones), que según la Dirección de Responsabilidad da mérito para iniciar un proceso de responsabilidad fiscal, donde los presuntos responsables deberán explicar su actuar o retornar los recursos de los bogotanos si las explicaciones son insuficientes”, le dijo hace dos semanas a este diario el contralor Juan Carlos Granados cuando EL TIEMPO indagó por el negocio.

Y Granados agregó que quienes manejan los recursos de los bogotanos deben responder por los detrimentos que con sus decisiones puedan causar: “No podrán seguir jugando a Tío Rico o Monopolio de manera imprudente con los recursos de todos los bogotanos”, explicó.

Aunque la apertura de juicio de responsabilidad fiscal tan solo se conocerá esta semana, este diario estableció que, además de Gustavo Petro, serán llamados a responder Sandra Fonseca, entonces presidenta de la Empresa de Energía de Bogotá, y 13 miembros de junta, entre ellos Alberto Merlano, entonces gerente de la Empresa de Acueducto, y Saúl Kattan, cabeza de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB).

Todos serán notificados de la investigación esta semana para que asistan con apoderado y le expliquen a la Contraloría y al país el particular negocio.

UNIDAD INVESTIGATIVAu.investigativa@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA