Conmoción por feminicidio de venezolana
No es hora de callar
No es hora de callar

Conmoción por feminicidio de venezolana

Su expareja sentimental sería el culpable del crimen, perpetuado con arma blanca, en Puente Aranda.

No es hora de callar

La víctima habría recibido amenazas de su expareja, de acuerdo con lo dicho por una de sus hermanas.

Foto:

Mauricio León. EL TIEMPO

05 de agosto 2018 , 10:00 p.m.

Tristeza, indignación y preocupación fueron las sensaciones que se tomaron Bogotá este fin de semana. La razón: se registró un nuevo caso de feminicidio, esta vez, en la localidad de Puente Aranda.

La víctima se llamaba Yudeimi Andrea Figueroa. Tenía 32 años y había llegado de Venezuela el pasado 19 de marzo en búsqueda de una mejor calidad de vida. Su objetivo era reunir fondos para traer a sus dos hijos del país vecino.

“Ella trabajaba de ayudante en una panadería. Yo sabía que salía con alguien, pues, en alguna ocasión, me mostró una foto. Pero ellos habían terminado su relación hace unos dos meses y ahora me entero de que ese hombre fue quien la asesinó”, cuenta una de sus hermanas, quien prefiere mantener oculta su identidad, debido a que el señalado feminicida no ha sido capturado.

Habían terminado su relación hace dos meses. Y ahora me entero que él fue quien la asesinó.

Pese a que la familiar de la víctima vive en Bogotá, el primero en enterarse de lo ocurrido fue su papá, quien vive en Venezuela. Según contó, una persona lo llamó y luego él le dio el aviso el jueves en la noche.

Al otro día ella madrugó y, junto con una tía, quien también reside en la capital, fue a la morgue, donde la identificó.

El fatal evento ocurrió en un apartamento de la calle 18 con carrera 58. Según testigos y una cámara de vigilancia de la zona, Yudeimi Figueroa ingresó con su expareja sentimental a eso del mediodía. Él, que también es ciudadano venezolano, se hospedaba allí.

Uno de los testigos me contó que el colchón de la habitación tenía quemaduras. Quería incendiar el lugar

Algunas personas que residen en el lugar decían que corrieron a mirar qué pasaba, ya que había mucho ruido y se escuchaba gritando a mi hermana: ¡Mis hijos, mis hijos! Al ver que la gente llegó, el agresor salió corriendo con las cosas de él y un cuchillo en la mano, con el que amenazó a las personas para escaparse”, relata la familiar.

Conforme con lo que le dijeron a ella en Medicina Legal, su hermana habría recibido ocho puñaladas. Al parecer, acababa de tomar un baño y, en el momento en el que se estaba cambiando, atentaron contra ella.

“Uno de los testigos me contó que el colchón de la habitación tenía quemaduras. Además, había un tarro con gasolina, lo que quería era incendiar el lugar. Es un psicópata”, señaló la hermana de la víctima.

Las autoridades están investigando el caso para dar con la captura del feminicida.

EL TIEMPO ZONA
zona@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.