Tarifas de parqueo en Bogotá se regularían según oferta y la demanda

Tarifas de parqueo en Bogotá se regularían según oferta y la demanda

El tema lo planteó el alcalde Peñalosa tres meses después de haber autorizado un aumento del 10 %.

Tarifas de parqueo  se regularían según la oferta y la demanda

Según cifras de la Cámara de Comercio de Bogotá, hay registrados 2.300 parqueaderos.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

09 de agosto 2017 , 07:15 a.m.

Tres meses después de haberse firmado el decreto que incrementa el precio en las tarifas de los parqueaderos en un 10 por ciento, el alcalde Enrique Peñalosa abrió la posibilidad de que en la ciudad se autorice la libre competencia.

“Estamos en una economía de mercado, y la tendencia a mediano plazo es que haya, como en cualquier otra parte del mundo, una libertad de precios como lo es para la papa, para el arroz o para la panela”, aseguró el Alcalde el fin de semana durante un evento con taxistas, en donde señaló que no existe ninguna razón para que haya controles a los precios de estos estacionamientos.

Este anuncio se suma al proyecto de cobro de parqueo en vía que será presentado al Concejo por la Secretaría de Movilidad y en el cual se utilizarían parquímetros o una aplicación móvil, y en la primera etapa se habilitarían cerca de 20.000 cupos en las calles, según lo anunciado por Juan Pablo Bocarejo, secretario de esta dependencia.

Eduardo Bayón, presidente de CityParking, fue más allá del anuncio al asegurar que no solo se debería regular el precio, también la forma de cobros.

Ya se había hecho

Agregó que los parqueaderos no son un monopolio ni un servicio público porque se presta en predios privados por empresarios privados para carros, motos y bicicletas. “No hay razón para regularlos, debería ser por oferta y demanda, y vemos con muy buenos ojos la propuesta de la Alcaldía”.

De concretarse esta autorregulación de tarifas, no sería la primera vez que se hace en la ciudad. Bayón recordó que en la administración del alcalde Antanas Mockus, con el decreto 423 de agosto de 1995, se autorreguló este precio.

"Funcionó muy bien; vino inversión extrajera y se construyeron grandes parqueaderos en Bogotá, y esto se dio por la libertad de tarifas”, afirmó. 

Según la Secretaría de Movilidad, a cifras del 2015, de 2’148.541 vehículos en la ciudad, el 73 por ciento (1’562.476) corresponden a automóviles, camionetas y camperos.

EL TIEMPO consultó la opinión de Fenalco Bogotá, cuyo presidente, Esteban Orrego, dijo que si bien es solo una propuesta, la ven con buenos ojos.

“El tema de parqueaderos lo apoyamos porque es libertad de competencia; estamos hablando que quien regularía los precios sería la demanda. Sin embargo, esto presenta un problema en Bogotá y tiene que ver con que no hay suficientes parqueaderos ni licencias de construcción para este fin”.

Pablo Forero, superitendente de Industria y Comercio, señaló en su cuenta de Twitter: “De acuerdo con Peñalosa. Claramente, la tarifas de parqueaderos en Bogotá deberían estar sometidas a libre competencia”.

Voz en contra

Según cifras de la Cámara de Comercio de Bogotá, en la capital hay registrados cerca de 2.300 parqueaderos públicos. En la ciudad, la tarifa más alta por minuto para parqueo en estacionamiento está en 95 pesos y para bicicleta en 10 pesos el minuto, valores que no se incrementaban desde hacía cerca de siete años.

Una de las voces disidentes del anuncio es la del concejal Juan Carlos Flórez, de Alianza Social Independiente, para quien la libre competencia es un ‘carretazo’ en Colombia.

“Recuerde las decisiones que han tomado varias de las superintendencias en relación con el cartel de los cuadernos, el cartel del azúcar, el del papel higiénico”, dice el concejal.

En su concepto, “pretender que en los parqueaderos vaya a haber libre competencia y que les vayan a rebajar las tarifas a los usuarios es mentirles”.

Un ejemplo, según él, es que si va a un centro comercial, le toca tomar ese parqueadero, y “ahí no hay libertad ni competencia de precios, y el negocio es para los centros comerciales”.

Además, el alcalde Peñalosa confirmó que se hará un plan de ordenamiento territorial (POT) en el que no se exigiría parqueadero en los edificios nuevos, para desestimular el uso del carro y, en vez de comprar, la gente alquile los vehículos.

A favor

- Los parqueaderos no se acaban.

- Mayor disponibilidad de sitios seguros de parqueo para quien quiera realmente usar el carro.

- Desincentivo económico al uso del carro, que redunda en menor congestión, contaminación y accidentalidad.

- Oportunidad para que sitios de alta afluencia de carros (centros comerciales) manejen su espacio comunal de acuerdo con la demanda.

- Se respetarán la libertad de empresa y el principio de oferta y demanda, llevando a los operadores a prestar un mejor servicio; los usuarios escogen el lugar dónde dejar su vehículo.

- Se racionaliza el uso del vehículo, evitando viajes que congestionan y debilitan la malla vial. - Podrían bajar las tarifas en algunos lugares de la ciudad.

- La tarifa podría estar ligada a la seguridad y a que el parqueadero responda por los daños.

En contra

- Para los dueños de vehículos particulares, si las tarifas son muy altas, se les estaría dando un golpe al bolsillo.

- Centros comerciales tienen cierta situación de monopolio concentrado (usuarios pueden no estar adecuadamente informados de la tarifa y pueden sentir que es demasiado).

- Empresas podrían ponerse de acuerdo para cobrar tarifas altas
y monopolizar el negocio.

- Tarifa muy baja podría no estar ligada a la seguridad del carro ni a las condiciones del parqueadero.

- El Estado se alejaría por la falta de regulación a esta medida y se podría acabar el derecho que tiene el consumidor de reclamar por un daño.- Al no haber regulación, los precios se podrían desbordar.

- Los usuarios de carro reaccionan negativamente cuando se afecta su derecho a tener vehículo y pagar impuestos, aunque sea perverso para la mayoría (sin darse cuenta que los afecta en el largo plazo).

Así es en otras ciudades

Sobre las tarifas de parqueo, EL TIEMPO indagó en algunas ciudades de Colombia. Por ejemplo, en Cali hay una intención de proyecto para que los parqueaderos públicos y privados cobren lo mismo, pero hoy en día cada establecimiento tiene sus propias tarifas.

Igual pasa en Medellín, donde cada estacionamiento cobra lo que quiere. Por otra parte, en Barranquilla, la Alcaldía está montando un proyecto para regular el asunto y en unos seis meses se presentaría. Los nuevos parqueaderos de particulares para el público tienen un valor de $ 3.600 la hora.

Estos son modernos con sensores que habilitan la barrera de control y entregan una tarjeta con la que se queda el usuario. En el centro, cerca de la Alcaldía, la Gobernación y los juzgados se han levantado otros menos tecnológicos con un valor que oscila entre los 2.500 y 3.500 pesos la hora.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA