Estudios, diseños y censo forestal para TM por la Séptima, en veremos

Estudios, diseños y censo forestal para TM por la Séptima, en veremos

En una nueva prórroga, el Distrito anunció para el 5 de junio la aprobación de estudios y diseños.

Universidad Javeriana

La universidad Javeriana ya sabe qué predios le serán afectados.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

22 de abril 2018 , 02:19 a.m.

La entrega de los estudios y diseños definitivos para la construcción de TransMilenio por la carrera 7.ª se ha prorrogado en cuatro ocasiones, generando retraso en el cronograma de ejecución.

Inicialmente, el Distrito dijo que estarían listos en noviembre de 2017, para que la obra arrancara en mayo de 2018. Pero ese plazo no se cumplió. De hecho, el pasado 5 de abril, la entrega de estudios se amplió hasta el 5 de junio.

Eso significa que el arranque no será en agosto. Incluso, ya se está hablando de correr fechas para finales del año.

“El 12 de diciembre de 2017, la directora del IDU dijo que ya tenía el 90 por ciento de los estudios de la 7.ª. Prometió que en marzo licitaba y que la obra comenzaba en septiembre. Pero ese cronograma no se va a cumplir porque falta aprobar el 71,4 por ciento de los estudios”, aseguró el concejal Juan Carlos Flórez, de la Alianza Social Independiente. Y así lo dijo en un debate el jueves pasado.

Y agregó que hasta los andenes están teniendo líos porque el IDU los está presentando más estrechos que los 7 metros requeridos.

En efecto, entre los estudios pendientes hay varios que son claves, por ejemplo, los de suelos, los diseños de redes de servicios públicos, así como los estudios geotécnicos y de tránsito.

Al carecer de información sobre estos temas, varios concejales han manifestado su preocupación porque el presupuesto aprobado inicialmente –2,4 billones de pesos–, se quede corto. Pero eso solo se sabrá cuando se conozcan los estudios finales y se sepa si van a construir o no los 20 kilómetros prometidos, con 21 estaciones y al menos tres desniveles.

Otro pendiente es el del censo forestal. EL TIEMPO le preguntó al IDU si ya se habían identificado qué árboles se debían trasladar y cuál sería el costo de esta operación. Pero su directora, Yaneth Mantilla, respondió que aún no están listos.

“El inventario forestal, el diseño paisajístico y el balance de zonas verdes, resultante de los estudios, a la fecha se encuentran en revisión y ajustes por parte de la interventoría y del consultor, respectivamente”, explicó la funcionaria.

Y falta un paso más. Cuando esos estudios estén listos deberán ir a la autoridad ambiental competente para que autorice su ejecución.

Sin embargo, la Secretaría de Ambiente ya tiene su propio censo. Así lo revela una investigación del programa de periodismo de la Universidad Los Libertadores que estableció que hay 793 árboles, especialmente caucho sabanero, acacia japonesa, eucaliptos plateados, cerezos, urapanes, jazmines del cabo, magnolios, nogales, pinos candelabros, sauces y duraznillos, entre otras especies.

Sanciones en curso

Allí también se indica que le corresponde al Jardín Botánico definir qué hará con los 260 árboles que, en los últimos 30 años, se han sembrado en la carrera 7.ª en memoria de personas fallecidas.

El Distrito ha sido enfático en advertir que los retrasos en la entrega de los estudios y diseños no le están generando costos adicionales a la obra. Sin embargo, esta semana la directora del IDU anunció que ya se había abierto un proceso sancionatorio contra el interventor y consultor por los incumplimientos en uno de los proyectos bandera de la alcaldía de Enrique Peñalosa.

A pesar de esos faltantes claves para echar a andar el megaproyecto, el contacto con los dueños de los 337 predios que se van a afectar sigue avanzando a lo largo de todo el trazado.

Así negociarán los predios

El IDU le explicó a EL TIEMPO que la afectación de los 337 predios para abrirle paso a TransMilenio por la 7.ª se definió “a partir del diseño geométrico de la vía, el cual se realiza dando cumplimiento a los parámetros técnicos establecidos e igualmente tratando de minimizar los impactos urbanísticos, sociales y ambientales”.

Después de la notificación a los dueños de los inmuebles afectados total o parcialmente, se procede a hacer un avalúo comercial independiente, y sobre esa base se le presenta una oferta oficial. Si esta es aceptada, se procede a realizar la compra de inmediato.

Pero si no se llega a un acuerdo entre las partes, se procede a ejecutar una expropiación por vía administrativa, la cual se aplica por motivos de utilidad pública o de interés social. Así lo señala el artículo 58 de la Constitución, así como en la Ley 9 de 1989, modificada por la 388 de 1997.

Este mecanismo ya ha sido usado por varios alcaldes de Bogotá –incluido Gustavo Petro y el propio Enrique Peñalosa– para desarrollar proyectos viales, especialmente.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativa

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.