‘Endeudarse es mejor que cobrar impuestos’: Hacienda de Bogotá

‘Endeudarse es mejor que cobrar impuestos’: Hacienda de Bogotá

Beatriz Arbeláez explica por qué piden adicionar en $ 2,4 billones el cupo de deuda.

Carrera séptima en Bogotá

El futuro de la carrera 7.ª depende del cupo de deuda que se tramita en el Concejo.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda y Mauricio Moreno / Archivo EL TIEMPO

04 de septiembre 2017 , 09:30 a.m.

Esta semana, la Alcaldía de Bogotá se juega en el Concejo la ampliación del cupo de endeudamiento de 4,5 billones a 6,9 billones de pesos, es decir, 2,4 billones adicionales para financiar obras como la troncal de la carrera 7.ª, colegios, canchas y jardines infantiles.

En entrevista con EL TIEMPO, la secretaria de Hacienda, Beatriz Arbeláez, respondió a las críticas que le hacen a la Alcaldía por querer aumentar la deuda pública de la ciudad.

¿El nuevo cupo es previendo que no entren recursos por la venta de la ETB?

Hasta cierto punto, sí, pretende mitigar una contingencia eventual de que no lleguen los recursos de la ETB, pero las obras del Plan de Desarrollo son financiables de alguna forma con todas las fuentes que tenemos, incluyendo este cupo adicional.

Entonces, ¿por qué este cupo adicional?


Se analizó que la ciudad tiene más capacidad de endeudamiento de la que estimamos en el momento en que se presentó el Plan de Desarrollo. Lo que pretendemos es avanzar lo más rápidamente posible utilizando la capacidad de endeudamiento en vez de tomar medidas impopulares como los tributos.

Vamos a generar mayor producto interno bruto, mayor empleo y más ingresos para la ciudad

¿Significa que es mejor endeudar a la ciudad que cobrar más impuestos?

Clarísimo, porque en este momento, la deuda del Distrito es solamente 1,2 billones de pesos, de los 10 billones que genera todos los años. Y porque los costos de financiación para el Distrito, dada la calificación AAA, permiten que nos endeudemos con cargo a los ingresos futuros. La idea es que con esto vamos a generar empleo, contribuir a desarrollar la infraestructura de las redes troncales, construir colegios, obras para la seguridad y para jardines infantiles. Y vamos a generar mayor producto interno bruto, mayor empleo y más ingresos para la ciudad.

¿Dejarán una ciudad endeudada?

Estamos consiguiendo un cupo para financiar las obras, pero eso no significa endeudar la ciudad de inmediato, porque primero se utiliza lo que tenemos en caja, y hoy hay disponibles 4,7 billones de pesos. Lo que requerimos es la apropiación para poder iniciar las obras. Pero, igual, si las obras se ejecutaran al ciento por ciento, los niveles de deuda son muy sostenibles. Inclusive endeudándonos a 6,9 billones estaremos muy por debajo de lo requerido. Igual pasa con la solvencia, que puede llegar al 80 por ciento del total de los ingresos corrientes, y hoy básicamente estamos en el 12 por ciento. Y con ese nivel de endeudamiento llegamos al 45 por ciento.

¿Durante cuánto tiempo se usará ese cupo?

Con los estimativos que nosotros tenemos y si todas las obras se llegaran a ejecutar, más o menos la ciudad estaría tomando créditos hasta el 2022. Además, para hacer todo esto hicimos consultas con las calificadoras de riesgo para una opinión independiente, y Fitch Ratings dice que con esos 2,4 billones adicionales la ciudad sigue contando con grado de inversión.

Algunos sectores del Concejo dicen que para aprobar la adición del cupo primero hay que modificar el Plan de Desarrollo porque allí se aprobó un monto menor. ¿Ustedes qué responden?

En el Plan de Desarrollo, en el capítulo de endeudamiento lo que se dijo fue que los ingresos estimados eran de 5,1 billones de pesos de deuda. El Plan de Desarrollo es un plan indicativo, y las fuentes de financiación también son siempre indicativas.

¿Eso qué quiere decir?

Indicativo es estimado. Y claramente también tenemos contemplado que hay que gestionar fuentes. Y siempre puede pasar en los planes de desarrollo que pueden subir o bajar las fuentes. Lo que están diciendo (en el Concejo) es que en el Plan de Desarrollo se determinó en 5,1, lo cual no es correcto porque lo que se hizo fue estimar. Lo que estamos haciendo en este momento es volver a revisar los supuestos, debido a que se generó un mayor recaudo, a que hay mayor espacio fiscal este año y a que adicionalmente vamos a usar parte de la caja, que es lo que siempre se tiene que usar racionalmente antes de endeudarse.

¿Y eso cómo impacta el endeudamiento?

Eso difiere en el tiempo el endeudamiento. Además, el flujo de los proyectos lo habíamos puesto para ejecutar en dos años, cuando la realidad es que, sobre todo los de troncales, requieren 3 o 4 años para su ejecución. Eso nos da espacio fiscal.

¿Si los recursos de la ETB llegan, no queda un choque de recursos?

No, porque en el Plan de Desarrollo teníamos financiado 96,1 billones de proyectos, pero teníamos proyectos listados por mucho más de ese valor. Por ejemplo, en el caso del IDU, tenemos un estimativo de más o menos 25 billones, cuando en el Plan de Desarrollo apenas le dejamos algo así como 5 billones. Tenemos muchos más proyectos que podemos financiar perfectamente. Y, como dije al Concejo, también hay otras fuentes que no hemos podido gestionar por la coyuntura económica: por ejemplo, el parqueo en vía, la contribución de parqueaderos. Teníamos ingresos por 3,1 billones de pesos, que no hemos podido gestionar porque no se ha dado la coyuntura política.

¿Sí es bueno endeudar la ciudad?

Claro, porque es el costo de oportunidad. Usando un símil: cuando uno quiere comprar una casa, uno tiene dos opciones, o se endeuda hoy o espera dentro de 10 años para comprar la casa y hacer el ahorro bien juiciosito. ¿Por qué se toman las decisiones de endeudarse? Porque el costo de oportunidad de esperarse esos 20 años es muy fuerte para la ciudad en competitividad y porque adicionalmente creemos que esto es muy importante en la coyuntura económica para reactivar la economía. Y eso lo hacemos contratando obras, además de mejorar la competitividad de la ciudad en el tema, por ejemplo, de movilidad; le estamos generando más producto interno bruto y, adicionalmente, más empleo a los bogotanos.

¿Cuáles obras financiarán con los 2,4 billones?

Se conservan los 5,1 billones como lo propusimos el año pasado y se adicionan con 2,4 billones. De esa cifra, 1,4 billones mal contados, son para fortalecer la red de troncales –va TransMilenio en la 7.ª y Yomasa (Usme); de otro lado, hay para colegios 212.000 millones de pesos; para el proyecto de renovación urbana de la economía naranja, combinado, 150.000 millones de pesos. Otros 100.000 millones se incluyeron para parques y 300.000 millones para centros recreativos, deportivos y culturales, uno de los cuales es el Tunal, que va conectado con todos los ítems dotacionales de TransMiCable. Van 100.000 millones de pesos para terminar la sede de la Policía Metropolitana de Bogotá y 100.000 millones para jardines infantiles de la Secretaría de Integración Social.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA