Expansión de 'chiquitecas' sigue dificultando el control de la policía

Expansión de 'chiquitecas' sigue dificultando el control de la policía

Aunque la Policía ha realizado 35 operativos, las fiestas de adolescentes están por toda la ciudad.

fg

La Policía selló el establecimiento y detuvo a una persona.

Foto:

Arriba Bogotá

10 de agosto 2016 , 02:14 a.m.

Tras la muerte de David Felipe Álvarez, que no alcanzó a cumplir 16 años porque lo asesinaron con arma blanca luego de asistir a una reunión ilegal de adolescentes en un establecimiento en la carrera 11B con calle 98, quedó en evidencia la falta de control que ocurre con este tipo de eventos con menores. (Lea también: La fiesta que terminó en tragedia para un menor de edad)

“Decidimos que fuera a la fiesta que convocaron por Facebook porque era su cumpleaños”, contó Fidel Álvarez, el padre del joven asesinado, quien agregó que no acostumbraban a darle ese tipo de permisos a su hijo, pero por la fecha hicieron la excepción. (Lea también: Alerta por 'chiquitecas' en zona de tolerancia)

El adolescente fue ultimado hacia las 10 de la noche del sábado 6 de agosto, a unas cuadras al sur del lugar en el que se realizó la fiesta y luego de recibir una acuchillada mortal en su pecho, en circunstancias que se investigan.

Lo que hasta ahora se tiene es que Parrilla Bar, el lugar al que asistió Álvarez para la ‘chiquiteca’, fue sellado por quebrantar las normas de uso del suelo en ese sector. “Inicialmente se hace el proceso policivo de cierre por dejar ingresar a menores de edad; y la Alcaldía hace un proceso administrativo por el uso indebido del suelo, porque en ese punto no puede haber discotecas o establecimientos nocturnos de venta de licor”, explicó el alcalde local de Chapinero, Hernando José Quintero.

Sin embargo, detectar este tipo de actividades se le está dificultando a las autoridades porque no solo las están realizando en establecimientos abiertos al público, sino en espacios privados como salones comunales o incluso en viviendas, y las están convocando por redes sociales.

“Estamos haciendo el trabajo: realizando labores de control, verificando sitios tras recibir informaciones de adolescentes o de padres de familia, pero las reuniones ilegales de adolescentes se han atomizado en la ciudad. En un 80 por ciento son adultos los que organizan los eventos, y el restante son menores”, indicó el mayor Rodrigo Mancera, jefe del grupo de Infancia y Adolescencia de la Policía Metropolitana de Bogotá. (Además: Menor de edad murió en una chiquiteca del barrio Chicó)

Para el oficial, se puede contrarrestar este tipo de eventos ilegales, siempre y cuando haya colaboración por parte de la comunidad y de los padres de familia.

“En lo corrido del año se han realizado unos 35 operativos para contrarrestar este problema. Se puede controlar si los padres de familia y los vecinos que denuncian cuando ocurren esos eventos en sus sectores”, agregó el mayor Mancera a este diario.

Lo más preocupante es  que estos eventos se estén promoviendo para ofrecerles psicoactivos ilegales a los menores.

“En la medida en que se está restringiendo la venta ilegal (de drogas) en sitios públicos, la comercialización se está realizando en ese tipo de reuniones. Por otro lado, los padres tienen que entender que en ningún sitio público les pueden vender licor a menores de edad, por eso se debe promover otro tipo de diversión para ellos”, señaló Carolina Piñeros directora de Red PaPaz.

Para Ember Estefenn, director de Niñez y Adolescencia de Bienestar Familiar, el problema se empeora por la falta de comunicación de los padres con sus hijos: “Cuando hay una buena comunicación con mi hijo, él me va a decir sus problemas y podemos llegar a una solución en familia. Pero en cambio, si cada vez que él se mete un lío está mirando cómo no me cuenta, cómo sale del problema solo, eso es lo que hace es ponerlo en más riesgo”.

Sin embargo, las reuniones y fiestas se hacen necesarias en la formación de los menores, de acuerdo con Carolina Piñeros de Red PaPaz, por lo que tampoco se les pueden prohibir, aunque su realización debe ser acordada con los otros padres. “Lo que hay que dar es alternativas de un esparcimiento, de socializar, de bailar, incluso de trasnochar, y se puede hacer sin riesgo, siempre y cuando haya un involucramiento como padres en esas actividades e incluso pidiendo el apoyo de la instituciones educativas”.

De acuerdo con Medicina Legal, a junio del 2016 fueron asesinados en Bogotá 31 menores de edad (27 hombres y 4 mujeres), la mayoría con arma blanca. 

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA