Los sacerdotes que educan a 1.500 jóvenes de escasos recursos

Los sacerdotes que educan a 1.500 jóvenes de escasos recursos

El Instituto San Pablo Apóstol, en el sur de Bogotá, fue construido tras la visita de Pablo VI.

Instituto San Pablo Apóstol

Con el dinero que recaudan de las artes gráficas, financian la educación de 1.500 estudiantes.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

04 de septiembre 2017 , 07:19 a.m.

Uno de los recuerdos que le quedó a Bogotá de la visita del papa Pablo VI, en 1968, fue el Instituto San Pablo Apóstol (Ispa), para el que dejó unos recursos con los que se construyó en ese año, en el sur de la capital.

Durante 40 años, el padre Isaías Guerrero ha estado en la dirección del colegio, que se instaló en el barrio Libertador, junto al Quiroga, cuando era una zona desfavorecida, donde solo había potreros, y en las pocas casas que existían vivían familias en precarias condiciones.

La idea que se le metió a la comunidad religiosa que acompañaba al padre Isaías era la de formar un instituto que ofreciera educación técnica, para que los jóvenes tuvieran la oportunidad de trabajar y mejorar sus condiciones de vida. Eso sí, debía ser totalmente gratuito.

Desde entonces, el padre Guerrero se ha empeñado en que, junto con los maestros y formadores del Ispa, los jóvenes con mayores necesidades se conviertan en grandes ciudadanos. Hoy, por ejemplo, de los miles de egresados que han salido del colegio, 855 exalumnos se han convertido en profesionales, egresados de las universidades Nacional, Distrital y otras instituciones importantes.

Instituto San Pablo Apóstol

En los talleres de artes gráficas trabajan, principalmente, los egresados del colegio.

Foto:

Abel Cárdenas

“Nosotros educamos a jóvenes cuyas condiciones socioeconómicas lo ameritan. No les exigimos uniforme, porque muchos de ellos no tienen para comprarlo”, explicó.

Además, rescató que en todos estos años, nunca les han cobrado un peso a los jóvenes. “Con la comunidad religiosa montamos talleres de artes gráficas de alta calidad y comenzamos a golpear puertas de editoriales y de empresas que se interesaran en nuestra labor social, y así financiar la labor”, explicó el cura Guerrero.

Instituto San Pablo Apóstol

El Instituto San Pablo Apóstol tiene, hoy, 1.500 estudiantes a los que les imparte educación gratuita.

Foto:

Abel Cárdenas

En 1988, otra sede del Ispa se abrió en Jerusalén, un barrio de Ciudad Bolívar en el que el padre daba misa. Allí ayudan a población víctima del conflicto. La edificación se montó con ayuda de la comunidad judía, a la que la comunidad le solicitó ayuda.
Luego, en Potosí, barrio de la misma localidad, se montó otra sede, también financiada con los talleres de artes gráficas.

BOGOTÁ
Escríbanos a miccru@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA