Qué se ha hecho para recoger la basura en 2.100 barrios afectados

Qué se ha hecho para recoger la basura en 2.100 barrios afectados

3,2 millones de usuarios acumularon desechos de tres días, a razón de 2.700 toneladas cada 24 horas.

Basuras en Bogotá

Entre lunes y martes se priorizaron localidades como Engativá, que tiene casi 900.000 habitantes; Rafael Uribe Uribe, con más de 400.000; y Barrios Unidos, con casi 300.000.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

06 de febrero 2018 , 09:09 p.m.

En los últimos seis días 3,2 millones de bogotanos han tenido que vivir en medio de basura acumulada en las calles tras la decisión de los sindicatos de Aguas de Bogotá de dejar a su suerte el servicio de aseo para el que estaban contratados en 12 localidades de la ciudad.

Desde ese mismo día, la Alcaldía montó un plan de contingencia para recoger los residuos, pero seis días después aún hay basura acumulada en las calles y los ciudadanos se preguntan por qué no se ha logrado superar la crisis.

La respuesta inicial que da el secretario de Hábitat, Guillermo Herrera, a quien el alcalde Enrique Peñalosa puso el frente de la emergencia, es que se tuvo que arrancar de ceros: “Nos tocó en los primeros dos, tres días de operación, básicamente volver a montar una empresa de servicios públicos, para cubrir el hueco que dejó Aguas de Bogotá en el 52 por ciento de la ciudad”. A eso se suma que los sindicalistas dañaron 68 de los camiones.

Desde la madrugada del miércoles, cuando los empleados se declararon en cese de actividades, hasta este martes, esas localidades habían producido 16.200 toneladas de basura, a una razón de 2.700 por día, en promedio, según las cifras oficiales.

En su operación normal, Aguas de Bogotá utilizaba más de tres mil trabajadores y entre 90 y 95 camiones, con rutas previamente programadas, en alrededor de 2.100 barrios de las localidades de Chapinero, Teusaquillo, Barrios Unidos, Los Mártires, Engativá, Fontibón, Santa Fe, Antonio Nariño, San Cristóbal, Rafael Uribe, Usme y La Candelaria. Se estima que en este sector hay unos 900.000 suscriptores.

Pero el jueves, cuando la Alcaldía se vio abocada a asumir el servicio, solo contaba con 41 vehículos. En ese primer día de crisis solo pudo recoger y llevar al relleno sanitario de doña Juana 800 de las 2.700 toneladas de basura producidas en la zona afectada. Y ahí empezó la acumulación.

Entre viernes y sábado la flota de recolectores aumentó a 77; a medianoche del domingo iba en 116 y este martes ya se cuenta con 122 vehículos compactadores y de recolección para la operación. A ese mismo ritmo aumentó el número de toneladas de residuos que se levantaban de los barrios. El viernes fueron 1.200; el sábado, 2.195; y el lunes ya iba en 2.800.

En los tres primeros días de la emergencia, que fueron los más críticos, se logró la recolección de 4.000 de las 8.100 toneladas que se generaron en la zona. “Es decir que llegamos a tener más de tres días de retraso de basuras que se fueron acumulando en la calle”, explica Herrera. En la madrugada del martes, un equipo de 600 operadores y 1.000 escobitas de a pie, trabajando a doble turno, habían logrado levantar de las calles 9.000 toneladas, pero a esa hora la producción iba en 13.500.

“Seguimos mejorando minuto a minuto, día a día”, dijo a EL TIEMPO Herrera. Sin embargo, se ha tenido que atender la recolección con nuevas rutas dictadas por la emergencia, porque la basura acumulada en las calles no da tiempo para programación, como en el servicio normal. “Hemos priorizado las zonas de mayor generación, como colegios, centros comerciales, plazas de mercado, hospitales, vías principales y después el barrido interno dentro de los barrios”, informó el secretario de Hábitat, que espera entregar la ciudad al día antes del fin de semana.

Entre lunes y martes se priorizaron localidades como Engativá, que tiene casi 900.000 habitantes; Rafael Uribe Uribe, con más de 400.000; y Barrios Unidos, con casi 300.000.

A pesar del desespero que se ha apoderado de algunas personas donde más se ha demorado el servicio y ya empiezan a sentirse los olores y los moscos que generan los desechos, la Alcaldía destaca la paciencia de los bogotanos. “Quiero decir que estamos con la ciudadanía, claramente los usuarios tienen todo el derecho a estar molestos, pero nosotros agradecemos el civismo ciudadano con el que se han comportado durante esta crisis. Creo que esto es un ejemplo y nuevamente queremos darles la tranquilidad de que estamos trabajando sin parar”.

El Distrito ha contado con el apoyo de los operadores privados que han respaldado la emergencia con carros, mientras se preparan para asumir la operación del aseo de la ciudad el próximo 12 de febrero.

YOLANDA GÓMEZ
Editora EL TIEMPO
@YolandaGomezT

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.