93 % de motociclistas no pasan prueba de freno y evasión de obstáculos

93 % de motociclistas no pasan prueba de freno y evasión de obstáculos

Poca capacitación, zigzagueo, exceso de velocidad e imprudencia, entre las causas de accidentes.

Seguridad vial en Bogotá

Aumentó el número de víctimas fatales de quienes las conducen. Ese incremento ha sido del 29 por ciento; pasó de 2.914 muertes en el 2012 a 3.758 en el 2016.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

16 de agosto 2017 , 11:22 p.m.

¿Alguna vez ha escuchado la frase que dice que conducir una moto es tan fácil como manejar una bicicleta? Si usted es de los que cree eso, es tiempo de que reconsidere su postura.

Hoy por hoy, los motociclistas son el actor vial que más se accidenta y muere en las vías, representan casi la mitad (el 48,7 por ciento) del total de fallecidos en el país en incidentes de tránsito y aportan el 55,6 por ciento de la cifra de lesionados por esa causa.

Según cifras del Observatorio Nacional de Seguridad Vial (ONSV), durante el primer semestre del 2017, en Colombia murieron 1.470 personas que se movilizaban en motocicleta, es decir, un promedio de 8 muertes al día. Antioquia fue el departamento con más muertes: 205 en total.

No es casualidad que con el auge de las motos en el país –que según cifras del RUNT son más de siete millones en las calles (el 55,34 por ciento del total del parque automotor registrado)– también aumente el número de víctimas fatales de quienes las conducen. Ese incremento ha sido del 29 por ciento; pasó de 2.914 muertes en el 2012 a 3.758 en el 2016.

Surante el primer semestre del 2017, en Colombia murieron 1.470 personas que se movilizaban en motocicleta. Es decir, un promedio de 8 muertes al día

Un asunto cultural

Para Diego Hernán García, asesor técnico de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), estas preocupantes cifras son consecuencia de una serie de problemas, el primero de ellos, cultural.

Cuando nos venden una moto lo hacen bajo dos supuestos: primero, que nos servirá para evitar los trancones, y segundo, que nos permitirá llegar más rápido a donde vamos. Esto está induciendo a dos riesgos importantes dentro de la seguridad vial: el que invita a hacer zigzag entre vehículos y el que invita a acelerar en la moto”, precisa.

Está demostrado, según la ANSV, que el exceso de velocidad, el zigzagueo entre vehículos, el no mantener la distancia adecuada con los otros automotores (al menos un metro) y la impericia en la conducción son las principales causas de accidentalidad.

El segundo problema, según García, tiene que ver con la falta de control a la hora de entregar las licencias de conducción a los motociclistas. “Algo que nos preocupa mucho y que ha quedado en evidencia cuando hacemos exámenes sobre la pericia en la conducción es que nos hemos encontrado con que esta es muy deficiente. El conductor de moto muchas veces no sabe manejar ni frenar correctamente, eso incrementa los riesgos en la carretera”, afirma.

Esta problemática es identificada también por los motociclistas. Luis Fernando Ochoa, presidente del motoclub Montería sobre Ruedas, hace una precisión al respecto: “Sabemos que somos los más accidentados y, desde mi experiencia, esto se debe a que somos imprudentes porque nos falta conocimiento de las normas de tránsito y del uso del vehículo”.

El líder motorista señala que cuando las personas compran una moto piensan que solo necesitan la plata, pero nadie se pregunta si sabe manejarla. Por eso, asegura: “Quienes son principiantes terminan sufriendo las consecuencias con más accidentes y cometiendo más infracciones”.

De hecho, según la escuela RidePro, el 90 por ciento de quienes tienen licencia de conducción no asistieron a un centro de enseñanza automovilística, lo que se refleja en que el 93 por ciento de los motociclistas evaluados en las pistas de destreza no superan los ejercicios de frenado y evasión de obstáculos.

¿Cuál es la solución?

Daniel Villaveces, asesor en innovación y movilidad segura de motocicletas y cofundador de RidePro, dice que hay otro factor que influye en los índices de accidentalidad, y es la utilización de los elementos adecuados para la protección personal (EPP).

“El ideal es que el piloto empiece por tener autocuidado, que posea los mismos elementos de protección que un profesional, ya que, en la calle, está más propenso a riesgos que quien compite en una pista”, afirma el instructor.

Villaveces explica que se pueden encontrar prendas de absorción del impacto tipo airbag, protectores de hombro, de codos; guantes, rodilleras y botas. “No es lo mismo tener una chaqueta para montar moto que tener una chaqueta de seguridad que los proteja”.

La meta es que para el 2019 ningún motociclista tenga cascos sin certificación


Según el experto, los cascos son el elemento básico de protección que los usuarios compran con menor criterio. Sobre el tema, la ANSV ya está tomando cartas en el asunto y se espera que para finales del 2017 esté lista la norma que regulará la venta de estos artículos y que impedirá que se produzcan o importen cascos que no se acojan a la Norma Federal para Vehículos de Motor 218, del Gobierno de los Estados Unidos. La meta es que para el 2019 ningún motociclista tenga cascos sin certificación.

La segunda solución, en la que ya avanza la ANSV, es la del nuevo esquema de evaluación de la pericia de los conductores antes de obtener una licencia.

“Lo que hemos planteado en la ley es que les vamos a hacer tres exámenes: uno teórico y dos prácticos, uno en circuito cerrado, para ver la maniobrabilidad sobre el vehículo, y otro en la calle, para saber cómo es el comportamiento y la eficiencia del conductor en una situación real de tráfico”, asegura García, el experto de la ANSV.Se espera que con estas medidas, acompañadas del control en la vía, se puedan corregir los comportamientos irresponsables y reducir las alarmantes cifras de accidentalidad en los motociclistas.

El casco asegura su vida

La nueva norma sobre producción, venta e importación de cascos estará lista para finales de este año. Sin embargo, esta medida se verá reflejada en las calles solo hasta el 2019, cuando los agentes de tránsito empiecen a verificar la autenticidad y certificación de los cascos, con ayuda de herramientas tecnológicas.

Mauricio Camacho, asesor de regulación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), explica que los usuarios podrán consultar la autenticidad y validez de los mismos a través de la página web de la ANSV, para que su compra esté altamente tecnificada.

MARÍA CAMILA BERNAL*
Especial para EL TIEMPO
*Concepto y redacción editorial Unidad de Contenidos Especiales de EL TIEMPO. Con el patrocinio del sector de desarrollo urbano y sostenible.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA