¿Por qué Bogotá no está contenta con la administración Peñalosa?

¿Por qué Bogotá no está contenta con la administración Peñalosa?

Deslices y baja conexión con sectores populares y jóvenes, entre factores de su baja popularidad.

Enrique Peñalosa

Peñalosa fue elegido con la expectativa de darle un giro a la ciudad tras varios gobiernos de izquierda, pero las cifras de aceptación no lo acompañan. 

Foto:

Archivo EL TIEMPO

05 de marzo 2017 , 12:46 a.m.

En el último año, la desaprobación del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, ha crecido 20 puntos porcentuales. El más reciente sondeo de la encuestadora Gallup, publicado esta semana, reveló que el 75 por ciento de los encuestados no le da el visto bueno a su desempeño.

En el último año, la desaprobación del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, ha crecido 20 puntos porcentuales. El más reciente sondeo de la encuestadora Gallup, publicado esta semana, reveló que el 75 por ciento de los encuestados no le da el visto bueno a su desempeño.

El crecimiento del descontento ha sido tan notable que hoy sus números no están muy lejos de los de Nicolás Maduro en Venezuela, quien, según Datanálisis, cerró el año pasado con un rechazo del 78,5 por ciento.

Desde el primero de enero del 2016, cuando Peñalosa comenzó su segunda alcaldía, las encuestas no han estado de su lado. Empezó con una desaprobación del 55 por ciento y una aprobación del 35, “medición que reflejaba muy bien la porción de votos (33 por ciento) que le dio la victoria en unas elecciones reñidas con otros candidatos fuertes”, asegura Martín Orozco, gerente de Gallup. Pese a esto, su llegada al Palacio Liévano vino acompañada de la esperanza de que su imagen de gran gerente y conocedor del tema urbano, heredada de su primera alcaldía (1998-2000), era la respuesta correcta al mal momento de Bogotá después de tres administraciones de izquierda en las que hubo más escándalos que logros. ¿Qué pasa entonces con Peñalosa?

Mauricio Rodríguez, exembajador de Colombia en Londres, amigo personal y asesor de Peñalosa, afirma que “es comprensible que la gente esté impaciente y quiera ver resultados cuanto antes, pero al mismo tiempo debe haber conciencia de que problemas no resueltos y agravados por 12 años de malos gobiernos no pueden solucionarse en 12 meses. Ahora que la casa está en orden, el alcalde podrá empezar a ejecutar las obras que la ciudad necesita de cara a los próximos 20 o 30 años”.

(También: Preguntas y respuestas sobre puntos de revocatoria al alcalde Peñalosa)


Rodríguez, como varios expertos en mercadeo político, cree que la razón principal de la insatisfacción ciudadana está en el estilo de comunicación de Peñalosa y en los deslices retóricos que ha tenido en medio de debates claves para la ciudad, como el del metro o el de la urbanización de la reserva Van der Hammen.

“Ha entrado en confrontación con sectores ciudadanos que cuestionan sus proyectos. Y su manera de abordar las discusiones lo ha hecho ver como una persona más interesada en sacar adelante sus ideas que en recoger lo que los ciudadanos quieren y encontrar un punto intermedio”, anota Patricia Muñoz Yi, profesora de la especialización en opinión pública y mercadeo político de la Universidad Javeriana.

Para Liliana Gómez, experta en comunicación política de la Universidad Sergio Arboleda, parte del problema radica en que, “en un mundo dominado por las redes sociales y la necesidad de estar informados todo el tiempo, que alguien se niegue a conversar y a atender inquietudes en los medios es algo que no gusta. Por supuesto que él, como funcionario electo, tiene la potestad de decidir, pero cerrarse a oír lo que no va de acuerdo con sus intenciones lo hace ver distante y soberbio”.

Lo curioso es que en materias trascendentales como la seguridad, los indicadores son muy positivos (hay menos homicidios, menos robos de celulares y menos lesiones personales que hace un año). Y en otros campos también hay buenas noticias, como que el deprimido de la calle 94 está próximo a ser inaugurado o que ya están en marcha 30 proyectos de nuevos colegios. No obstante, Peñalosa no repunta.

“El alcalde no es el tipo de político que posa de simpático inaugurando o hablando de obras menores para ganar popularidad. Por encima de la percepción está la realidad, y Peñalosa no trabaja para los encuestadores, trabaja para los historiadores”, subraya Rodríguez.(Además: Preguntas y respuestas sobre la revocatoria de Peñalosa (parte II))

Datos reveladores

Los registros del programa Bogotá Cómo Vamos dan pistas sobre los factores que han pesado para que su aprobación no llegue ni al 22 por ciento: hay una desconexión casi total con los niveles socioeconómicos bajos, donde su aceptación llega apenas al 14 por ciento, mientras que en los estratos medios es del 25 y en los altos, del 41. Y lo mismo sucede con los más jóvenes: tiene el 17 por ciento de aprobación entre los ciudadanos de 18 a 25 años, y el 19 por ciento entre los de 26 a 35 años.

“Sus índices más altos de aceptación están entre los 44 y los 55 años (27 por ciento) y los mayores de 55 (34 por ciento). Quizá son estas las personas que más latentes tienen los recuerdos de la primera administración del alcalde”, asegura Ómar Oróstegui, director de Bogotá, Cómo Vamos.

Oróstegui también indica que solo el 12 por ciento de los bogotanos consideran que en el último año ha mejorado el funcionamiento de TransMilenio, la obra más emblemática de Peñalosa. Y como los jóvenes son quienes más lo usan, es claro que este es uno de los grandes temas por atacar.

Al respecto, el concejal Manuel Sarmiento, del Polo Democrático, asegura que “desde su primer mandato, el alcalde ha insistido en que TransMilenio es igual o mejor que un metro, y esa idea no la compra la gente. Insiste en su plan de llevar el sistema a la carrera 7.ª, donde no solo no cabe, sino que es innecesario si se hace la primera línea del metro. Seguir insistiendo en que TransMilenio sea el eje articulador de la movilidad en la ciudad es tan equivocado como decir que es mejor un metro elevado que uno subterráneo”.

Mauricio Rodríguez atribuye buena parte de la percepción desfavorable de Peñalosa a que adversarios políticos como el exalcalde Gustavo Petro han erosionado su imagen con tergiversaciones y mentiras.

La profesora Muñoz reconoce que las equivocaciones son magnificadas por quienes no quieren al alcalde, pero anota que “esta es una práctica normal en la política (...) La realidad está demostrándole al alcalde que debe tener más precaución con los mensajes que envía: es natural que los errores comunicativos del segundo cargo más importante del país resuenen en todas partes”.

Claramente, la situación actual del alcalde mayor es poco halagadora. Pero igual de claro es que a Enrique Peñalosa todavía le queda por delante casi el mismo tiempo que duró su primera administración (tres años), en la cual fue capaz de cambiarle completamente la cara a una de las ciudades más grandes de América Latina.

¿‘Déjà vu’ del primer mandato?

Hace 18 años, cuando Enrique Peñalosa cumplió un año de su primera administración, su aprobación era incluso más baja que la de hoy. En la medición hecha por Gallup en febrero de 1999, la gente que no veía bien encaminada a la ciudad era el 77 por ciento.

A finales de ese año, cuando su gobierno empezó a dar los primeros resultados, la medición ya había descendido al 46 por ciento, y en los últimos días del 2000, cuando cerraba su mandato, el balance fue de 70 por ciento de aprobación y apenas 22 por ciento de rechazo. Metas como dejar el 30 por ciento del metro ejecutado, sanear las finanzas del SITP y recuperar la calidad de TransMilenio son las cartas que tiene esta alcaldía para repetir la historia.

Diego Alarcón
Redacción Domingo

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA