Un policía ebrio mató a motociclistas en Usme

Un policía ebrio mató a motociclistas en Usme

Uniformado fue retirado de su cargo después de que atropelló a ocupantes de una moto.

fg

El accidente se presentó cerca de la medianoche del viernes y el policía que conducía tenía grado 1 de alcoholemia.

Foto:

City Noticias

14 de diciembre 2016 , 03:44 p.m.

Mario Silva y Johan Sebastián Sánchez regresaban a sus casas en una moto, luego de una jornada de trabajo, cuando fueron embestidos por un carro blanco de placas IJS 191.

El accidente ocurrió en la localidad de Usme, en cercanías de la cárcel La Picota, cuando un policía, que no estaba de servicio los chocó de frente, en la madrugada de este viernes.

De acuerdo con un testigo, que habló con el reportero de City Noticias, el oficial que ocasionó el incidente regresaba de una celebración en la que había compartido con otros uniformados.

El conductor fue llevado hasta la Unidad de Reacción Inmediata –URI– de la localidad de Puente Aranda, escoltado por la Policía de Tránsito, y está a la espera de ser judicializado por homicidio culposo.

El coronel Germán Jaramillo, comandante de la Policía de Tránsito de Bogotá, confirmó que el conductor se encontraba en estado de embriaguez. “Se trata de un integrante de la Policía Metropolitana de Bogotá y laboraba en la estación de Usme. Le realizaron la prueba de alcoholemia en Medicina Legal y esta arrojó grado 1”.

Frente a las evidencias el coronel aseguró que el responsable de los hechos será separado de su cargo.

Según Leidy Contreras, testigo del accidente, el oficial dio una vuelta en contravía y ocupó el carril de las víctimas.
Mario Silva, padre de dos menores (un niño de 2 años y una niña de 9), murió 40 minutos después del accidente. Y de acuerdo con su esposa, Flor Méndez, la ambulancia no llegó sino una hora después del impacto del carro y la moto.

“Él lloraba y pedía auxilio pero no me lo ayudaban, primero llegaron a ver el policía que lo mató”, dijo Méndez, quien relató que primero se enteró de lo ocurrido por una llamada que le hizo una señora.

Según María Mateus, madre de Mario, su hijo la llamó a las 10:30 p. m. del jueves para decirle que iba a llegar tarde, porque aún no salía de trabajar.

Tanto Mario como Johan eran compañeros de trabajo en una empresa de mensajería, y como ambos vivían en la localidad de Usme, se desplazaban juntos.

Mientras tanto Méndez suplicó: “Yo no pensé que esto me fuera a pasar a mí. Yo pido que me ayuden a que este tipo de cosas no sigan pasando”.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA