Continúa la polémica que generó desalojo del campamento por la paz

Continúa la polémica que generó desalojo del campamento por la paz

Fundadores insisten en que no se acordó desmonte de las carpas. Peñalosa dice que era riesgoso.

fg

Vocero del campamento dice que desmonte no fue acordado con los manifestantes.

Foto:

Campamento por la paz

20 de noviembre 2016 , 11:44 p.m.

Mientras los integrantes del campamento por la paz realizaban una nueva asamblea para decidir qué medidas legales tomar en contra del Distrito por lo que aseguran fue un desalojo violento, el alcalde Enrique Peñalosa ratificó que el desmonte de las carpas era necesario.

El alcalde mayor dijo que en una situación de pánico en la plaza de Bolívar, los plásticos que estaban en el campamento habrían podido ocasionar una tragedia.

Sin embargo, integrantes del campamento calificaron de desmedido el desmonte de las carpas, como indicó Juliana Bohórquez, la joven artista a la que se le atribuye ser la primera persona que montó carpa en el lugar, aunque aclaró que fue con más gente que se fundó el campamento. “No había ninguna razón para mandar al Esmad. Lo peor es que lo hacen cuando estaban durmiendo”, señaló.

Bohórquez se llevó sus cosas el viernes, como una decisión personal, y ratificó que hubo una asamblea el jueves, en la cual se decidió mediante una votación si se quedaban o se iban. Y aunque ella no participó en esos comicios, indicó que no hubo divisiones entre ellos y que la mayoría decidió continuar con la concentración, e incluso publicaron un comunicado con las razones por las que se iban. “Consideramos que es momento de salir a hacer pedagogía del nuevo acuerdo definitivo, ser veedores y acompañar el proceso de implementación”, indicaron.

Además, Bohórquez refutó lo dicho por la Alcaldía en el sentido de que el retiro de las carpas fue acordado con los integrantes del campamento. “Vienen a justificar que enviaron al Esmad porque nos habíamos salido. Eso no es transparente, porque no hablé con la Alcaldía”, agregó.

Otros voceros del campamento lo corroboraron: “Tuvimos una votación con 65 de los integrantes del campamento. 49 personas decidimos quedarnos”.

Iván López, otro de los fundadores, pero quien se quedó en la plaza de Bolívar, afirmó que se dialogó con funcionarios de la Alcaldía, pero que ellos nunca les informaron que los iban a desalojar, sino que les pidieron que redujeran el grupo y no obstruyeran las salidas de emergencia durante la realización de Salsa al Parque: “Nos reducimos mucho y quitaron las vallas, los baños. Todo quedó ahí, cuando a la madrugada llegaron cientos de policías. Una coronel nos dijo que la orden que tenía era que no podíamos estar allí y que evitáramos el uso de la fuerza”.

En ese momento fue cuando habrían ocurrido las agresiones de los uniformados que denunciaron los desalojados. “Como si fuéramos unos delincuentes; a mí me sacaron arrastrada”, señaló otra vocera.

‘Permanencia de las carpas era un riesgo’

Tras el polémico desmonte del campamento por la paz, el alcalde mayor, Enrique Peñalosa, se pronunció: “Compartimos los ideales de quienes levantaron el campamento, pero la plaza de Bolívar es el espacio público más sagrado de Bogotá, y como Alcalde es mi deber hacer cumplir las normas”, dijo.

Y agregó: “Nosotros tenemos una serie de eventos para decenas de miles de personas este diciembre, como Salsa al Parque, al que asistieron más de 35.000. El problema es que los plásticos de las carpas no iban a facilitar la evacuación durante estas actividades, y eso generaba unos riesgos de seguridad inmensos para todas estas personas. Alguien se hubiera podido enredar con los plásticos y hasta matarse en un situación de pánico”.

Además, señaló que antes de la madrugada del sábado, el Distrito ya había pedido a los miembros del campamento retirarse para dar paso a las actividades decembrinas. “Los diálogos resultaron tan efectivos que de los casi 230 campistas, 170 se fueron. El resto fue retirado de la plaza con acompañamiento de la Personería, y no resultó ningún herido”, aseguró el alcalde.

También argumentó el desalojo, con base en el alumbrado que se va a instalar durante este mes en el lugar. “Vamos a traer a la plaza un espectáculo de luces de Francia y necesitamos hacerle adecuaciones, por lo tanto no podíamos permitir que el campamento siguiera allí; por eso ya habíamos tenido unos diálogos con los manifestantes”, agregó.

El sábado, la Alcaldía Mayor había enviado un comunicado, en el cual dice: “El desmonte fue producto del acuerdo con los organizadores del campamento por la paz, quienes voluntariamente decidieron retirarse de la plaza Bolívar, luego de que se logró el nuevo acuerdo de paz”.

Aseguraron que durante el desmonte de las carpas estuvieron presentes funcionarios de la Personería y gestores de convivencia que les solicitaron su retiro por el festival de salsa.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA