Pensemos el futuro

Pensemos el futuro

La infraestructura que exige Bogotá solo puede ser construida entre todos.

Foto:
09 de junio 2017 , 07:09 p.m.

En las últimas semanas se discutió en el Concejo de Bogotá una iniciativa de contribución por valorización. Este proyecto fue presentado por el Distrito como una herramienta para la financiación de un ambicioso plan de obras previstas en el Plan de Desarrollo que el mismo Concejo adoptó mayoritariamente para la ciudad en el 2016.

A propósito del debate público suscitado por nuestro proyecto, me gustaría compartir una reflexión más allá de las acaloradas y pasajeras pasiones que entraña la política, pues creo que por cuenta de intereses coyunturales no se puede deslegitimar un instrumento tan valioso para la construcción de infraestructura pública como lo es la valorización.

Entiendo que muchos ciudadanos estén decepcionados porque en el pasado se les cobraron contribuciones que no fueron invertidas adecuada y eficazmente, tal y como lo exige la ética de lo público, pero no podemos convertir los errores de otras administraciones en el lastre que nos impida transformar la ciudad.

En contraste con los críticos de la valorización, el recaudo por este concepto en el pasado mes de mayo estableció un récord histórico: ¡10.000 bogotanos aportaron más de 8.600 millones de pesos! Esto demuestra que los ciudadanos confían en el alcalde Enrique Peñalosa.

Muchos ciudadanos me expresaron que estaban convencidos de pagar la valorización si con ello se resolvía la deuda histórica en vías, ciclorrutas, parques y espacio público incluyente que todos los ciudadanos tenemos con Bogotá.

Y es precisamente este “todos” el que me llevó a compartir estas líneas. Porque el futuro de la ciudad no debe leerse en la clave mezquina de victorias o derrotas políticas. La infraestructura que exige Bogotá solo puede ser construida entre todos: ciudadanos, Concejo, órganos de control y Administración.

Ese concepto abstracto que denominamos infraestructura se traduce en más salud, mejor recreación, más ambiente sano, más felicidad, que es lo que anhelamos los bogotanos.

De corazón espero que los pulsos políticos efímeros no nos hagan olvidar de los objetivos ciudadanos y de valorar el futuro de Bogotá.

YANETH MANTILLA
Directora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU)

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA