Niña falleció tras quedar atrapada entre dos buses en Ciudad Bolívar

Niña falleció tras quedar atrapada entre dos buses en Ciudad Bolívar

Las autoridades investigan posibles responsabilidades tras el accidente.

El Colegio Luz Dary

El Colegio Luz Dary se está ubicado en el barrio Bellavista Lucero Alto de Ciudad Bolívar.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

02 de junio 2017 , 08:48 p.m.

Eran las 6:30 de la mañana del viernes cuando Melanie Zárate, de ocho años, caminaba junto con su mamá, Katherine González, para llegar al Colegio Luz Dary, ubicado en la localidad de Ciudad Bolívar, donde cursaba cuarto grado.

Mientras cruzaban por el espacio libre que habían dejado dos buses de turismo, estacionados en una pendiente cerca de la institución, uno de estos se desengranó, rodó, empujó a la madre y dejó aprisionada a Melanie contra el otro vehículo.

La menor resultó gravemente herida y falleció nueve minutos después del accidente, pese a ser atendida por el cuerpo de paramédicos que iban a viajar en el bus implicado. Cuando la niña llegó al Hospital Meissen, ya se encontraba sin signos vitales a causa de un trauma craneoencefálico severo.

“Mi hermana era muy inteligente y divertida, le gustaba dibujar mucho. En el colegio siempre se destacó por sacar las mejores notas y ocupar los primeros puestos”, dijo con lágrimas Kevin Caicedo, hermano de Melanie.

El bus de turismo se disponía a transportar a estudiantes de bachillerato del colegio a una salida pedagógica. Según la tía de la niña, Andrea González, al parecer el conductor no se encontraba dentro del vehículo.

Según el representante legal de la institución educativa, Julio Rodríguez, los familiares de la niña deben decidir si emprenderán acciones legales, tales como interponer una demanda por responsabilidad extracontractual o continuar con un proceso legal por homicidio culposo.

Yo salí corriendo para mirar qué había pasado. Cuando vi un montón de gente que tenía a la niña en el piso


Además, asegura que el plantel prestará ayuda en materia jurídica y psicológica a la familia de la menor.

Varios vecinos del barrio Bellavista Lucero Alto, como Uriel Cuestas, solo escucharon los gritos de las personas, y cuando salieron a percatarse de lo ocurrido, la niña ya se encontraba al lado de los buses y esperando la atención médica. “Todo pasó en cuestión de segundos”, afirma.

La tía de la menor señaló que “el bus bajó tan rápido que empujó a mi hermana y no le dio tiempo de jalar a mi sobrina”.

Patricia Riveros, dueña de la tienda La Garza, ubicada en la misma calle del colegio, contó a EL TIEMPO que escuchó los gritos mientras vendía mecatos para los niños: “Yo salí corriendo para mirar qué había pasado. Cuando vi un montón de gente que tenía a la niña en el piso, llamamos a la ambulancia que llegó a los pocos minutos”.

Las autoridades iniciaron una investigación para identificar a los responsables de este accidente.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA