Mujer, a punto de perder un ojo en intento de feminicidio
no es hora de callar
No es hora de callar patrocinado

Mujer, a punto de perder un ojo en intento de feminicidio

La víctima también fue herida en una mano, la espalda, el pecho y el rostro.

Mujer, a punto de perder un ojo en intento de feminicidio

Pavi, el sindicado.

Foto:

Geovanni Cárdenas

02 de agosto 2017 , 09:25 p.m.

Dolor, impotencia y mucha indignación es lo que siente Jhon Fredy Chapetón al ver que su hermana Sandra está punto de perder el ojo derecho tras ser atacada con arma blanca por José Raúl Pavi, quien era su pretendiente.

La agresión ocurrió el domingo 16 de julio, y desde entonces la mujer, que por poco muere, permanece en el hospital Santa Clara recuperándose de las heridas que también sufrió en su mano derecha, la espalda, el pecho y el rostro.

“Nos dice que solo ve siluetas y nos reconoce por nuestra voz”, contó Chapetón sobre su familiar.

Pavi llegó al hogar de Sandra, en la localidad de San Cristóbal, sur de la ciudad, para arrendar una habitación, actividad con la que ella paga las cuotas de su casa.

Tras instalarse en la vivienda, el hombre comenzó a pretenderla. “Era detallista y cortés, y a mi hermana le llamó la atención. Pero después sacó las ‘uñas’ y comenzó maltratando a mi sobrino, que tiene 10 años”, dijo Fredy.

Los ataques aumentaron contra la mujer y el menor, al punto de que ella tuvo que ser incapacitada por las agresiones. Pero como Pavi les dijo que era un desmovilizado de las Farc, ella ocultó por temor todos esos hechos a sus familiares.

Se puso a decir en la audiencia que tenía sida para que no lo fueran a meter a la cárcel y que atacó a mi hermana porque se estaba defendiendo de ella

“La había intentado ahorcar, y le dieron incapacidad de 50 días; luego volvió a golpearla y la incapacitaron 7 días. Mi hermana no nos dijo nada porque le tenía miedo; él le decía que era de la guerrilla y que la mataría si denunciaba”, contó Fredy.
Pero las agresiones se hicieron insostenibles, así que Sandra lo expulsó de su casa e instauró una caución en la Policía.

Pero de nada sirvió porque ese domingo 16 de julio, Pavi llegó borracho hasta la casa y la agredió con un cuchillo. “La atacó delante del niño, al que le dijo que lo iba a descuartizar. Si no es por un vecino que defendió a mi hermana con una maceta, la asesina”, aseveró Fredy.

Al sindicado le dio lo mismo y siguió merodeando por la casa de Sandra, vociferando a los vecinos que la iba a terminar de matar.

Sin embargo, la noche del martes fue capturado por la policía y el miércoles fue judicializado en Paloquemao, aunque no aceptó cargos.

“Se puso a decir en la audiencia que tenía sida para que no lo fueran a meter a la cárcel y que atacó a mi hermana porque se estaba defendiendo de ella”, concluyó Fredy.

Aunque EL TIEMPO consultó con el Santa Clara, hasta la noche del miércoles no habían dado un comunicado acerca del estado de salud de la mujer, ni de si Sandra perdería el ojo derecho.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA