El misterio todavía rodea las desapariciones de Betsy y Fabián

El misterio todavía rodea las desapariciones de Betsy y Fabián

Esta madrugada apareció la joven con golpes en la cara y aparentemente escopolaminada.

Violencia contra la mujer

Jineth Bedoya acompañó la manifestación de mujeres que pedía justicia por las víctimas de abusos sexuales.

Foto:

Nathaly Arias / Especial para EL TIEMPO

05 de junio 2017 , 06:34 a.m.

Las desapariciones de Betsy Bermúdez, víctima de abuso sexual que hizo pública su historia en EL TIEMPO, y de Fabián Herrera, el médico visto por última vez en la zona T, y cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el viernes pasado en Usme, todavía estremecen a Bogotá.

Sobre Betsy, reconocida esta madrugada en el hospital de Kennedy por su hermana,por ahora se desconocen las causas de su desaparición desde hace una semana, que generó alarma entre su familia y motivó el fin de semana que durante un plantón se pidiera a las autoridades intensificar su búsqueda.

La semana pasada, cientos de retratos de ambos jóvenes circularon por las redes sociales y medios, con la intención de establecer alguna pista sobre sus paraderos o personas relacionadas con estos hechos.

Aunque en el caso de Herrera ya hay un hallazgo definitivo, la información sobre los cinco días en los que no se supo nada sobre él es escasa, así que tanto su historia como la de Betsy que ahora se recupera en el hospital siguen en averiguación.

En cuanto a esta joven de 27 años, desde el 28 de mayo no se conocía nada sobre su ubicación. Sus familiares la habían visto por última vez en el barrio Santa Fe, localidad de Bosa, alrededor de las 2 de la tarde.

Lo que más inquietó fue que este desafortunado hecho sucedió seis días después de que la joven, madre de una niña de 6 años, sacó a la luz, en este diario, su testimonio como víctima de violencia sexual.

En una nota de EL TIEMPO del 19 de mayo, ella narró con crudeza las múltiples ocasiones en que su padre accedió a ella carnalmente. Primero, con manoseos, a los 7 años, y luego, con reiteradas violaciones, entre el 2005 y el 2013.

Aun cuando Antonio (como ella se refiere a su progenitor y victimario en la entrevista) fue capturado por las denuncias de abuso en el 2014, todavía hace eco sus reiteradas amenazas.

“Si usted me llega a sapear, yo le mato a su hija” fue una de las muchas intimidaciones a las que tuvo que sobrevivir Betsy por parte del hoy procesado delincuente.

Sin embargo, las voces que reclaman mayor atención sobre esta desaparecida no se han hecho callar.

Este domingo, 4 de junio, un grupo de más de 30 mujeres se reunió en el parque Nacional (justo en el lugar donde fue asesinada Rosa Elvira Cely) para pedir justicia por Betsy y el resto de mujeres víctimas de violencia sexual en Colombia.

“Ella (Betsy) se atrevió a hablar sobre la violencia que padeció y hoy está desaparecida. La violencia contra las mujeres es una pandemia que está destruyendo la sociedad”, exclamó la periodista Jineth Bedoya, quien encabezaba la manifestación.

Y aprovechó para denunciar una posible negligencia de la Fiscalía ante el hecho.

“La familia presentó la denuncia. Y en la Fiscalía les respondieron que 'todas las mujeres violadas se vuelven prostitutas'. La Fiscalía debe ser cuidadosa con estos casos y no revictimizar a las mujeres que son objeto de la violencia”, dijo Bedoya.

Por su parte, las autoridades todavía desconocen las circunstancias sobre la desaparición de Betsy.

Nohora Cárdenas, su hermana, señaló que la última vez que la vio vestía un gabán negro con un jean roto, y que cuando dejaron de saber sobre ella habilitaron la línea 317 8545714 para recibir cualquier información valiosa.

Mientras el paradero de Betsy es un misterio, el de Fabián Herrera, el médico de 28 años que desapareció en la madrugada del 29 de mayo, se hizo definitivo el sábado pasado.

Dictamen inconcluso

De acuerdo con la Policía, alrededor de las 4 de la tarde del viernes 2 de junio se reportó, en una zona boscosa del barrio Compostela, la presencia de un cuerpo sin vida, envuelto en una bolsa de plástico.

Apenas el sábado por la noche, Medicina Legal pudo confirmar, tras una necropsia, que el cuerpo era el de Fabián Herrera, visto por última vez cinco días atrás, en la carrera 15 con calle 85 (zona T), en el norte de Bogotá.

Los forenses confirmaron que en el momento de ser evaluado, Fabián había muerto 48 horas atrás, es decir, el jueves 1.° de junio, y que la causa de su deceso sigue en estudio.

Medicina Legal señaló que la muerte no fue producto de lesiones por armas de fuego o cortopunzantes. “Solo se halló un trauma encefálico moderado, que no explica el fallecimiento”, aclaró el doctor Carlos Valdés, director de la entidad.

Por otra parte, fuentes cercanas al caso dijeron que la teoría de que Fabián fue víctima de un paseo millonario podría quedar descartada, ya que sus cuentas bancarias, al parecer, estaban intactas. Sin embargo, las autoridades no han confirmado esta información.

Con todo esto, la familia y los amigos de Fabián le hicieron un homenaje el sábado en la 82 con 12 A, cerca del lugar donde desapareció. Y este lunes será su sepelio en Jardines de Paz.

“Lo que le pasó a Fabián no se puede volver a repetir, por eso queremos la verdad, la investigación sobre lo que pasó con él los días que estuvo perdido”, dijeron sus amigos.

PABLO ARCINIEGAS
Redacción EL TIEMPO ZONA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA