En Nueva York, robots harían el 39 % de los trabajos

En Nueva York, robots harían el 39 % de los trabajos

Ese es el potencial para la próxima década para que inteligencias artificiales hagan tareas humanas.

Máquinas hacen trabajo de humanos en New York

Los robots mejorarán su capacidad de interacción con las personas, a la vez que incrementarán sus funciones automáticas.

Foto:

AFP

14 de junio 2018 , 08:13 p.m.

En el 2030 serán 1’731.502 los trabajos que serán efectuados o parcialmente efectuados por robots, inteligencias artificiales o máquinas superautomatizadas, los cuales realizaban en el 2017 seres humanos en su totalidad, en Nueva York (EE. UU.).

Esa cifra, que representa el 39 por ciento de las plazas laborales que en la actualidad hay disponibles en esa megaurbe (4’439.750), inquieta a los investigadores del Centro para un Futuro Urbano (CFU). La entidad, cuyo centro de investigaciones queda en la gran manzana y que analiza los entornos urbanos para recomendar políticas públicas, llegó a esa conclusión tras revisar cifras del Departamento de Empleo Laboral del estado de Nueva York y del McKinsey Global Institute.

Máquinas harán trabajos de humanos en New York

El nivel de desarrollo de las inteligencias artificiales va en aumento.

Foto:

AFP

Los sectores de manufacturas e industria serán los que más impacto tendrán. Aunque campos distintos como bibliotecas y centros médicos, además de algunos tipos de oficinistas (contadores, por ejemplo), no serán ajenos a esa transformación.

Lo anterior no significa que las personas vayan a desaparecer ciento por ciento de esas ocupaciones, sino que su cantidad se va a limitar y sus tareas serán transformadas, más enfocadas en programar y verificar que las labores automatizadas se ejecuten de manera correcta. Esta idea se confirma al observar que solo 450.000 puestos de trabajo serán ejercidos por máquinas que realizarán más del 80 por ciento de las acciones que estos demandan.

A la vez, hay 1’364.650 plazas (31 por ciento del total) en las que el 50 por ciento de sus labores podrán ser ejercidas por máquinas.

Entre los cuestionamientos que plantea la investigación se destaca que la mayor vulnerabilidad al cambio está en los trabajos de ingreso bajo o medio que sirven como puerta de ingreso hacia la clase media neoyorquina, como aquellas personas que laboran sirviendo y preparando comidas, incluidas las rápidas (el 87 por ciento de sus labores podrán ser automatizadas), bibliotecólogos (con un potencial de automatización del 86 por ciento) y conductores de buses, camiones o camionetas (78 por ciento de potencial de automatización).

Y un trabajo que precisa mayor formación, como el de jefe ejecutivo, tampoco es inmune, aunque en menor medida: el 25 por ciento de sus quehaceres serían realizados por inteligencias artificiales.

“Aunque no es posible predecir con total exactitud los impactos del remplazo laboral con máquinas, los tomadores de decisiones y políticas públicas, empresarios y educadores tienen razones para prepararse y afrontar estos cambios de manera adecuada, pues se debe evitar el empobrecimiento de las comunidades”, advierte el CFU.

Un trabajo que precisa mayor formación, como el de jefe ejecutivo, tampoco es inmune: el 25 por ciento de sus quehaceres serían realizados por inteligencias artificiales

Quienes viven con trabajos que implican menos repetición (física y cognitiva), con tareas más variables, además de quienes se desempeñan en economías creativas, son los que más posibilidades tendrán de conservar sus empleos en esta competencia contra las máquinas.

Felipe Motoa Franco
BOGOTÁ
En Twitter: @FELIPEMOTOA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.