Los males que aquejan a la avenida Calatrava

Los males que aquejan a la avenida Calatrava

Inseguridad y trancones, algunos lunares de la vía que conecta a la Suba oriental con la occidental.

Calatrava

Inseguridad, trancones y basuras, los lunares de una vía que conecta la parte oriental de Suba con la occidental.

Foto:

EL TIEMPO ZONA

03 de marzo 2017 , 06:06 p.m.

La calle 127A entre la carrera 91 y la avenida Boyacá es una vía de vital importancia que de ser intervenida por las autoridades, resolvería gran parte del caos vehicular de la localidad de Suba. Sin embargo, este tramo está en el completo olvido. En un recorrido por esta calle, pudimos constatar que, más allá de los trancones (que son a cualquier hora del día), pululan las basuras y los escombros, la señalización vial brilla por su ausencia, no hay andenes y, además, según residentes de la zona, la inseguridad campea.

“En esta zona hay mucha delincuencia, drogadicción y vandalismo”, contó William Cruz, residente y usuario de la vía que en las noches es bastante oscura y desolada; un escenario propicio para la delincuencia y para quienes arrojan escombros y basuras. “Este sector queda muy solo en la noche y es apenas para los volqueteros que vienen y dejan todo tipo de residuos”, contó Germán Tabares, otro residente.

Los cerca de 1,8 kilómetros que hay de calle 127A entre la carrera 91 y la avenida Boyacá ya fueron contemplados por el convenio 1725 de 2014 del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), para ser intervenidos. Este contrato consiste en la “complementación, actualización, ajustes, diseños y construcción de la avenida El Rincón (cra. 91 y cl. 131A) desde la carrera 91 hasta la avenida La Conejera (Tv. 97) y la avenida Tabor desde la avenida La Conejera hasta la avenida Ciudad de Cali”.

El costo inicial de este convenio fue de un poco más de 51 mil millones de pesos y el plazo, desde diciembre de 2014, de 28 meses. Si el contrato se hubiera ejecutado, en poco menos de un mes, esta vía ya contaría con dos calzadas por sentido, cada una con tres carriles. Sin embargo, según información del Sistema Electrónico de Contratación Pública, (Secop), este contrato tuvo una adición presupuestal de cerca de 14.800 millones de pesos y tres prórrogas de cuatro meses, lo que ha demorado el proceso. Según estos términos, la obra, que para el IDU en el mes de enero se encontraba por el 9 por ciento de avance, debería estar terminada en diciembre de este año.

Los escombros se tomaron parte de la Calatrava

Basuras, escombros, colchones y hasta muebles son arrojados a diario en ambos costados de la Calatrava. Según los vecinos del sector, todos estos elementos son arrojados por carretilleros y personas que se transportan en camiones pequeños y que dejan estos residuos en horas de la noche. “Esas personas aprovechan la poca iluminación que hay en toda la vía para dejar los escombros”, manifestó William Cruz Martínez, presidente de la Asociación de Conjuntos Altos de San Jorge (Asoconasjor).

En otros puntos los troncos y las ramas de los árboles caídos se convierten en obstáculos para los vehículos que transitan por esta calle. Esta situación no es nueva, según residentes de la zona, esto se viene presentando desde hace más de 14 años. De hecho EL TIEMPO en junio del año pasado publicó esta denuncia. En ese entonces, Germán Tabares, residente de uno de los conjuntos, afirmó que si bien Lime, la empresa encargada del aseo en esta zona recogió los escombros, a los pocos días el lugar estaba nuevamente sucio.

Lime recordó a los vecinos del sector que si tienen escombros para desechar, pueden solicitar su recolección llamando a las líneas 4172309, 4173698 y 4173699.

Alerta por inseguridad

Otro tema que tratan los vecinos cada vez que tienen reuniones con las autoridades es el de la seguridad en la Calatrava. “A las señoras y a los niños les da miedo pasar por algunas partes de la vía, porque se ha vuelto insegura”, aseguró William Cruz. Incluso los residentes del sector afirman que los puntos más oscuros y por donde no pasan personas, están siendo usados para el consumo de marihuana y otras drogas.

“Hemos hablado con los miembros del cuadrante de la Policía del sector y nos han dicho que si trabajamos juntos podemos mejorar la seguridad en la zona”, afirmó Cruz. Esta labor al parecer está dando frutos, porque según vecinos, las personas están regresando a los parques del sector. No obstante, otra preocupación tiene que ver con el robo del equipamiento de los parques del sector.

“Hemos encontrado a recicladores hurtando las lámparas y pare de los juegos del parque. Lo que hemos hecho es recuperar parte del cerramiento que había”, manifestó Cruz. Precisamente, parte de este mobiliario ha sido restaurado gracias a la Asoconasjor. Otra problemática que aqueja a esta vía de nuestra localidad es la constante instalación de ‘cambuches’. Aunque la Policía los retira, a los pocos días vuelven a aparecer. Las señales de tránsito tampoco se salvan de las manos criminales, muchas de las que están en la vía están pintadas con grafitis.

Los trancones de cada día

Los trancones que tienen que soportar quienes transitan por la calle 127A son intensos.
“Las filas de carros son tenaces. Uno se tarda 45 minutos bajando por un tramo que a las 10 de la noche se recorre en cinco minutos”, contó William Cruz, presidente de la Asociación de Conjuntos Altos de San Jorge (Asoconasjor).
Durante el recorrido por la Calatrava, constatamos que, además de los trancones, la falta de señalización vial, de andenes y de pasos para biciusuarios, es un riesgo para los ciudadanos.

Adicionalmente, la intersección de la avenida Boyacá con calle 127A en horas pico es un caos. Aunque cuenta con el apoyo de agentes de tránsito para regular el tráfico, la imprudencia de los conductores hace de este, un punto peligroso. “Esta situación es un peligro latente, todas las semanas hay heridos de motociclistas, peatones que son afectados porque la vía es muy estrecha”, añadió Cruz. A esto se le suma el hecho de que esta calle, que es de solo un carril por sentido, está siendo invadida de vehículos malparqueados, en su mayoría camiones y volquetas.

Vecinos unidos por la vía

Como parte del proceso de recuperación que han adelantado los vecinos del sector en la vía Calatrava, el sábado 25 de febrero se realizó la presentación de un mural en uno de los parques del sector. “Desde Idartes nos recomendaron algunos artistas, recibimos un total de siete propuestas y escogimos la que más se adaptó a la que queríamos”, manifestó Cruz, quien añadió que “el concepto del mural está inspirado en la cultura Muisca, en los humedales y la naturaleza del sector”.

Incluso se espera que miembros de la comunidad muisca asistan al evento para hacer un ritual para bendecir el nuevo mural. Otras de las actividades realizadas por la comunidad de esta zona fue la recuperación de los parques y la cancha de baloncesto, que han sido afectados por la delincuencia.


Redacción EL TIEMPO ZONA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA