'Sin conciencia civil, el problema de llantas no se va a solucionar'

'Sin conciencia civil, el problema de llantas no se va a solucionar'

Secretaría de Ambiente demanda apoyo ciudadano. Norma dice que 25 % del asfalto lleve caucho.

fg

Acumulaciones de estos residuos especiales son los que el Distrito intenta evitar. Piden más consciencia ciudadana.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

02 de agosto 2016 , 11:43 p.m.

A los cerca de dos millones de llantas que son abandonadas en vías públicas o que terminan en quemas y disposiciones finales sin cumplimiento de parámetros ambientales, ahora se les suma que Bogotá carece de plantas que transformen estos residuos en caucho útil para mezclarse con asfalto.

El año pasado, la Alcaldía Mayor emitió el Decreto 442 del 2015, con el propósito de adoptar normas para el ‘Programa de aprovechamiento y/o valorización de llantas usadas’. Inicialmente, el artículo 10 del mencionado decreto dictaba que desde el 1° de julio del 2016 toda obra de infraestructura vial que se adelantara en procesos constructivos con asfalto, debía usar materiales 100 % provenientes del aprovechamiento de llantas usadas.

Con este lineamiento, todo el asfalto que se usara para el pavimento debía contener caucho extraído de las ruedas viejas.

Pero el 29 de junio pasado, la nueva Administración emitió el Decreto 256, que modificó, entre otros, el señalado artículo 10: la exigencia de mezcla asfáltica con caucho de llantas usadas pasó a ser del 25 %.

Uno de los motivos para reducir este margen, según el ingeniero José Félix Gómez, director encargado del IDU, es que el asfalto que involucra grano de caucho es entre 40 % y 50 % más costoso que el corriente: “Se debe mirar técnicamente dónde se debe utilizar y hacer el análisis financiero, para que no se nos reduzca la cantidad de obras que tenemos planteada”.

Gómez agregó que el déficit de la ciudad es cercano a los $ 11 billones, lo que “nos restringe usar este tipo de mezcla en el 100 % de las obras, porque la responsabilidad (prioritaria) es atender la mayoría de las obras que requiere la malla vial”.

A partir del nuevo porcentaje, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) tendrá la potestad de exigirles a sus contratistas (desde el pasado 1° de agosto) la proporción que estime conveniente, partiendo del porcentaje señalado.

Cabe mencionar que, desde el 2010, el Instituto implementó esa directriz en cerca del 22 % de las obras con pavimento: 84.681 llantas usadas se utilizaron en las mezclas, desde ese año hasta el 31 de diciembre del 2015 .

Óscar López, director de control ambiental de la Secretaría de Ambiente, expuso otra razón para dejar en 25 % la exigencia básica: Bogotá no cuenta con plantas que trituren las llantas para convertirlas en elementos incorporables al asfalto. Solo en Mosquera hay un par de estas plantas, pero Medellín es la ciudad que manda la parada, al disponer de varias empresas que realizan este proceso industrial.

López destacó que el solo transporte hasta esa ciudad implica más costos, lo que abre la necesidad de llamar a la ciudadanía a que ayude a resolver el problema. Mucho más cuando advierte que, por más que se use el caucho reciclado, el asfalto mezclado no empleará más del 10 % del total de llantas que genera la ciudad.

La Universidad de los Andes, en una investigación titulada ‘En busca de pavimentos más durables’, concluyó, tras procedimientos comparativos, que “la mezcla de asfalto que contenía caucho modificado por vía húmeda (uno de los dos mecanismos para incorporarlo) presentó menos daños superficiales, mejores condiciones de servicio y mayor durabilidad”, por lo que el camino a seguir (contando con que se abran más plantas procesadoras que bajen costos por volumen) es con este tipo de material.

El reto

Según la Secretaría de Ambiente, el problema de estos residuos mal dispuestos es una responsabilidad que no debería asumirse con dineros públicos, sino que cada usuario de las llantas debería pagar por su disposición definitiva. En lo corrido del año, la Administración recogió alrededor de 10.000 llantas viejas, cada una de las cuales les cuesta a las arcas públicas entre $ 3 mil y $ 4 mil (vea infografía).

El gran problema es que como son residuos especiales, no entran en el esquema de aseo de la ciudad ni pueden ir a parar al relleno sanitario Doña Juana.

Aunque por la Resolución 1457 del 2010, del Ministerio de Ambiente, los importadores y establecimientos de llantas para carros deben recoger el 35 % de sus productos una vez usados; el 65 % de estos materiales queda desamparado.

A esto se suman todas las llantas de motos, que no las cobija la regulación.

De ahí el llamado de Ambiente a tomar conciencia. “La gente hace recambios de llantas y se desentiende del futuro de las que usaron. Los establecimientos que no hacen parte de la regulación se deshacen de ellas, muchas veces dejándolas en vías públicas, por lo que es urgente que los ciudadanos se concienticen de la necesidad de disponer correctamente estos materiales, aunque implique un cierto costo adicional, que no debe ser pagado por todos (los contribuyentes), sino por aquellos que les dieron uso a estos elementos”, finalizó López.

En la calle, la mayoría de conductores concedió que una vez realizan sus cambios de llantas, se olvidan de las usadas y no se preguntan adónde van a parar. “Debería haber una bodega especializada para recibirlas. Que uno llame y vengan por ellas”, opinó Óscar Sánchez, taxista.

Al preguntarle si estaría dispuesto a pagar unos 20.000 pesos por la disposición de las cuatro llantas básicas, no se mostró tan presto. La misma duda tuvo la mayoría de consultados, una actitud que, como lo exponen los expertos, debería cambiar y convertirse en corresponsabilidad social.

FELIPE MOTOA FRANCO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter @felipemotoa

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA