El copetón que ‘revivió’ un muro de la calle 26

El copetón que ‘revivió’ un muro de la calle 26

Colpatria y la Universidad Jorge Tadeo Lozano se aliaron para realizar este mural.

El copetón

‘El copetón y el diente de león’ es la obra que se pintó sobre un muro de 12 metros de alto por 24 de ancho, en la 26.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

17 de agosto 2017 , 10:41 a.m.

Durante 45 días, 12 estudiantes de arte y otras carreras pusieron a trabajar su recursividad y pasión para darle vida a una deteriorada pared de la calle 26 con carrera 9.ª, que antes los vecinos de la zona conocían como el ‘muro de los lamentos’.

Le decían así por su aspecto negro, que se refundía entre los edificios, sin ninguna gracia. Hoy, en cambio, si usted se para desde el parque Bicentenario, en la carrera 7.ª con calle 26, verá que el panorama es otro. Un copetón, que muerde un diente de león, se alza sobre la pared y le da un nuevo aire a la zona. Está sobre el antiguo teatro Olympia, un ícono del centro décadas atrás.

Esta vista, sumada a un atardecer bogotano, de seguro le harán enamorarse de la capital, pues el color azul del fondo del mural, que mide 12 metros de alto por 24 de ancho, inspira paz, según describe Sofía Cruz, una de las estudiantes de la Universidad Jorge Tadeo Lozano que participó en la pintada de la obra, y que se realizó con el Observatorio de Poéticas Sociales.

El diseño, dice Esteban Ojosolo, también de la escuela de artes de esta institución, está inspirado en la emblemática ave de los andes que por la urbanización y el ruido de la ciudad viene desapareciendo.

Mural de El Copetón sobre la calle 26.

Ellos son los estudiantes de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, que pintaron el mural.

Foto:

Observatoria de Poéticas Sociales

Mural de El Copetón en el centro de Bogotá

En una antigua pared negra de 12 metros de alto por 24 de ancho se levantó la obra.

Foto:

Observatorio de Poéticas Sociales

Mural de El Copetón en el centro de Bogotá

Esta era la pared negra que se encontraba en la calle 26 con 9a.

Foto:

Observatorio de Poéticas Sociales

Mural de El Copetón sobre la calle 26.

Ellos son los estudiantes de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, que pintaron el mural.

Foto:

Observatoria de Poéticas Sociales

Mural de El Copetón en el centro de Bogotá

En una antigua pared negra de 12 metros de alto por 24 de ancho se levantó la obra.

Foto:

Observatorio de Poéticas Sociales

El diente de león tiene otro significado: “Es un símbolo de resistencia urbana. Esta planta crece en todas partes, hasta en las grietas y las ruinas de las casas que se tumban para darles paso a nuevos edificios”, asegura Sofía.

Este mural, que comenzó a pintarse a mediados de junio y se terminó en julio, fue realizado en alianza con Axa Colpatria y el banco Colpatria Scotiabank, pues algunos de sus edificios del centro de la ciudad están en inmediaciones a la antigua pared negra.

En mayo, aproximadamente, ellos buscaron a la Universidad Jorge Tadeo Lozano para rehabilitar este espacio a través de la intervención artística, y apoyaron el proceso con la compra de los materiales para llevarla a cabo.

“Con esta institución hemos trabajado en varios proyectos conjuntos desde el año pasado, y le propusimos la idea. Axa Colpatria capacitó a diez de los artistas en un curso de alturas para poder realizar la obra, mientras que el banco se encargó de la compra de los materiales, del alquiler de la maquinaria que necesitaban y de poner el muro, que es de nuestra propiedad”, señaló Santiago Durán, gerente de Talento Humano de Colpatria.

El funcionario destacó que junto con la Asociación Gremial Cívica Centro Internacional (AsoSandiego) han velado porque sus alrededores, entre ellos el parque Bicentenario, se conviertan en epicentro de la cultura, y que esta obra llega a ser parte de esa intención.

Cabe señalar que el Bicentenario fue remodelado y entregado a la ciudadanía por el Distrito el año pasado, tras varios años de espera, y que hoy, gracias a la apropiación de los residentes y gremios que se encuentran en la zona se ha vuelto un importante escenario cultural y turístico del centro.

Luces en la torre

Para realizar el lanzamiento de este mural, que fue hecho con pintura y espray, principalmente, hoy, a las 5:30 de la tarde se llevará a cabo una ceremonia en el Bicentenario.

Con ello se culmina el workshop ‘Arte y espacio público: imágenes y relatos de ciudad’ que organizaron la Universidad Jorge Tadeo Lozano y Colpatria, con el apoyo de fundación Flora Ars +Natura y el colectivo Arto Arte.

En el evento se presentarán algunas piezas audiovisuales, entre las que se encuentra un video de cómo se realizó el mural. Para finalizar, se hará una proyección de luces sobre la torre Colpatria, que coincide con los colores del mural.

Óscar Moreno Escárraga, coordinador del Observatorio de Poéticas Sociales de la Tadeo Lozano, indicó que el evento le da un sentido de nostalgia a este punto. “Allí quedaba antes el teatro Olympia, donde se proyectaban, entre otras, películas. Ahora, que sobre este recuerdo se plasme un gran mural es una manera de volver a activar las imágenes”, relató.

El diseño de la obra El copetón y el diente de león fue seleccionado por Colpatria entre tres diseños que los jóvenes del Observatorio de Poéticas Sociales de la Jorge Tadeo Lozano presentaron meses atrás.

Las otras dos propuestas eran baldosas con motivos autóctonos, que rememoraban la época en la que existía un amplio mercado en el centro de la ciudad, y otro era una rana sabanera”, indicó el estudiante Esteban.

Mural Copetón en el centro de Bogotá

Imágenes del proceso artístico, que se realizó entre junio y julio.

Foto:

Observatorio de Poéticas Sociales

Emblema de Bogotá

Una de las aves ícono de la ciudad es el copetón o gorrión andino (‘Zonotrichia capensis’), que de acuerdo con la fundación Humedales de Bogotá, en la caracterización de la avifauna de la capital, es una de las especies más comunes. Su canto, que emite desde los árboles de la ciudad, es inconfundible.

Según datos del Jardín Botánico de Bogotá, estos animales son altamente sociables por lo que prefieren habitar áreas abiertas, cerca de edificaciones, parques o asociados a cultivos y próximo a los humanos. Se alimentan de semillas y pequeños invertebrados. Durante todo el año se reproducen y son monógamos, por lo que se les puede ver con su pareja. Ponen de 2 a 3 huevos y los dos cuidan de sus polluelos. Los que no se reproducen están en bandadas.

MICHAEL CRUZ ROA
Periodista de EL TIEMPO
En Twitter: @Michael_CruzRoa
Escríbanos a miccru@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA