La invasión en la vía La Calera pone en peligro a los peatones

La invasión en la vía La Calera pone en peligro a los peatones

A la falta de una berma para ciclistas se le suma la ausencia de andenes y la invasión de negocios. 

Invasión en la calera

A lo largo de la vía hay ventas de objetos en hierro, madero y mármol, entre otros.

Foto:

Vanessa Perea Bonilla

13 de julio 2018 , 07:46 p.m.

Los 6,8 kilómetros que hay entre la avenida Circunvalar con calle 85 y el peaje Los Patios para ingresar al municipio de La Calera hacen parte de una de las vías intermunicipales más transitadas de Bogotá –500 ciclistas, 9.136, carros, 2.206 motos, 644 buses, 443 camiones, en promedio diario–, pero también es una de los que mayores conflictos de movilidad presenta.

A la falta de una berma para los ciclistas, la cual ha sido solicitada desde hace varios años debido al constante conflicto que hay entre estos y los vehículos, se le suma la denuncia de varios peatones que afirman que la invasión de los negocios que hay a lo largo del tramo vial no les permite transitar con seguridad.

Esta vez, el tema fue puesto sobre la mesa por Rosita de León en uno de los consejos de redacción de la sección Bogotá de EL TIEMPO, transmitido a través de Facebook Live.

Durante el trayecto entre Bogotá y La Calera se pasa por los barrios Bosques de Bellavista y San Luis, de la localidad de Chapinero, ambas zonas urbanas suman casi 3 kilometros de la vía, en los que proliferan diferentes negocios de madera, ladrillos, hierro y piedra, entre otros que sacan sus productos hasta la carretera.

Esto, sumado a los escombros y la basura que se dispone en ambos lados de la vía no le dejan espacio a los peatones: “la invasión es total y aquí no hay quién controle a nadie”, expresó Johanna Rincón, mientras caminaba en compañía de su hermana y su hija por la parte de la vía que pasa por el barrio San Luis, exponiéndose al paso de los vehículos.

Pero según Rincón, eso es lo normal, que tanto carros, motos, buses, bicicletas y peatones compartan la misma vía, a pesar de los graves riesgos que representa.
De hecho, el pasado 30 de mayo, en el kilometro 4, un niño de 12 años fue arrollado por un camión que se quedó sin frenos; el menor que caminaba por lo que queda de acera quedó con trauma craneoencefálico severo, lesiones en un ojo y fracturas en el hombro, un brazo y un pie.

La invasión es total y aquí no hay quién controle a nadie

Pero ni ese grave accidente, ni los dos ciclistas muertos en el último año en esa vía han hecho que se tomen medidas contundentes para despejar el espacio invadido por los negocios.

En junio del 2015, la Alcaldía Local de Usaquén, que comparte la jurisdicción de la vía con la Alcaldía Local de Chapinero, realizaron un gran operativo para recuperar el espacio público.

Luego de remover pilas de material, en ese momento, se acordó que la calzada debía destinar cinco metros para los peatones y también mantenerse despejada.
Pero los controles efectuados ese año no fueron suficientes y hoy la vía no cuenta ni con un metro de exclusividad para los peatones

Sin embargo, para artesanos como Carlos Godoy, quien vende objetos en piedra, exponer los objetos en las aceras es una costumbre que les permite asegurar ventas.
“Si no sacamos los productos, las personas no los ven y no los compran; ni siquiera pararían a mirar y menos a comprar. Yo llevo en esto casi 30 años”, dijo Godoy.

Invasión en la calera

La mayoría de los negocios sacan sus productos hasta la carretera.

Foto:

Vanessa Perea Bonilla

La vía es un caos

Por medio de una carta, los residentes del conjunto cerrado Casa de Campo de La Calera, le expresaron a EL TIEMPO ZONA los problemas más graves que como usuarios frecuentes del corredor evidencian. “Es una vía angosta que recibe tráfico pesado, carros de todos los tamaños, motociclistas, ciclistas y peatones; no tienen berma ni carriles preferenciales y hay falta de coordinación entre la alcaldía local y la Alcaldía de Bogotá para que haya responsabilidades”, expresaron.

Además, para los residentes de Casa de Campo, las malas prácticas de los ciclistas son frecuentes –como ir con carros escoltándolos o avanzar en lotes de fila horizontal de más de tres– y la falta de control a los establecimientos que expenden licor complican aun más la seguridad de la vía.

Hay total falta de autoridad, hay permisividad con los establecimientos y los vehículos mal estacionados. “Esta vía todos deberíamos poder usarla”, concluyeron.

No hay solución a la vista

A pesar de las problemática en la vía a La Calera, la Alcaldía Local de Chapinero no ha respondido sobre qué medidas ha tomado o tomará para mitigar la situación.

El IDU, por su parte, tampoco se refirió sobre la posibilidad de implementar una berma o un paso peatonal seguro para los caminantes que frecuentan la vía.

VANESSA PEREA BONILLA
EL TIEMPO ZONA 
Twitter: @ChapineroET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.