Lo que enreda a segundo de la Policía de Bogotá en muerte de profesor

Lo que enreda a segundo de la Policía de Bogotá en muerte de profesor

Al coronel William Sánchez se le imputaron cargos por encubrimiento del crimen. 

William Sánchez subcomandante de la Policía de Bogotá

Al coronel William Sánchez, subcomandante de la Policía de Bogotá, se le investiga por favorecimiento en el homicidio del primo del senador Iván Cepeda.

Foto:

Cesar Melgarejo / EL TIEMPO

11 de agosto 2017 , 06:27 a.m.

William Eduardo Sánchez Roa, actual subcomandante de Policía de Bogotá, fue señalado de ordenar el traslado del cadáver del docente Francisco Javier Ocampo Cepeda, y hacerlo pasar como si estuviera con vida en un hospital, el 4 de agosto del 2013 en Cali.

Así lo afirmó el Fiscal 124 de la Unidad de Derechos Humanos de la capital del Valle en medio de la audiencia de imputación de cargos al coronel Sánchez y a otros 12 policías que son procesados por su vinculación en el crimen del docente, primo del senador Iván Cepeda.

A siete uniformados les imputaron los delitos de favorecimiento y encubrimiento; y a los otros seis les sumaron el homicidio agravado.

De acuerdo con el organismo investigador, en la época en que ocurrió el crimen de Ocampo Cepeda el coronel Sánchez era el comandante del Distrito 4 de Cali y dio la orden al capitán Bruno Yesid Lozano, en esa época teniente a cargo de la operación, para que trasladara el cuerpo del profesor Ocampo Cepeda, como si todavía estuviera vivo, al hospital Carlos Carmona, en el suroriente de Cali.Los demás patrulleros y oficiales estuvieron en el lugar de los hechos y habrían ayudado a alterar la escena del crimen, de acuerdo con lo explicado por el fiscal.

Las pruebas

La aparición de la cédula y las gafas del docente en el lugar de su muerte, ocho días después de lo sucedido, fue una pista importante para que los investigadores determinaran que esas evidencias fueron puestas en el lugar tras el crimen.

Otro elemento clave fue un saco rojo que pertenecía a la víctima y que estaba lleno de matas y césped provenientes del arbusto donde Ocampo habría quedado herido, según los policías.

Sin embargo, en una nueva visita al lugar del crimen, no había arbustos, lo que daría lugar a una evidente manipulación de la escena donde ocurrió la muerte, según la Fiscalía.

Además, la investigación arrojó que la distancia a la que le habrían disparado al docente no corresponde a la reportada por los uniformados.

El fiscal dejó claro que de las 19 vainillas encontradas en el lugar, 2 corresponderían a balas disparadas del arma que, según los uniformados, accionó el profesor, mientras que las 17 restantes las dispararon los policías, pero no eran proyectiles de dotación oficial.

Al capitán Bruno Yesid Lozano Bohórquez y a los patrulleros James Madrid Valenzuela, Johan Felipe Ortiz Restrepo, Jhonatan Areiza Caicedo, Jesús Clemente Muñoz y Elkin Contreras Rodríguez el fiscal les imputó cargos por homicidio agravado y ocultamiento.

Y al mayor Óscar Alberto Rojas Yopaza, los coroneles Carlos Andrés Mora Cerón y William Eduardo Sánchez Roa, y los patrulleros Mario Alejandro Velandia Rodríguez, Juan Esteban Caro Zapata, Alexánder Morales Reina y Héctor Alexánder Giraldo, les imputaron cargos por ocultamiento y favorecimiento. Ninguno de los implicados aceptó los cargos.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA