Hombre que mató a un joven en bus del SITP tenía casa por cárcel

Hombre que mató a un joven en bus del SITP tenía casa por cárcel

El agresor pagaba una condena por asesinato, pero tenía un permiso especial para trabajar.

fg

José Álvaro Ibáñez (izq.) tomó el mismo bus que Ronald Ramírez (der.) luego de terminar su jornada laboral.

Foto:

Archivo particular

14 de diciembre 2016 , 02:59 p.m.

“Es muy probable que en este momento, la mujer a la que mi hijo ayudó no sepa que él dio la vida por hacerla respetar”.

El comentario es de María Damaris Ortiz, la madre de Ronald Reynaldo Ramírez, un hombre de 30 años “de buen humor, con tres hijos y oriundo de La Dorada, Caldas”, que murió el viernes pasado de una puñalada en el corazón por defender a una mujer que era acosada sexualmente en un bus del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

Según las autoridades, el presunto asesino, identificado como José Álvaro Ibáñez, tomó el mismo bus que Ronald luego de terminar su jornada laboral en un expendio de carnes, situado en la avenida Ciudad de Cali con calle 13.

Metros más adelante quiso sentarse en una de las sillas que quedaron disponibles, pero una mujer ocupó el lugar, hecho que ofendió al hombre de 46 años.

(Editorial: Peligro en el vecindario)

A partir de ese momento, se inició una serie de insultos y expresiones obscenas en contra de la mujer, razón por la cual Ronald no soportó que la agrediera y le reclamó respeto por la pasajera, hasta que el hombre cesó los insultos. Eran las 4:30 de la tarde.

Lo que nunca imaginó Ronald Reynaldo Ramírez era que ese hombre estaba pagando una condena por homicidio con el beneficio de casa por cárcel, que tenía antecedentes por haber asesinado a siete personas y que un juzgado de Bogotá le había otorgado un permiso especial para poder trabajar.

Por lo anterior, tampoco sospechó que, después de que la mujer que ayudó en el bus se bajara, sana y salva, José Álvaro Ibáñez sacaría un cuchillo y lo llevaría directo a su corazón.

“Después de eso, el tipo se bajó del bus a la fuerza, porque el conductor cerró las puertas. Arrancó a correr hacia el humedal, y yo no sé de dónde salió un policía de Tránsito en una moto. La gente comenzó a pegarle al vidrio del bus y a decirle lo que pasó, el policía se fue detrás del tipo y lo alcanzó como a dos cuadras”, relató a CITYNOTICIAS Gildardo Pinilla, testigo de los hechos.

(También: La historia del fletero que había quedado en libertad por pacto con la Fiscalía)

Dos días en la morgue

La madre afligida, que clama justicia, recibió la noticia de la muerte de Ronald el sábado a las 7 de la noche, un día después de que este fuera trasladado de inmediato a la Clínica de Occidente, adonde llegó sin signos vitales.

“Como a él se le perdieron sus documentos de identidad hace algunas semanas, Ronald fue recibido por Medicina Legal como NN; por eso, nadie supo de su paradero durante un día”, cuenta Samanta Vargas, su novia, quien preocupada lo llamaba a su celular una y otra vez, sin obtener información.

“A eso de las 6 de la tarde, un hombre me contestó, dijo que mi novio estaba en Medicina Legal, que debía dirigirme allá con una foto de él; luego vino lo demás, avisarles a mi suegra y a toda la familia”, agrega Samanta, quien dice que apenas llevaban siete meses de noviazgo.

rtyhfgh

Foto:

Durante el funeral, la familia y los más de 70 amigos que llegaron a despedir a Ronald se preguntaron una y otra vez cómo alguien que no tenía problemas, “incluso como administrador de un bar en Soacha, en donde tenía que lidiar con gente alcoholizada, jamás le pasó nada”, pueda acabar su vida por un hecho de intolerancia en un bus.

“En esta ciudad, uno no sabe qué clase de persona le está rozando la espalda en el bus. Es mejor quedarse callado ante las injusticias. Es que yo he visto que ni siquiera se le puede decir a una persona que ceda el puesto a un adulto mayor sin recibir insultos”, denuncia Zaira Ortiz, tía de Ronald y quien agrega que si pudiera regresar el tiempo, le diría a su sobrino que no hiciera nada, que se quedara callado.

El homicida fue conducido a la Unidad de Reacción Inmediata situada en Kennedy, donde un juez lo envió a una cárcel de la ciudad y ahora espera ser juzgado de nuevo por homicidio.

Familiares de Ronald dicen que fueron citados el próximo lunes en la sede judicial de Paloquemao para asistir a la audiencia de imputación de cargos.

LEIDY TATIANA ROJAS
EL TIEMPO ZONA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA