La historia de más de cien años de pedaleo en la capital

La historia de más de cien años de pedaleo en la capital

La bici llegó a Bogotá a finales del siglo XIX. Sus usos y dueños cambiaron en un siglo de historia.

Bicicleta Bogotá

La bicicleta fue, en sus inicios, un juguete de lujo entre los niños de la capital.

Foto:

Fondo Fotográfico Sady González / Archivo de Bogotá

08 de junio 2018 , 09:19 p.m.

Nadie sabe en qué año rodó la primera bicicleta en Bogotá. Pero se tienen sus primeros registros en la prensa de las décadas de 1880 y 1890.

Las clases altas dejaron de usarla porque se había vuelto del pueblo

“Era un artículo de lujo. La utilizaban mujeres y formaban clubes alrededor de ella”, explica Carlos Felipe Pardo, director de la Fundación Despacio y autor de una investigación inédita sobre la historia de la bicicleta en Bogotá. Pardo resaltó que su uso, inicialmente, fue recreativo y propio de clases altas.

En 1894 aparecieron las primeras carreras de aficionados. Se convirtieron en todo un evento social cuando, en 1898, se inauguraron los velódromos de la plaza de los Mártires y el de la Quinta de la Magdalena.

Bicicleta Bogotá

La bicicleta fue inicialmente utilizada por clases altas, sobre todo mujeres, para recreación.

Foto:

Fondo Fotográfico Sady González / Archivo de Bogotá

Bicicleta Bogotá

Luego, fue un juguete de lujo para los pequeños capitalinos.

Foto:

Fondo Fotográfico Sady González / Archivo de Bogotá

Bicicleta Bogotá

Años más tarde, la Administración Postal Nacional y la Policía emplearon la bicicleta como herramienta de trabajo. A partir de esto, su uso se popularizó entre los ciudadanos.

Foto:

Fondo Fotográfico Sady González / Archivo de Bogotá

Bicicleta Bogotá

A mediados de siglo, las carreras deportivas se hicieron aún más populares en Bogotá. Aquí, uno de los ciclistas participantes en la vuelta a la Tribuna (Facatativá) frente al Cementerio Central

Foto:

Fondo Fotográfico Sady González / Archivo de Bogotá

En las páginas de la Revista Ilustrada de 1899 celebraron las competencias: “Causó regocijo la presencia de un número considerable de señoras y señoritas ciclistas en sus máquinas el día de la inauguración de la pista y velódromo de la Gran Sabana”. Por esa misma época, su uso se extendió a los niños, que la utilizaban como un juguete.

A principios del siglo XX llegó el carro a la ciudad y la bicicleta perdió algo de su prestigio.

En las siguientes décadas, la Policía y la Administración Postal adquirieron sus flotas de bicicletas para facilitar su trabajo.

“Cuando esto sucedió, las clases altas dejaron de usarla porque se había vuelto del pueblo”, asegura el historiador urbano Fabio Zambrano y autor de la colección de libros Historia de Bogotá, donde se registra que, para 1923, ya había 866 bicis. Ahora, era un medio de transporte cotidiano.

Entonces fue el cuarto de hora en ventas. En el centro se conseguían marcas como Humber, Columbus y Raleigh.

Y luego vino su grandeza en el deporte. La primera Vuelta a Colombia, en 1951, puso al país a vibrar en torno a dos ruedas y un sillín.

En 1974, con la creación de la ciclovía de Bogotá, la bici terminó por conquistar la ciudad. Apareció masivamente en las calles y, a punta de pedal, alcanzó cifras inmensas: hoy, en Bogotá, se hacen más de 800.000 viajes en bicicleta.

ANA PUENTES
Escuela de Periodismo Multimedia de EL TIEMPO
Twitter: @soypuentes

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.