Una noche de terror en el barrio La Estanzuela

Una noche de terror en el barrio La Estanzuela

Colombiana contó la pesadilla que vivió durante unas vacaciones en la capital. #LaHistoriaDelMes.

fg

El panorama era devastador: suciedad, decenas de habitantes de calle en el suelo, una especie de toque de queda voluntario entre comerciantes que decidían cerrar a las 5 o 6 de la tarde.

Foto:

Archivo particular

02 de septiembre 2016 , 12:50 a.m.

El sentimiento nunca lo había experimentado: un miedo indescriptible que hasta sentía temor de salir de su cuarto. Claudia Hondlik jamás había visto el sector de La Estanzuela, el barrio en el que vivió por 15 años, en una situación tan degradante.

Llevaba un año sin visitar Bogotá, pues ahora reside en Minnesota, EE. UU., donde trabaja como profesora de español hace dos años. Sin embargo, lo que sería un tiempo agradable en familia en el apartamento de su mamá, ubicado en la calle 6ª con carrera 19, se convertiría en una verdadera pesadilla.

Claudia llegó el pasado 16 de julio. El panorama era devastador: suciedad, decenas de habitantes de calle en el suelo, una especie de toque de queda voluntario entre comerciantes que decidían cerrar a las 5 o 6 de la tarde y relatos de vecinos que contaban sobre los atracos de los que eran víctimas. Pero el verdadero terror lo llegó a experimentar en carne propia las últimas noches de sus vacaciones, ya a mediados de agosto. (Lea también: Sigue lío de habitantes de la calle en La Estanzuela)

“La penúltima noche que estuve en Bogotá (14 de agosto) empezaron a atacar en la estación de TransMilenio porque los estaban retirando de los negocios de San Andresito. Atracaban a todas las personas que pasaban. No podía dormir pensando qué iba a pasar, si se iban a entrar a la casa”, cuenta Hondlik, quien asegura que escuchó los gritos de los de los residentes del sector que eran víctimas de robo.

“Mi mamá me decía duérmase tranquila, no va a pasar nada, confiemos en Dios, pero solo escuchaba a la Policía y el ruido de balines. Se rebotaron muy feo”, dice. Madre e hija sentían miedo de asomarse en la ventana. “Miraba por la cortina pero después decidí correr al cuarto hacia el fondo porque me daba miedo que nos vieran y nos tumbaran la casa a piedra. Desde ahí escuchábamos las motos, al Esmad y todos los enfrentamientos”, contó.

"Otros se asomaban para tratar de ayudar a los que llegaban a esa hora de trabajar y no tenían otra opción que pasar por ahí", agrega.

La noche del 15 de agosto, fecha en la que se devolvía a EE. UU., un grupo de habitantes de calle dormía en la entrada del edificio. Claudia tuvo que llamar a la Policía para que la escoltaran con sus maletas hasta el taxi. "Eran las 5 de la mañana y la escena era de unos 300 indigentes al frente. Fue un sentimiento de tristeza e incertidumbre saber que me iba y dejaba a mi mamá en esas condiciones. Estaban prácticamente en la casa de nosotros ", cuenta. (También: Atención a los habitantes de calle, un juego del gato y el ratón)

El miedo continúa

Dos días después, los habitantes de calle fueron desalojados del sector de La Estanzuela. Pasaron a ubicarse en el caño de la carrera 30 con calle 6a. Según Wilson Alberto Díaz, alcalde de la localidad de Los Mártires, la situación en el barrio La Estanzuela está controlada, sin embargo, asegura que aún falta mucho por hacer para acabar con las bandas que delinquían en El Bronx.

"La dinámica del habitante de calle es llegar donde se le está suministrando la droga. Si bien hacemos intervenciones fuertes en torno a las mafias que dominan al habitante de calle, no las hemos podido acabar", dijo.

"Como ha sido tan intensa la persecución a estas bandas, se han desplazado y desplazado buscando un sitio donde puedan delinquir más fácilmente. Se dieron cuenta que en los espacios residenciales les queda más difícil porque la ciudadanía nos está apoyando, entonces buscan zonas como los caños y los ríos", agrega. (Lea: El asedio de los 'sayayines' continúa en el barrio La Estanzuela)

Díaz señala que es difícil establecer medidas a largo plazo ya que hay que tener en cuenta la sentencia T-043 del 2015 de la Corte Constitucional que impide a las autoridades llevar a los habitantes de calle a algún centro de atención sin el consentimiento de ellos. "No tenemos herramientas jurídicas ni legales como quisiera la comunidad porque estaríamos cometiendo una infracción", señala.

Residentes del sector afirman que aunque la presencia de habitantes de calle ha disminuido notoriamente, aún se sienten inseguros.

“Yo estaba estudiando de noche, quería terminar la primaria a mis 62 años, pero no pude volver porque toca estar temprano en la casa, después de las 7:30 de la noche me encierro.”, cuenta Lucila Yara, madre de Claudia.

Pasan de un lado a otro todo el tiempo. Hace poco escuché a alguien pidiendo auxilio a las 11 de la noche. Da muchos nervios salir”, añadió Yara.

“Amanece toda la zona sucia y nos toca a nosotros limpiar”, cuenta Paola Barros, otra vecina del sector.

La mayoría coincide en que se debe buscar una solución que garantice los derechos de esta población.

“Son seres humanos que cometieron una decisión errónea pero merecen una ayuda. Hay que respetar la integridad tanto de ellos como nosotros”, dijo Hondlik.

Según datos de la Secretaría de Integración Social, en las últimas semanas un total de 473 personas, que deambulaban en La Estanzuela, han sido trasladadas voluntariamente a centros de atención. La entidad señala que diariamente realizan recorridos en el sector para invitar a más personas a iniciar este proceso. Hasta el momento, ya han adelantado 2.696 recorridos a lo largo de toda la ciudad.

Por su parte, Díaz asegura que siguen realizando actividades para recuperar el espacio público en zonas claves de la localidad como la Plaza España y la Plaza de los Mártires.

Mientras tanto, un operativo realizado en la noche de este martes para desalojar a las personas que se encontraban en la calle sexta con carrera 30, terminó en desmanes.

La concejal del Movimiento Político MIRA, Gloria Stella Díaz, había denunciado que el lugar se convirtió en un nuevo centro de expendio de drogas donde los habitantes de calle son utilizados para trasladar y vender estupefacientes.

ANA MARÍA VELÁSQUEZ
REDES SOCIALES
*Esta historia se realizó luego de recibir un angustioso mensaje de Claudia Hondlik en nuestras redes sociales. Los invitamos a que compartan sus historias, comentarios o denuncias en cualquiera de nuestras redes. Todos los meses realizaremos un reporte como este de diferentes temas. ¡Participe con redessociales@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA