'Estoy viviendo la peor pesadilla que le puede ocurrir a un fotógrafo'

'Estoy viviendo la peor pesadilla que le puede ocurrir a un fotógrafo'

Renata Bolívar cuenta cómo le robaron equipos y memorias donde estaba el material de cinco bodas.

Renata Bolívar

Bolívar está ofreciendo una recompensa para recuperar los archivos.

Foto:

Cortesía Renata Bolívar

26 de agosto 2017 , 11:11 a.m.

Despierto, me arreglo y salgo hacia la oficina, un día más. Tráfico pesado, la gente que camina rápidamente, el acostumbrado caos de Bogotá. Llego a mi lugar de trabajo, una casa ubicada en el barrio Chapinero Alto, junto al café Mistral, a las 9:00 a. m. sin imaginar que, en la madrugada de ese 15 de agosto, alrededor de las 3:00 a. m., un grupo de ladrones entró y se llevó un computador Mac, dos memorias externas y varias tarjetas de cámaras con material de trabajo confidencial.

Las pérdidas ascienden a aproximadamente veinte millones de pesos.
¡No saben el daño que me hicieron!

Me llamo Renata Bolívar y soy una fotógrafa de matrimonios desde hace siete años, tengo junto con mi esposo una empresa donde nos dedicamos a documentar historias de amor y experiencias inolvidables. Yo me encargo de las fotografías y mi pareja del video.

Para mí esto no se trata solamente de ganar dinero. Trato de ser muy cercana a mis clientes, entregándoles un material muy humano y especial, que perdure para siempre en su memoria. El día del matrimonio todo es alegría y felicidad junto a familiares y amigos que hacen de cualquier boda un evento que solamente se vive una vez y esto lo reflejan nuestros productos.

Sé que no estamos exentos a situaciones como un robo, pero jamás pensé que estas personas, no sé con qué razón, fueran a entrar por la fuerza y hurtar en mi propia oficina, junto con lo material, los archivos de bodas que en ellos se encontraban.

Durante el robo, la alarma sonó dos veces (3:00 a. m. y 4:00 a. m.). Telesentinel, la empresa que la monitorea, jamás dio notificación del hecho. Se supone que alguno de sus empleados debió acudir al llamado. Ese mismo día, junto a amigos que nos ayudaron, ofrecimos una recompensa de tres millones de pesos y tratamos de buscar el material robado por toda la ciudad.

Al poco tiempo, un amigo me dijo que fuéramos al barrio Bosque Calderón. Allí dejamos algunas hojas, donde se informaba sobre la situación y la retribución económica para el que nos ayudara. A las 4:00 p. m., y en medio de mi desesperación, recibí una falsa alerta telefónica donde me decían que tenían mis objetos y archivos. Querían robarme, según me dijo un contacto que conseguí en el lugar.

Durante las noches, yo dejo el material guardando en el disco y algunos colegas fotógrafos me han preguntado por qué no alojarlo en la nube para evitar el robo. La primera razón es que sería muy caro adquirir tanta capacidad en ella. Segundo, los archivos se tardarían mucho tiempo en subirse debido a su peso. Tercero, pero no menos importante, este sistema no garantiza total seguridad, pues puede tener problemas de privacidad.

Esa misma semana decidí contarles a mis clientes sobre la situación, ya que no podía dormir pensando en cómo reaccionarían. Unos fueron más comprensibles que otros al saber que se había perdido gran parte del material de cada una de sus bodas. Me sentía culpable, pero conservaba la tranquilidad de saber que yo no había cometido ninguna irresponsabilidad.

Mis clientes y sus familias (dos de Cali, dos de Bogotá y una de Villa de Leyva), en su mayoría, han tratado de ayudarme. Me han ofrecido su ayuda y me han brindado la mayor facilidad para poder solucionar cada uno de sus casos.

En vista de la situación, he tratado de encontrar soluciones que satisfagan a estas cinco personas que, al final, son también cinco víctimas más de estos actos criminales. Para mí lo más importante son mis clientes, por eso he tratado de recrear la mayoría de sus fotos y de esta forma hacer nuevamente los libros con imágenes de los invitados. Además, he salvado material que me ha servido de algunos videos que conservamos.

En dos semanas haré retratos a todas las personas que lo deseen y así, desde lo que yo sé, poder hacer una recolecta que me permita devolverles a mis clientas todo lo que sea necesario para repetir algunas fotografías, con las que espero poder recrear algunas cosas que existían en el material robado.

Si usted quiere ayudarme...

Si conoce información sobre la ubicación de mi material, por favor comuníquese al teléfono celular 3112784148.

Si quiere hacerse un retrato para contribuir a la causa, realizaré el evento ‘Un reto, un retrato’, en Casa Negra (Carrera 17-No 38-36) el próximo 7 de septiembre.

UNIDAD DE REDES SOCIALES

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA