Tras 5 años de construcción se abrirá Terminal del Norte de Bogotá

Tras 5 años de construcción se abrirá Terminal del Norte de Bogotá

La infraestructura no estaría en capacidad de acoger a los 12.000 pasajeros que se movilizan allí.

Tras 5 años de construcción se abrirá Terminal del Norte de Bogotá

En la Terminal del Norte funcionarán 26 empresas, que cubrirán 238 destinos a Boyacá, los Santanderes y la costa Atlántica.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

25 de febrero 2017 , 01:02 a.m.

Este lunes 27 de febrero entrará en operación el Terminal Satélite del Norte, el cual cuenta con nueve bahías de parqueo, 24 taquillas y una capacidad para despachar a 540 buses cada día.

Sin embargo, la Secretaría de Movilidad advirtió que este no podrá acoger a los casi 12.000 pasajeros que se movilizan por este sector a diario. El plan total consta de tres fases, de las cuales la entrega de este proyecto es la primera.

Luego de cinco años de construcción y una inversión de 15.000 millones de pesos, esta infraestructura busca acabar con el improvisado terminal que viene funcionando en el costado oriental de la calle 170.

“Uno de los principales argumentos para iniciar la operación, además de que ya se hizo una importante inversión y no podemos incurrir en detrimento, es que vamos a quitar esa invasión que hay en la 170, que genera impactos sociales graves”, afirmó Juan Pablo Bocarejo, secretario de Movilidad.

Según los vecinos de La Uribe, barrio donde funciona el paradero provisional de la calle 170, con las flotas llegaron varios problemas. “Ese punto se convirtió en un foco de congestión, de vendedores ambulantes, malos olores y hasta de expendio de drogas”, dijo Antonio Sarabia, residente de este sector.

(Además: Terminal del Norte, más de una década en construcción)

Debido a esto, el Distrito espera que con la entrada en funcionamiento del terminal satélite estos problemas terminen. “Por lo menos esperamos que con esto se resuelva la situación de la calle 170”, dijo Bocarejo.

Aunque el terminal de la calle 193 acabaría con estos inconvenientes, en términos de movilidad se quedaría corta.

“Desafortunadamente, así quedó el diseño y es muy pequeño. La cantidad de bahías que tiene el terminal son insuficientes”, manifestó el secretario de Movilidad, quien dijo que la obra debió ser terminada hace tres años y que cuando la recibió la administración del alcalde Enrique Peñalosa, a principio del 2016, ya iba por la mitad de su construcción.

Otra dificultad que no solucionará este proyecto de la calle 193 es que las flotas que entren a Bogotá por el norte no tendrán un lugar para dejar a los pasajeros, por lo que tendrán que finalizar su recorrido en el terminal del Salitre, en el occidente de la ciudad.

Las flotas que van y vienen de la sabana de Bogotá tampoco podrán usar este nuevo terminal, sino que tendrán que seguir movilizándose por el portal Norte de TransMilenio.

“La otra idea que se tenía es que los vehículos salieran desde ese punto directamente hacia Tunja, los Santanderes, etcétera. Lamentablemente, eso tampoco se va a poder hacer; este va a ser un terminal de paso, donde los buses salen desde el Salitre, hacen una parada en el norte y después siguen su recorrido”, dijo Bocarejo.

La explicación del Distrito para que el Terminal Satélite del Norte se haya quedado corta en estos aspectos es que cuando se diseñó, en el 2011, las condiciones de movilidad y cantidad de pasajeros eran diferentes a las de ahora.

No obstante, para mitigar estos inconvenientes, la Secretaría Distrital de Movilidad implementó varias medidas.
Una de ellas fueron los ajustes que se hicieron para impedir que taxis y buses intermunicipales se detengan en la autopista Norte para evitar congestiones.

A pesar de sus limitantes, los expertos en movilidad aplauden su entrada en funcionamiento.
“La puesta en operación del Terminal del Norte es una buena noticia. No solucionará del todo el problema, pero permitirá descongestionar una parte importante del nudo de la calle 170”, dijo José Stalin Rojas, director del

Observatorio de Movilidad y Logística de la Universidad Nacional de Colombia.

Las trabas de la construcción y su futuro

En diciembre del 2012 se anunció el inicio de las obras del Terminal del Norte. El valor del lote fue de $ 6.200 millones y el costo de la obra, de $ 9.900 millones. Sin embargo, esta obra no estuvo exenta de retrasos y demoras en la entrega de diseños y estudios.

En el 2013, la Contraloría Distrital llamó la atención sobre la “ineficiente gestión” que tenía en el limbo la construcción del Terminal del Norte. Ese mismo año, por falta de licencias se suspendió la construcción. Terminales de Transportes de Bogotá declaró la caducidad de la obra en enero del 2015.

El secretario de Movilidad dijo que el Distrito tiene un proyecto de terminal del norte “más ambicioso, donde sí podamos tener un sistema de intermodalidad y que la gente pueda tomar TransMilenio cuando se baje de su flota”, en la calle 235.

Este proyecto se realizaría a través de una asociación público privada (APP) que se encuentra en fase de factibilidad.

RAFAEL JALLER SANTAMARÍA
Redacción EL TIEMPO ZONA
rafjal@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA