‘Ideal que el Centro de Memoria fuera referente, como los de Berlín’

‘Ideal que el Centro de Memoria fuera referente, como los de Berlín’

Ángela Anzola, alta consejera para Derechos de Víctimas, responde a cuestionamientos sobre el lugar.

‘Ideal que el Centro de Memoria fuera referente, como los de Berlín’

Las visitas guiadas son una de las estrategias para que los ciudadanos lleguen al centro y se apropien de él.

Foto:

Alta Consejería para las Víctimas

03 de agosto 2017 , 09:22 p.m.

En la calle 26 con carrera 19B se alza un monolito que sirve de homenaje a las víctimas del conflicto armado, el Memorial por la Vida. En su interior están las instalaciones del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación.

Al visitarlo, el periodista encuentra un auditorio en el cual una asociación de víctimas dialoga. En la sala contigua, una exposición se abre al público, que en ese momento es de dos universitarios. Durante una hora, no llega nadie más. Sin embargo, un vigilante apunta que sí hay momentos de alta afluencia.

La Alta Consejería para las Víctimas, la Paz y la Reconciliación es responsable del lugar, inaugurado en el 2012. Cinco años después, la pregunta es si el espacio ha servido. Ángela Anzola, titular de la consejería, responde sobre el tema.

¿Cuántas personas se benefician del Centro?

Unas 15.990 personas han visitado el centro en el 2017, estas se incluyen en las 2.861 visitas guiadas con colegios y otras comunidades (en el 2016 fueron 14.375).

¿Ese es un número alto, bajo o aceptable?

Es relativo. La intención es que haya más visitantes, aunque no es solo un tema importante en la cantidad sino en la variedad de visitantes. Estamos trabajando, por ejemplo, con el Instituto Nacional para la Población Sorda, porque entendemos la paz como inclusión social; los vinculamos a temas como la reconciliación. Para ellos elaboramos boletines en lenguaje de señas colombiano.

Además, hemos conectado con colectivos de biciusuarios, con la Vuelta a la Memoria, que este año se ha realizado siete veces, con hasta 400 participantes. En recorridos urbanos les mostramos cómo la ciudad es un espacio en el que pueden aprender de hechos relacionados con el conflicto, y que es importante recordarlos: la bomba en El Nogal, la sede de la Universidad Nacional de la cual estudiantes han sido víctimas de desapariciones, entre otros. Estas actividades capturan un público que de otra manera no llegaría.

En recorridos urbanos les mostramos cómo la ciudad es un espacio en el que pueden aprender de hechos relacionados con el conflicto, y que es importante recordarlos

¿Cómo convertir el centro en lugar de visita ‘obligado’?

Eso sería ideal. Se puede conseguir con algo que aún es una idea: una exposición permanente que muestre cómo ha impactado el conflicto armado a Bogotá. Ahora, el Memorial por la Vida que tenemos tiene similitudes con los de Berlín (Alemania), es valioso, y por eso estamos trabajando con el Instituto Distrital de Turismo para que nos ayuden a que los extranjeros lo conozcan, lo tengan como referente y lo encuentren en los mapas, con contexto.

¿Qué otras acciones adelanta el centro?

Hay varios programas tipo conferencias, como En Diálogo, que ha tenido 400 asistentes este año, y en el que se discuten temas como los diálogos de paz; se hace con diversas poblaciones, un público que varía. En Ciudad Bolívar tenemos otro programa de memoria histórica. Llevamos siete talleres en el 2017, con 25 participantes cada uno.

Y hay múltiples actividades con organizaciones de víctimas: talleres, foros y otras actividades, con recursos del centro. Las organizaciones son bienvenidas, queremos mantener las que lo han usado y aumentar estos grupos.

¿Cuánto es el presupuesto del centro?

En el 2017 son $ 3.356 millones. Esto se invierte en logística de eventos, talleres, profesionales, materiales, mantenimiento, entre otros. Es un presupuesto suficiente, bien planificado. En el centro trabajan 21 personas: 17 misionales y cuatro administrativos.

La estructura presentó inconvenientes desde su entrega, ¿cómo va eso?

Se están adelantando obras (de adecuación) por falencias en la construcción inicial, dentro de las garantías exigidas al constructor, que ha respondido. La Secretaría de Gobierno, que en sus orígenes era la responsable del centro, hizo valer su vínculo contractual con el constructor. Son arreglos importantes.

FELIPE MOTOA FRANCO
En Twitter: @felipemotoa

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA