El futuro de Bogotá está en un centro conectado y vibrante

El futuro de Bogotá está en un centro conectado y vibrante

El Instituto de Patrimonio y el Ministerio de Cultura diseñan hoja de ruta para cambiar el sector.

El futuro de Bogotá está en un centro conectado y vibrante

El centro concentra el 40 por ciento de los bienes de interés cultural y el 35 por ciento de la oferta cultural de la ciudad.

Foto:

Carlos Ortega y Rodrigo Sepulveda / EL TIEMPO

27 de julio 2018 , 07:50 p.m.

Mauricio Uribe, director del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), habló con EL TIEMPO ZONA CENTRO y evidenció el potencial de este sector de la ciudad que, apunta, va mucho más allá de La Candelaria.

La recuperación integral no se logra en una administración ni en dos, es algo de 15 a 20 años

¿Por qué surgió la iniciativa de crear el Plan Especial de Manejo y Protección (Pemp) para recuperar el centro ?

Desde hace cuatro décadas ha habido preocupación por recuperar el centro, que es el corazón de las ciudades. En el caso de Bogotá, es el lugar simbólico, histórico y funcional por excelencia. La ciudad ha hecho esfuerzos y muchos planes, pero no ha concretado ninguno del todo. Esta administración de Enrique Peñalosa tiene muy clara la responsabilidad frente al centro, y hemos entendido su recuperación integral como una tarea inaplazable.

¿En qué consiste esa recuperación integral de la que habla?

El Centro Histórico de Bogotá está declarado monumento nacional. Son 45 en Colombia, y todos deben tener un plan especial de manejo y recuperación por ley. Bogotá estaba en mora de hacerlo. Con el Plan Especial de Manejo y Protección del Centro Histórico de Bogotá (Pemp), vamos muy adelantados. Esta va a ser la hoja de ruta para el desarrollo de la zona en las próximas tres décadas. La recuperación integral no se logra en una administración ni en dos, es algo de 15 a 20 años. Lo importante es que lo estamos haciendo y esperamos que quede aprobado este mismo año.

¿Cuáles son los límites del centro que contempla este plan?

Estamos hablando de que el Centro Histórico no es La Candelaria sino la ciudad histórica que fue Bogotá, aproximadamente durante cuatro siglos, hasta los años 30. Esta va desde el barrio Egipto hasta lo que hoy es plaza España, desde Las Cruces hasta San Diego.

¿Desde cuándo están diseñando este plan a futuro para el sector?

Se está planeando desde el día que llegamos a la administración. Como instrumento de ley, es el único plan para centros históricos declarados, y no se había hecho. Hemos trabajado en coordinación con el Ministerio de Cultura por ser un plan que presentamos y construimos con ellos para exponerlo ante el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural; lo hacemos con la nación, en la medida en que es un centro histórico declarado monumento nacional. Y lo estamos haciendo por una feliz coincidencia, de manera armonizada, con el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de la ciudad.

Planeación Distrital también hace parte del proceso, ¿por qué?

Lo estamos haciendo con Planeación Distrital porque este lugar va a ser el principal sector patrimonial de la ciudad. Hoy es La Candelaria, pero ahora va a ser esa ciudad histórica que nos estamos imaginando, que es un área de unas 440 hectáreas, para que tenga una norma y unos instrumentos de gestión con los que podamos desarrollar los proyectos.

¿Qué implicará esta transformación?

Va más allá de la infraestructura y del patrimonio, es un plan para la ciudad y para la gente. Queremos que haya sistemas modernos de transporte masivo, ecológicos; que haya vivienda, esa es una de las principales acciones: conservar a los residentes actuales, que son pocos, y atraer muchísimos más. Esto implica un aire más limpio, espacio para las bicicletas, zonas peatonales y que se recupere también el patrimonio natural. Estamos hablando de un centro vibrante que tiene muchos problemas, y eso es lo que hay que corregir; entonces, las labores van más allá de la infraestructura.

¿Denos ejemplos de los lugares en los que más se verán esos cambios?

Por ejemplo, muchos proyectos de vivienda en el área de las Nieves; en la plaza España se está planeando un centro gastronómico para cambiar los paradigmas del centro. También se hará la intervención definitiva del hospital San Juan de Dios porque se va a volver a abrir al público con unos espacios para hacer nuevos edificios, los más modernos de la ciudad. También vamos a recuperar el cementerio central.

Ademas, ya recuperamos la plaza de toros y se está terminando la cinemateca; también comienza en el triángulo de Fenicia y la construcción de la sede de la Filarmónica. Este año comenzamos la segunda etapa de la basílica menor del Voto Nacional y las obras en el Batallón de Reclutamiento para el Distrito Creativo. Nunca hemos tenido tanta actividad en el centro como ahora.

¿Cuál es la localidad más interesante y con cambio a futuro en el centro?

La localidad de Santa Fe juega un papel fundamental en la renovación del centro. De hecho, es la que más planes de renovación urbana tiene porque varios sectores se han venido deteriorando o están en vías de recuperación.

¿Por qué apostarle al patrimonio natural, a las montañas?

Los cerros son fundamentales para la recuperación del Centro Histórico. En el mejor punto de los cerros, que es el Boquerón de San Francisco, entre Monserrate y Guadalupe, se fundó la ciudad hace 400 años, y eso queremos reconocerlo. El límite no va a ser, como en los planes anteriores, la Circunvalar sino la cota 2.700, que es arriba de esa avenida; la idea es que haya un sendero ecológico y que sea un balcón sobre la ciudad.

Con la llegada del desarrollo, ¿qué va a pasar con el patrimonio?

Insisto en que estamos haciendo un plan que busca entender el patrimonio como vanguardia, como potencial de desarrollo futuro. Es decir, respetando los valores patrimoniales pero haciendo la mejor ciudad inteligente, interconectada, con vida permanente 24 horas; no hay que forzarlo porque es el centro cultural por excelencia, acá están las principales bibliotecas, museos y universidades, es un centro estudiantil, pero también de trabajo.

Además de los cerros, ¿qué otros proyectos novedosos trae el Plan?

Uno de los proyectos fundamentales del Pemp es una nueva carrera décima. No se trata de cambiar su trazado sino de volverla un corredor verde del que nos sintamos orgullosos, que no sea esa herida que dividió la parte oriental de la occidental del centro. El nuevo Bronx es otro: reconocer que fue un lugar fundamental en la historia de la ciudad, que estaba en el grado de deterioro máximo de un área urbana.

¿Cuál es la invitación que nos hace a los bogotanos?

Que nos despojemos de los prejuicios, que reconozcamos los enormes valores, no solamente físicos, históricos sino, sobre todo, simbólicos que tiene el centro, donde hoy viven un poco más de 200.000 personas pero lo visitan entre uno y dos millones de personas. Queremos que al menos un millón de personas, que caben porque vivieron aquí, vivan de nuevo en el centro. Que los domingos esto tenga actividad, que los niños puedan ir a un colegio cercano, en bicicleta.

REDACCIÓN EL TIEMPO ZONA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.