El Gualí recuperará su espejo de agua

El Gualí recuperará su espejo de agua

Habitantes de Funza denunciaron que el humedal se estaba secando por captación ilegal.

El Gualí recuperará su espejo de agua

Tras las captaciones de agua no autorizadas en predios vecinos, el humedal se veía seco hace tres semanas. José

Foto:

David Rodríguez / EL TIEMPO

11 de abril 2017 , 01:33 a.m.

El humedal más grande de Cundinamarca, el Gualí, se está secando en el sector que limita con el San Andrés Golf Club, en el municipio de Funza.

La buena noticia es que según informó la Corporación Autónoma Regional (CAR) de Sabana Occidente el espejo de agua no tiene daños irreparables y se podrá recuperar. El proceso se favorecerá con la época invernal que comenzó este mes.

No obstante, la situación preocupa a varios de los socios de ese club social, debido a que desde el 2013, en dos predios vecinos, uno llamado Mitaca y el otro San Isidro, habrían ocurrido situaciones irregulares que han puesto en peligro el cuerpo de agua, por lo que denunciaron estos hechos ante la CAR.

Por ejemplo, en Mitaca estaban realizando la captación no autorizada del líquido vital, y estas acciones habrían desencadenado que se comenzara a secar esa zona del ecosistema acuático.

De hecho, el nivel del agua descendió a tal punto que solo se veía tierra, hace tres semanas, cuando este diario visitó el lugar.

Además, en San Isidro, el segundo predio, usaban una draga que pese a contar con los permisos correspondientes, por su uso irregular estaba haciendo vertimientos del combustible que afectaban al ecosistema del Gualí, en esa zona.

“Tienen instaladas motobombas de tipo industrial, drenando el humedal, lo cual lograron finalmente en años pasados, convirtiéndolo en un desierto”, le informó a la CAR Carlos Fleing, quien es socio de ese club desde la década de 1970 y ha visto cómo este humedal, que describió como rebosante de agua, llegó a secarse. A esto se sumó la sequía que generó el fenómeno del Niño el año pasado, que empeoró el problema y dejó prácticamente sin agua al ecosistema.

Tras las denuncias de la comunidad ante el organismo de protección ambiental se iniciaron procesos contra los dueños de esos predios vecinos, que por sus actividades no autorizadas afectaron al Gualí.

“Hay unas actuaciones sancionatorias que están en proceso y los dueños ya fueron notificados”, informó Carlos Eduardo Rodríguez, director regional de la provincia Sabana Occidente de la CAR.

Los dos procesos están avanzando: en el caso de Mitaca, donde tenían un reservorio de río no autorizado, están próximos a generar la sanción por la captación, decisión que tendrán que tomar en Bogotá.

Mientras que en el San Isidro se está terminando la etapa de entrega de las pruebas sobre el daño que habrían producido en el humedal, para que después se produzca un fallo y se apliquen las sanciones. En cualquier caso, ya no pueden seguir realizando las actividades de captación de agua y el uso de la motobomba.

Además, según informaron en la CAR, hay un tercer predio que se llama San Ramón, también denunciado por la comunidad, en el que se estarían haciendo dragados sin los permisos correspondientes, por lo que en esa entidad se inició la investigación.

“Sobre este predio nos llegó una queja hace pocos meses. Realizamos un informe técnico y ya se encuentra en el área jurídica para comenzar el sancionatorio con la formulación de cargos”, indicó Rodríguez.

Sin daños irreversibles

Aunque en la CAR reconocieron que el espejo de agua sí se vio afectado por las actividades que realizaron en esos predios, el daño producido no es irreversible e indicaron que el humedal se recuperará.

“No fue por la intervención de las dragas que presenta baja cantidad de agua, sino porque acabamos de salir de una temporada seca. Los humedales son temporales y seguramente en un mes, o antes, el espejo de agua aumentará bastante”, explicó Rodríguez.

El funcionario indicó que cuando estos ecosistemas sufren daños irreversibles es porque han hecho rellenos con escombros sobre ellos y le cierran espacio para que fluya el líquido.

“Una afectación grave se da cuando las especies de ese ecosistema están desapareciendo y se encuentran animales muertos”,
concluyó el director regional de la CAR.

La riqueza del Gualí

El humedal Gualí-Tres Esquinas es considerado como el más grande de Cundinamarca. Nace en la laguna Colombia, de Villapinzón, y se extiende por la cuenca media del río Bogotá, a través de los municipios de Funza, Tenjo y Mosquera. Está a una altura promedio de 2.535 metros sobre el nivel del mar.

En el humedal se encuentran animales como los curíes, la rana sabanera o el lagarto
collarejo, el cucarachero de pantano, la tingua bogotana y la de pico verde, el pato andino y la alondra cundiboyacense. Es el hábitat para 33 especies de aves.
Por esta razón, se le declaró como zona de protección ambiental y cualquier tipo de intervención en el cuerpo de agua requiere de permisos de la CAR.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA