El hombre que lleva 35 años como presentador en la Media Torta

El hombre que lleva 35 años como presentador en la Media Torta

Eduardo Corredor les ha dado la bienvenida a infinidad de cantantes en este emblemático sitio.

Eduardo Corredor

Atrás se ve el escenario de la Media Torta, donde, en muchas ocasiones, Eduardo Corredor presentó a los artistas más famosos que visitaron la ciudad. Recuerda a Celia Cruz, Piero, Raphael, etc.

Foto:

Camila Nieto / EL TIEMPO

14 de julio 2017 , 08:21 p.m.

“La Media Torta estaba tan llena que el público se subió a los árboles para ver la presentación. En el escenario se encontraba el cantante Raphael. El concierto fue tan apoteósico que el baladista español soltó el micrófono y cantó sin él. Su voz se esparció por todo el lugar, ahí entendí porque le dicen la ‘voz de humo’ de España”.

Este es uno de los recuerdos que guarda en su mente Eduardo Corredor, quien durante 35 años ha visto desfilar a miles de artistas por este escenario. Su voz de barítono siempre ha estado ahí para presentarlos.

Corredor, además de ser maestro de ceremonias, es docente y periodista con especialización en gerencia publicitaria y maestría en comunicación.

35 años presentando en la Media TortaEduardo Corredor les ha dado la bienvenida a infinidad de cantantes en este emblemático sitio de Bogotá. EL TIEMPO habló con él sobre su vida.
Eduardo Corredor

“Pertenecí a la época de la balada, al final de los años 70 e inicio de los 80. Quienes trabajábamos en aquel entonces como disjockeys no hablamos de la vida personal del cantante, sino de su parte artística. Eso ya no existe. Éramos formadores de oyentes, cada vez que poníamos una canción contábamos su historia”, recuerda Corredor mientras muestra fotos en las que se ve él, en la tarima, siempre en compañía de un micrófono.

El primer cantante que presentó fue a Julio Iglesias; lo hizo al lado del también locutor Armando el ‘Chupo’ Plata. “Fue en la plaza de Bolívar un 12 de noviembre de 1981. Uno de los periódicos de Bogotá tituló al otro día: ‘Julio Iglesias, la envidia de los políticos’; eso fue porque llenó la plaza impresionantemente, era un ídolo”, describe.

Éramos formadores de oyentes, cada vez que poníamos una canción contábamos su historia

Su añoranza regresa a la Media Torta, y asegura que, antes de 1991, todos los artistas extranjeros que visitaban la capital, por obligación, tenían que hacer una presentación gratis.

“De esta manera, el público bogotano tuvo la fortuna de ver los mejores espectáculos del mundo no solo en este escenario –despliega su vista por las graderías y por la tarima–, sino también en la plaza de Bolívar y en las localidades; es así como presentamos a Mercedes Sosa, Paloma San Basilio, Piero, Celia Cruz, Vicente Fernández, Los Carrangueros de Ráquira y muchos más”.

Para Corredor, ese público bogotano que atiborraba el escenario era exigente, critico, de oído refinado, y podía conocer perfectamente cuando un grupo era bueno o no. Hubo momentos de rechifla y de lanzar cosas a algunos artistas. “En una tarde podían pasar de ver a un grupo callejero al ballet Bolshoi, de Rusia, o al de San Francisco (Estados Unidos)”.

Entre las fotos que conserva como un tesoro está una con Nelson Ned. “Fue en la Media Torta, y a él fue a uno de los primeros cantantes que presenté. Le dicen el ‘pequeño gigante de la canción’ ”.

De Celia Cruz recuerda su sencillez. “Era toda una dama. La presenté tres veces en este sitio, una con la Sonora Matancera, otra sola y una más acompañada de una orquesta colombiana. Era un poco tímida; sin embargo, su carisma era increíble”, rememora Corredor, quien hoy da a conocer su vida en su página web (www.eduardocorredodiaz. com).

Su voz

Aunque su mamá quería que fuera médico, terminó en las ondas hercianas, como se le denomina a la radio. Su voz la descubrió en el colegio cuando era un adolescente.
Se crio y vivió en el barrio Fátima, en el sur de Bogotá; cursó el bachillerato en el colegio Tecnológico del Sur en 1975. “En esa época tuve un profesor que me inculcó la música, tocaba con la banda del colegio y presentaba los actos solemnes, como el Día de la Madre o del Padre”, recordó Corredor.

Trabajó en Caracol radio, la cadena Súper, radio Mariana, el Grupo Radial Grancolombiano y en emisoras El Dorado.

“En esa época entrevisté a la mayoría de baladistas; hoy, cuarenta años después, la gente sigue escuchando este tipo de música, que no es para planchar, como la llaman; eso es despectivo, pasa igual cuando denominan a la música tropical bailable como ‘chucuchucu’”, describe el presentador.

Algo que le hubiera gustado hacer, pero que no se dio, fue darle paso en el escenario al italiano Luciano Pavarotti. “Cuando visitó el país, se presentó con la Orquesta Filarmónica y no requería presentador, pero lo vi. Algo que no olvido es el nombre de un grupo que formó parte de un festival de Rock al Parque, se llama Sangre Picha; a ellos sí los presenté”, dice en tono de risa.

Salsa al Parque

Durante 19 años (este año es el número 20) ha sido el presentador oficial del Festival Salsa al Parque. Uno de los artistas que no olvida es el panameño Rubén Blades. “No es solo un músico, sino un fenómeno artístico y político. Con él, la música cumple un objetivo que no debe estar distanciado de la realidad del mundo”, sostiene.

Otro de los grandes de este festival es Papo Lucca, pianista y director de la Sonora Ponceña. “Esa orquesta es toda una institución, y Papo Lucca es un fenómeno que, no obstante tener una nómina extraordinaria de cantantes, al que más aplaude el público es a él; es una estrella”.

Uno de sus amigos, y con quien ha presentado durante 15 años este festival salsero, es el director radial de Colmundo y presentador de Idartes, Ómar Antonio Barrera. “Eduardo es un estudioso, un académico, un caballero. De él he aprendido el respeto al público, el compromiso que se debe tener por esta profesión”.

Sobre la vida personal, Eduardo relata que hoy vive con la abogada y comunity manager Marisol Guerra Guerrero. “Uno de mis hijos es instrumentalista y quiere estudiar música, la menor es cantante de blues. Otro es administrador de empresas y uno más se inclinó por la veterinaria”, afirma.

En su tiempo libre hace lo que más le gusta: escucha jazz, salsa, música folclórica y llanera, una de sus preferidas.

Hoy no forma parte de la nómina de Idartes, ahora solo le pagan por evento que presenta, pero su gran sueño es ser maestro de ceremonia en el Madison Square Garden de Nueva York (Estados Unidos), quizá de un gran espectáculo de música latina.

En el 2018, el escenario cumplirá 80 años

El año próximo, la Media Torta cumplirá 80 años.

Está ubicada en la antigua hacienda que lleva ese mismo nombre, en la calle 18 n.° 1-05E, donada por el Gobierno británico.

Como lo escribió para EL TIEMPO en el 2008 Germán Izquierdo, este lugar se construyó para que los estratos menos favorecidos vieran gratis a los artistas. Eduardo Corredor dice que esto se dio bajo la alcaldía de Hernando Durán Dussán (1978-1982) con el decreto 0974, que obligaba a los cantantes internacionales a realizar allí un concierto gratis. Esto se acabó en 1991.

JOHN CERÓN
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @CeronBastidas
Escríbanos a johcer@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA