En Bogotá entregan las drogas sintéticas hasta fiadas

En Bogotá entregan las drogas sintéticas hasta fiadas

Son distribuidas a través de redes sociales. Niños de 15 y 16 años, entre los consumidores.

fg

El consumo de estos alucinógenos se ve cada vez más en niños jóvenes de 15 y 16 años.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

14 de diciembre 2016 , 09:43 a.m.

Hay variedad: vienen de Estados Unidos, Europa y locales. Según el mayor Mauricio Duque Estrada, jefe de la Unidad del Crimen Organizado de la Sijín, en Bogotá ya han detectado cómo operan los distribuidores. “Estas revolturas químicas se siguen importando, pero ya se fabrican aquí”.

El foco está en estudiantes de universidades reconocidas y oficinistas, aunque se trabaja en detectar a los líderes del negocio. “Los expendedores saben que esta droga es muy fácil de camuflar en una pastilla, un papelito o un polvo”, dijo Duque.

Uno de los últimos golpes fue la incautación de unas máquinas chinas para encapsular la droga procesada de forma local. “También sabemos de algunas máquinas que las han hecho acá. Conocemos casos de químicos que procesan las fórmulas de manera empírica y les salen bien”, explicó.

Las presentaciones vienen con logos de Batman, Supermán, un ratón o un carro. “Los universitarios saben que este comercio no lo tiene todo el mundo, se lucran y hasta pagan sus carreras con lo que ganan. Una pastilla puede costar $ 80.000. Al día se pueden hacer más de un millón. Lo triste es que el consumo está cada vez más en niños jóvenes de 15 y 16 años”, dijo. La venta de 2CB se ha incrementado.

“Es un polvo rosado o azul que simula ser cocaína, derivado del clorhidrato de cocaína; ya no se lo toman por vía oral sino que se lo inhalan. Viene con muchos químicos y cuesta entre 80.000 o 100.000 pesos”.

¿Cómo se distribuye?

Las redes sociales han facilitado todo, en todos los estratos. Mientras que los jíbaros en los colegios públicos son estudiantes, los de estratos altos son universitarios u hombres ‘carrito’ los que llevan la mercancía, incluso a los domicilios y fiada.

Un mensaje de texto, un chat, una cita por Facebook o a través de un chat, y listo. “La última investigación estaba relacionada con tráfico de marihuana, pero al final encontramos que alias ‘Juan’, un caleño asesorado por un químico, ya tenía toda una línea de distribución en Bogotá”. Este hombre, que vivía con toda clase de lujos en Cali, tenía la maquinaria para prensar las pepas o los cartones; estos últimos se ponen en los ojos o en la lengua.

La incautación se hizo en Suba y Chapinero. Fue de máquinas, químicos y cartones. Hubo 13 capturas, pero vamos por más. El reto está en saber qué clase de químicos usan”, explicó Duque.

En los sectores populares, la Secretaría de Educación (SED), en el gobierno de Gustavo Petro, identificó que en los entornos de los colegios hay 131 ‘ollas’ (lugares de expendio de drogas) y 471 puntos móviles para la venta, tránsito y consumo de SPA (sustancias psicoactivas); 632 corredores de hurto, 495 actores de riesgo delincuencial como parches, pandillas y bandas y 191 zonas de alto impacto.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA