Libre competencia y tarifas: preguntas y respuestas

Libre competencia y tarifas: preguntas y respuestas

La directora de la Uaesp respondió a temas que han sido polémicos en torno a la licitación de aseo.

Beatriaz Elena Cárdenas, directora de la Uaesp

Beatriaz Elena Cárdenas Casas, directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicio Públicos (Uaesp).

Foto:

Cortesia Alcaldía

02 de diciembre 2017 , 11:00 p.m.

Beatriz Elena Cárdenas Casas, directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicio Públicos (Uaesp), hizo algunas claridades sobre la nueva licitación de aseo de Bogotá.

¿Por qué zonas exclusivas y no libre competencia como en otras ciudades?

La ciudad necesita un esquema que garantice la ampliación de la cobertura y la generación de economías de escala en beneficio de los usuarios de menores ingresos. El modelo de Áreas de Servicio Exclusivo, amparado por la Ley 142 de 1994, resulta de vital importancia por las características diferenciales de Bogotá en situación geográfica, tamaño de población (8 millones de habitantes) y generación de residuos (6.300 toneladas al día). También está la población recicladora de oficio, (en) actividades de aseo reconocidas por la regulación tarifaria, pero que requieren mayor frecuencia, y otras de limpieza que no están en la tarifa pero se necesitan.

¿Y en la libre competencia no se puede conseguir?

Un escenario de libre competencia supone un alto riesgo si se tiene en cuenta que bajo esta forma de prestación, las empresas son las que deciden hacia qué zonas o sectores de la ciudad focalizar su servicio. Existe la posibilidad de que se descarten zonas por su ubicación y por su propensión al no pago oportuno del servicio. Eso generaría un problema de cobertura y un riesgo de insalubridad en algunas comunidades. Y hay otras situaciones, como prácticas desleales en la oferta del servicio, captura irregular de usuarios, sobreprestación y conflictos en la operación en áreas de confluencia, doble facturación, disminución ficticia en los valores facturados, en perjuicio del usuario y de la calidad del servicio.

Es un esquema que garantiza cubrir zonas históricamente desatendidas como las rurales y los sectores de expansión, y permite promover la eficiencia

¿Y qué garantiza que con las ASE la ciudad sí tenga beneficios?

Es un esquema que garantiza cubrir zonas históricamente desatendidas como las rurales y los sectores de expansión, y permite promover la eficiencia. Y, en el caso particular de Bogotá, genera beneficios en los usuarios, tanto económicos como de calidad del servicio. Adicionalmente, facilita que el Distrito establezca reglas claras para que los recicladores tengan acceso cierto y seguro al material aprovechable, lo que les permite tener una remuneración vía tarifa por el aprovechamiento y, en forma independiente, la comercialización del material aprovechable.

¿Qué tan cierto es que se pueden bajar las tarifas?

Con base en la metodología regulatoria actual se pueden alcanzar distintos niveles de utilidad o retorno según las estrategias de cada oferente. Teniendo en cuenta los rendimientos a escala posibles en una ciudad como Bogotá y con una concesión de ocho años que garantiza un derecho exclusivo con productividades aseguradas, es posible aplicar un costo por debajo del techo regulado. Esto significa que sí es posible lograr una reducción tarifaria a favor de los usuarios.

¿Premiar a los oferentes por bajar la tarifa no afecta la calidad del servicio?


La reducción en el costo techo de referencia que sirve de insumo para el cálculo de la tarifa que se cobra al usuario aplica solo para los costos de barrido y limpieza, y recolección y transporte. El descuento es autónomo dentro de la voluntad del oferente y es el resultado de los análisis financieros que realice teniendo en cuenta su expectativa de ganancia o utilidad y los principios de suficiencia financiera definidos en la ley. Las reducciones ofertadas deben conservar los criterios de racionalidad económica y no suponen detrimento para el servicio, ya que tal ofrecimiento no les impide dar cumplimiento riguroso a las exigencias técnicas y operativas a que se obliga quien asuma el rol de prestador en la ciudad.

EL TIEMPO
* Concepto y redacción editorial: Unidad de Contenidos Especiales de EL TIEMPO. Con el patrocinio de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp).

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA