¿Cómo reacciona ante una emergencia? Bogotá tendrá un nuevo simulacro

¿Cómo reacciona ante una emergencia? Bogotá tendrá un nuevo simulacro

Varias de las lesiones que sufren las personas en un sismo son provocadas por no saber cómo actuar.

Simulacro de evacuación

La medida se realizó para preparar a los ciudadanos ante siniestros de grandes magnitudes, como un terremoto.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

24 de octubre 2017 , 06:01 p.m.

Lo único que con certeza se puede hacer ante un terremoto, un incendio, un ataque terrorista o cualquier tipo de catástrofe es estar lo mejor organizado y preparado con la comunidad para reducir las consecuencias mortales de esos eventos; por eso, los organismos de emergencias recalcan en la importancia de participar en los simulacros de evacuación, como el que se realizará el miércoles a las 10 a. m. en Bogotá.

Esta será la novena edición en la capital de este ejercicio de prevención, pero ¿qué se ha aprendido en ese tiempo? “Que la respuesta ante las emergencias es parte de la cultura ciudadana. Y que los siniestros no son solamente las grandes catástrofes, sino que pueden afectar, en su medida, a pequeñas comunidades: empresas, conjuntos, etc”, respondió el ingeniero Richard Vargas, director del Idiger (Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático).

Para este martes en la noche se registraba que 2'071.663 personas y 8.546 empresas participarían en la nueva jornada de prevención, según informaron en el Idiger. “En condiciones extremas nadie sabe cómo va a reaccionar, por lo que el simulacro es una forma de experimentar y practicar ante una emergencia”, explicó Vargas.

De hecho, según expertos, hay más víctimas en una catástrofe por no saber qué hacer ante un siniestro. “La prevención contribuye y sirve mucho. Se ha demostrado que un gran porcentaje de las lesiones que sufren las personas en un sismo se las provocan a sí mismos por no saber cómo actuar en una emergencia, así vivan en edificaciones con normas adecuados de sismorresistencia”, indicó Orlando Arroyo Amell, experto en sismos y docente en la facultad de Ingeniería Civil en la Universidad de la Sabana.

Por eso, en el Idiger insisten en que el mayor logro en las nueve ediciones de ese ejercicio de prevención es su apropiación por parte de las personas. “La ciudad ha crecido mucho en esa cultura, ya no es un asunto del sector público y de los organismos de emergencia, sino de todos los ciudadanos”, indicó Vargas.

Sin embargo, se sigue trabajando para mejorar en la reacción a cualquier catástrofe: se pasó de 12 a 19 Comités de Ayuda Mutua en los que empresas o comunidades se coordinan para prestarse asistencia en una emergencia; también, edificios, conjuntos y centros comerciales han establecido sus propios Puntos de Mando Unificado; y el año pasado se conformó el Centro Distrital Logístico y de Reserva, en el que se almacenan los equipos para atender siniestros.

Pero solo el día de una catástrofe se sabrá qué tanto aprendieron los ciudadanos en estos ejercicios. “Los simulacros ayudan a preparar a las personas, pero hasta que tengamos una emergencia se podrá medir su efecto”, concluyó Arroyo.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA