Los desafíos que enfrentan las ciudades de América Latina

Los desafíos que enfrentan las ciudades de América Latina

La CAF advierte que impacto del crecimiento urbano debe enfrentarse con gobernanza y planificación.

Panorámica de Bogotá

Para las empresas, la aglomeración urbana “significa la oportunidad de acceder a insumos y mano de obra calificada.

Foto:

Felipe Caicedo / Archivo EL TIEMPO

13 de septiembre 2017 , 07:56 a.m.

Gastarse una hora y veinte minutos yendo y viniendo al trabajo todos los días, respirar un aire cargado de partículas contaminantes producidas por el exceso de carros y motos y no poder acceder a vivienda por sus altos costos son tres de las dificultades que enfrentan las ciudades de América Latina como consecuencia de su desarrollo urbano.

Superar estos problemas pasa por tomar medidas de fondo, como garantizar infraestructura, para mejorar la movilidad, regular el uso de los carros y las motos a fin de que asuman los costos de la contaminación o la reduzcan y generar suelo para construir vivienda y superar la informalidad.

Así lo plantea en el ‘Reporte de Economía y Desarrollo 2017’ el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), que este año les planteó a las ciudades de la región los desafíos que deben enfrentar para lograr que el “crecimiento urbano genere acceso y oportunidades” para las personas y las empresas, en vez de costos como “la contaminación, el crimen, la informalidad y la pobreza”.

El estudio parte de un hecho que caracteriza a la mayor parte de las ciudades del continente: el crecimiento urbano es imposible de frenar: entre el 2010 y el 2015, la población que vive en áreas urbanas creció un 2 por ciento por año.

¨
El segundo punto consiste en que si el crecimiento urbano es informal, como ha ocurrido en la mayoría de las ciudades latinoamericanas por falta de planeación, se generan cinturones de pobreza. Entre 1995 y 2014 pasó de 200 millones a 880 millones el número de personas ubicadas en asentamientos informales y cinturones de pobreza, con servicios limitados y derechos de propiedad precarios.

Para la CAF, la clave es buscar un balance entre las ganancias y los costos que enfrentan las ciudades como consecuencia de la aglomeración de personas y de empresas generada por el crecimiento urbano.

Según el estudio, “la proximidad de personas facilita el intercambio de bienes, servicios y conocimientos, pero también encarece el suelo, favorece la transmisión de baterías, promueve la acumulación de desperdicios y acerca a los atracadores a sus posibles víctimas”.

Para las empresas, la aglomeración urbana “significa la oportunidad de acceder a insumos y mano de obra calificada, y de llegar de una manera más fácil a más consumidores”, pero si hay problemas de movilidad no hay beneficios.

Lograr transformar los problemas en oportunidades depende de la capacidad de las ciudades de generar empleos, atraer y formar trabajadores calificados, de cómo se ubican las empresas y los hogares en el territorio y cómo pueden trasladarse al interior de este. Todo esto implica regulación del uso del suelo (ubicación en el territorio), oferta e infraestructura de transporte (cómo se mueven las personas y las mercancías) y mercado de vivienda (calidad, disponibilidad y precio).

Nada de esto es posible, según el estudio, si las ciudades, en particular las más grandes y pobladas como Bogotá, México D. C., São Paulo o Buenos Aires, entre otras, no trabajan con perspectiva regional.

¨
Seis retos para evitar y superar los problemas que genera el crecimiento urbano
Gobernanza con los vecinos metropolitanos

Gobernanza, según el estudio, implica toma de decisiones e imple- mentación de políticas con la participación de diferentes niveles de gobierno, el sector privado y la sociedad civil. Es gobernanza metropolitana.

Lo primero es elegir un modelo de gobernanza viable, sostenible y con legitimidad política. La gran barrera por supe- rar es la desconfianza, para poder entrar en la etapa de coordinar y cofinanciar proyectos claves de impacto regional, como agua y saneamiento básico, transporte regional y la disposición final de los residuos.

Regulación del uso del suelo y planificación

La investigación señala que un gran reto de las ciudades es regular el uso del suelo, para garantizar orden en la ocupación del territorio y evitar especulación en el precio y escasez.

Para ello advierte la importancia de superar la falta de planificación que ha llevado a la informalidad y a los cinturones de pobreza, especialmente en las ciudades grandes e intermedias.

El otro punto es que esa regulación debe ser coordinada con los vecinos metropolitanos para que las normas de unos no generen impactos negativos en el entorno.

Eliminar cuellos de botella para la vivienda

Enfrentar la falta de suelo para generar vivienda y eliminar las barreras burocráticas que dificultan su construcción rápida, eficiente y con costos adecuados para las personas es el gran desafío en este frente.

El estudio plantea que sin importar el modo de tenencia, las personas deben poder satisfacer el derecho a una vivienda digna.

Por eso también plantea el desafío de mejorar la calidad de las actuales viviendas y de desarrollar una política de subsidios que facilite el acceso de personas de menores recursos.

Infraestructura y regulación para la movilidad

Garantizar la movilidad que les facilite la vida a los ciudadanos y minimice los costos de accesibilidad para las empresas es un desafío que impacta todas las metas de las ciudades.

Pasa, según el estudio, por reducir los tiempos de desplazamiento con infraestructura (calles, aceras, puentes y carriles para bicicletas) y con transporte eficiente.

El estudio dice que se requieren la regulación para promover el transporte público de calidad y acciones para enfrentar el impacto del uso del carro y las motos en la movilidad y en el ambiente.

Acciones para eliminar la contaminación

Enfrentar los efectos en la contaminación que genera la aglomeración de personas y empresas en las ciudades; en particular, la movilidad es el otro gran desafío urbano.
El estudio advierte que los altos niveles de crecimiento de la flota de carros y motos obliga a tomar medidas para regular su uso excesivo y garantizar que los usuarios de esos modos de transporte paguen por el impacto que generan en el ambiente y asuman su responsabilidad por aportar al costo de congestión urbana.

Fuentes de financiación  y tributos

Mejorar gestión y buscar nuevas fuentes de ingresos son parte de las tareas de las ciudades para garantizar un futuro sostenible.

Se propone asumir acciones para fortalecer la gestión a la hora de recaudar los impuestos a las propiedades inmobiliarias, la cual es precaria en el continente. Pero las ciudades deben explorar otras fuentes como contribuciones para recuperar parte de la valorización que genera la inversión en infraestructura, como en el caso del transporte.

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA