La lucha de una madre soltera que quiere triunfar

La lucha de una madre soltera que quiere triunfar

Diana Niño, de 25 años, tiene tres hijos pequeños y se resiste a no salir adelante.

La lucha de madres y padres jóvenes por salir adelanteEL TIEMPO acompañó la rutina de varias familias, algunas con madres cabeza de hogar, en su esfuerzo cotidiano por superarse. Gracias a la guardería del Politécnico Internacional, donde estudian, pueden dejar a sus hijos mientras asisten a clase.
La lucha de madres solteras y padres jóvenes por salir adelante
10 de agosto 2017 , 10:44 p.m.

En la silla azul del SITP, José Luis esboza una mueca de incomodidad. Ajusta 20 minutos cargando a su hermana menor, Mariana (de 4 años). Él, de 7 años, es el lazarillo que la guía todas las mañanas. Separada por un pasillo repleto de bogotanos, en otra silla preferencial, Diana Niño carga al menor de sus tres hijos, Santiago (2 años).

A pesar del gentío que a las seis de la mañana viaja en el bus, la madre se las arregla para ver entre bolsos y espaldas cómo van sus chiquitos.

–Siéntate de medio lado y deja que tu hermana se haga en la otra mitad–, le indica a José Luis, cuyo gesto se relaja al descargar el cuerpecito de Mariana. A ambos les cuelgan los pies, por lo que el niño agarra la manita de su hermana como si en ello se le fuera la vida. Apenas van en la mitad del recorrido y todavía les queda otro reto: ingresar a TransMilenio.

Son las 5:15 de la madrugada y Diana ya les ha servido aguapanela a sus pequeños, los ha vestido y, a pesar de la somnolencia propia de la hora, están listos para salir. Desde el barrio Santa Rita, en un rincón de Suba, debe ir con ellos hasta su institución educativa (Politécnico Internacional), ubicada en la calle 80 con carrera 68. Allí estudia Hotelería y, dice, “por fortuna” le ofrecen una guardería durante las tres horas que cada día asiste a clases, de 7 a 10 de la mañana. Paga 500 pesos por jornada de cuidado.

Gracias a la ayuda de su madre (Edilma Guerrero), esta mamá soltera arregla a sus tres hijos y sale cuando la luz del sol apenas se intuye. Un par de gallos, de una terraza vecina, cacarean al inicio de la jornada.

La lucha de una madre soltera que quiere triunfar

Uno de los momentos más duros del recorrido: el abordaje del SITP y, luego, TransMilenio.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

“Si nos fuéramos por la troncal de Suba nos tocaría arrancar a las 5 de la mañana”, apunta Diana en un instante de pausa. “Ahora solo me ayuda mi mamá, porque mi papá se murió hace 15 días: no ha sido tan fácil”.

Reto diario

"No va a aguantar más allá de esta noche", le dijo una enfermera que llamó desde el hospital, horas antes de fallecer el padre. Corrieron a verlo, a darle el último adiós, antes de que lo venciera una infección en la sangre.“Él era un empuje para nosotras, y a los niños les ha dado duro; lo extrañan mucho”, agrega después Diana (de 25 años).

La lucha de madres solteras y padres jóvenes por salir adelanteEL TIEMPO acompañó la rutina de varias familias, algunas con madres cabeza de hogar, en su esfuerzo cotidiano por superarse. Gracias a la guardería del Politécnico Internacional, donde estudian, pueden dejar a sus hijos mientras asisten a clase.
La lucha de madres solteras y padres jóvenes por salir adelante

Para bajarse del SITP, José Luis y Mariana saltan como si en frente tuvieran una piscina. El aterrizaje es afortunado. Detrás los sigue la madre, que los va arriando con su voz a través del portal 80, donde deben cruzar un puente, hacer fila y sortear toda clase de afanados que arriesgan con llevárselos por delante: “A la derecha... por la izquierda... suban las escaleras... coge a tu hermana de la mano”.

El ingreso al articulado resulta esta vez menos traumático que de costumbre (a veces ni le ceden el puesto). Encuentran dos sillas para acomodarse juntos. Santiago, que ha tosido desde que salieron (hace más de una hora), a pesar de la manta con que su mamá lo cobija, gime y señala la avenida cuando ve pasar un carro:

—Sí, bebé, un carrito.
—Mamá, un carro; mira, otro carro –agrega Mariana, para unirse a la conversación. Su capota fucsia combina con las medias calentadoras que lleva bajo la minifalda. José Luis, en cambio, va de yin y abrigo negro, cuya chompa es removida por su madre y le deja en evidencia la cabeza pelona: se parece a Krilin, el amigo de Gokú en la recordada 'Dragon Ball'.

La lucha de una madre soltera que quiere triunfar

Caminata final, antes de que Diana y los niños lleguen a estudiar y a la guardería.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

Diana, que en todo el viaje no ha descargado al menor de sus chicos, extiende el brazo sobre los otros dos y le peina a la niña su incipiente pelo. Pasan unos minutos tranquilos antes de dejar el articulado y salir a la estación de la calle 68: los aguardan más escaleras, el puente peatonal y cuatro cuadras más a pie, bajo una llovizna menuda que amenaza con transformarse en aguacero. No cargan sombrilla ni coche de bebé porque se haría todo más engorroso.

En cada metro que recorren, el mayor de la camada no suelta la mano de su hermanita. En los cruces peligrosos espera que su madre dé el aviso, antes de saltar a la calzada, emprender carrera y llegar a salvo hasta el andén contrario.

“El niño ahora es el hombre de la casa. Me ayuda demasiado y nunca le suelta la mano”, apunta la mamá, antes de llegar a estudiar. Una vez cruza la puerta de ingreso, se dirige a la guardería. Allí, la profe de turno recibe a los tres niños:

—Estos son los pañales –dice Diana, sacándolos de su morral.
—¿Y el tetero?
—Ya no está tomando.
—Muy bien –destaca la profesora, en tanto la madre ordena el aspecto de sus niños, les da besos y se retira como un ninja (para que el bebé no se torne en llanto). Si no fuera por la guardería, comenta, no tendría cómo pagarle a alguien para que cuide al chiquilín.

“Está tocando duro porque no tengo trabajo. Pero nos rebuscamos con rifas y trabajos los fines de semana; no soy de las que les gusta pedir. Sueño con tener mi propio restaurante-bar, pero, al final, todo lo hago por mis niños”, finaliza Diana, jadeante, y observando su reloj para ingresar en punto a la clase de 7 a. m.

Esposos jóvenes van por su titulación

Íngrid Amaya y Érik Brayan Benavides son padres jóvenes, se aman y tienen dos hijos: Cristopher Dylan y Sara.

Aunque la bebé (de 2 años) no estaba en sus planes, aseguran que cuando se enteraron del embarazo se alegraron. Él estudia Mecánica Dental y ella, Gestión Ambiental en el Politécnico Internacional, donde les cuidan a los niños mientras asisten a sus clases.

“Es una gran ayuda porque pagar por el cuidado de los niños es difícil para uno que está en una situación económica compleja”, dice Íngrid.

Martha Cecilia Rojas, una de las rectoras de esa institución, destaca el hecho de que gracias al programa de guardería, “que fue pionero en Bogotá (funciona desde el 2004) y no es gratuito, porque lo regalado no se valora, 120 niños pueden estar bajo nuestro cuidado en las diferentes sedes, mientras sus papás sacan adelante sus carreras.

Creo que esa es una demanda social importante que debíamos llenar”. El pago por día es de 600 pesos, aunque cuentan con las chiquibecas, con las cuales los padres con promedios superiores pueden llevar a sus hijos de manera gratuita.

En universidades como la Nacional y los Andes se han iniciado programas similares en los últimos años. Entre tanto, el observatorio 'Bogotá, Cómo Vamos' reseñó que los embarazos adolescentes (entre 10 y 19 años) vienen en descenso sostenido desde el 2012, cuando se presentaron 19.580 casos, frente a los 13.990 del 2016.

Nos vamos a graduar de las técnicas, pero la idea es seguir creciendo y apuntarle a ser profesionales”, advierte Érik.

FELIPE MOTOA FRANCO
En Twitter: felipemotoa

BOGOTÁ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA