Así se vivió en la calle 26 la espera del papamóvil

Así se vivió en la calle 26 la espera del papamóvil

Familias enteras se aglomeraron a los costados de esta vía desde temprano para lograr verlo

Papa en la 26

El recorrido del papa Francisco por la calle 26.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

07 de septiembre 2017 , 01:18 a.m.

A las 2:30 de la tarde ya no había ningún espacio en los costados de la calle 26, a la altura del Monumento de los Caídos: alrededor del medio día llegó la mayoría de personas, las más precavidas, que no querían perderse un detalle del paso del papa Francisco por esta calzada, una de las principales de Bogotá.

Marta Liliana Andrade viajó con su familia desde Neiva y juntos llegaron a la calle 26 a las 11:30 de la mañana: “vengo porque es una santidad y sobre todo por la bendición de los hogares”. Como Marta, muchos de los espectadores alimentaban la esperanza de que Francisco hiciera una parada y les dedicara unas palabras.

En el transcurso de la tarde más personas se unieron a la espera del Papa. Llegaron con menos expectativas: en general sólo esperaban “por lo menos verlo pasar”.

Claudia Mateus, estaba acompañada de su mamá. Ambas lucían camisetas con la fotografía de Francisco. Sus expectativas también eran modestas: lo único que pedían era “que nos traiga paz y tranquilidad”.

Los empleados de la Dirección General de la Policía Nacional, ubicada a un extremo de la Plaza de los Caídos, llegaron acompañados de sus familias y bajo la batuta de su párroco, Silverio Suárez. Valiéndose de un megáfono cantaron y rezaron en coro.

Músicos católicos a la espera del Papa

Músicos católicos a la espera del Papa

Foto:

Sara Castillejo Ditta / El Tiempo

Aglomeración a la espera del Papa

La premura por ver al pontífice hizo que los espectadores se valieran de todas las formas de ganar altura, utilizando incluso los tubos que sostienen el puente del TransMilenio de la estación CAD.

Foto:

Sara Castillejo Ditta / El Tiempo

La espera del papa mirando el celular

Algunos de los más madrugadores descansaron mientras cuidaban su puesto en la aglomeración.

Foto:

Sara Castillejo Ditta / El Tiempo

En un árbol esperando al Papa

Cuando se sintió la llegada de Francisco, quienes estaban amparados en un árbol se subieron a él como un reflejo de sus ganas de verlo.

Foto:

Sara Castillejo Ditta / El Tiempo

Pareja espera al Papa

La espera del Papa fue sobre todo un acontecimiento familiar, pero así como también hubo comunidades, grupos de amigos y mascotas, algunas parejas de jóvenes tampoco se lo perdieron.

Foto:

Sara Castillejo Ditta / El Tiempo

Panamá presente en la espera del Papa

No sólo ondearon banderas de Colombia en la espera, también hizo presencia una delegación de Panamá acompañados de su símbolo patrio.

Foto:

Sara Castillejo Ditta / El Tiempo

Uso de la vía cerrada por el Papa

Así como muchos asistieron a la cita con el Papa, otros tantos aprovecharon el cierre de las vías para salir a montar cicla.

Foto:

Sara Castillejo Ditta / El Tiempo

Un grupo de elegantes músicos transitó afanosamente de un lado a otro de la calzada durante toda la tarde, esperaban cantarle al Papa. Eran 42 en total e integraban la Tuna Nuestra Señora del Carmen. Viajaron desde Pasto para el encuentro, pero al final les quedó, como a buena parte de la concurrencia, un sinsabor: “Me siento bien”, dijo una integrante, “pero sí esperaba que el encuentro fuera más bonito”.

Y es que cuando por fin el papamóvil apareció ante los ojos de los cientos de espectadores ubicados en este tramo, sólo hubo tiempo para una foto barrida. Las esperanzas de un saludo aumentaron conforme la velocidad de la caravana disminuía, razón por la que gran cantidad de personas corrieron tras el Papa esperando que hiciera una estación. Pero la caravana no se detuvo. “Lo que pasa es que tiene que llegar a descansar”, se consolaron algunos mientras la multitud se dispersaba.

No obstante, una multitud que se cerró más adelante, cerca de la Universidad Nacional, sí logró detener por un momento al Papa. Desde que tomó la carrera 30, la velocidad del papamóvil se redujo y los feligreses pudieron verlo con un poco más de calma.

A pesar de lo fugaz de su saludo, las personas que estaban en familia o en comunidad se abrazaron emocionadas al paso del jerarca católico, los grupos de jóvenes comparaban las fotos que cada uno tomó en sus móviles, los más osados bajaron de los árboles y de los tubos del puente de la estación CAD de TransMilenio con una sonrisa. Cumplieron su cita con el personaje del siglo.

SARA CASTILLEJO DITTA
Escuela de Periodismo Multimedia EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA